Actualidad

Singer: respeto a la Carta de las Naciones Unidas se hace más imprescindible que nunca

Por Servicios de Acento.com.do


SANTO DOMINGO, República Dominicana.- José Singer Weisinger, embajador extraordinario y plenipotenciario de la República Dominicana en la misión especial ante el Consejo de Seguridad de la ONU, afirmó que es en los momentos de alta tensión, donde el respeto a las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas se hace más imprescindible y mandatorio que nunca.

"Nosotros, los pueblos de las Naciones Unidas estamos llamados a defender la Carta para proteger las generaciones presentes y futuras del mal de la guerra. Preservar la paz es fundamental para construir sociedades justas e inclusivas que ofrezcan la oportunidad a a las personas crecer en libertad, donde se garanticen sus derechos humanos, se asegure el crecimiento económico y la estabilidad política" dijo.

Lea íntegras las palabras Embajador José Singer en el debate abierto sobre importancia de la Carta de las Naciones Unidas

9 de enero de 2020

Sala del Consejo de Seguridad

Saludamos de manera especial la presencia del Secretario General, Antonio Guterres, así como de los señores Robinson y Yusuf. Les agradecemos los importantes aportes compartidos en sus exposiciones sobre este tema tan relevante y actual.

Es oportuno que nos reunamos hoy, conmemorando los 75 años de la Carta de las Naciones Unidas, para debatir la importancia de abordar los continuos desafíos al mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, tal y como nos lo exige el mundo actual en el que vivimos.

Es justamente en los momentos de alta tensión, donde el respeto a las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas se hace más imprescindible y mandatorio que nunca.

La Carta de las Naciones Unidas se encuentra lejos de ser un simple documento con directrices de derecho internacional. Este documento es la guía indispensable de todas las naciones hacia un camino común: la paz…ésta, va más a allá de mandatos a gobiernos, y de cuestiones de Estado; la Carta de la Naciones Unidas tiene como principal objetivo salvaguardar la dignidad del ser humano, a través del mantenimiento de la paz y la seguridad en el mundo.

Por tanto, la defensa de sus disposiciones no es una cuestión superflua, por el contrario, es una cuestión de humanidad y de dignidad que está en manos de todos nosotros. La República Dominicana se siente honrada de haber firmado la Carta de la Naciones Unidas y reafirma en este momento, en esta Sala, su compromiso de defenderla, promoverla y respetarla.

Nosotros, los pueblos de las Naciones Unidas estamos llamados a defender la Carta para proteger las generaciones presentes y futuras del mal de la guerra. Preservar la paz es fundamental para construir sociedades justas e inclusivas que ofrezcan la oportunidad a a las personas crecer en libertad, donde se garanticen sus derechos humanos, se asegure el crecimiento económico y la estabilidad política.

Señor presidente,

La República Dominicana quisiera resaltar la importancia de fomentar el arreglo pacífico de controversias, en el marco del multilateralismo, como mecanismo de prevención de conflictos, teniendo en cuenta las distintas herramientas que la Carta pone a disposición de los Estados para ello. Instamos a la comunidad internacional a restaurar la fe en el poder resolutorio del diálogo y la concertación, teniendo como norte la salvaguarda de la paz y la seguridad en todo el mundo, por encima de cualquier disputa e interés particular.

En adición, destacamos la necesidad de continuar trabajando en el fortalecimiento de la cultura de paz.

Las generaciones presentes y futuras deben percibir la paz como lo natural y el conflicto como el hecho aislado. Desarrollar una cultura de paz a través de la promoción de la Carta es una herramienta de prevención útil y de viable implementación por parte de los Estados, con la cooperación de los órganos regionales y subregionales de este consorcio de naciones.

Señor presidente,

Este es el hogar de todas las Naciones, donde los conflictos deben ser prevenidos y dirimidos, llevando a nuestros pueblos la esperanza de un futuro libre de guerras. Es aquí donde todos tenemos un punto de encuentro común hacia la construcción de un mundo mejor. La Carta es nuestro manual de convivencia pacífica; sigamos apostando por su defensa, respeto y promoción.

Permítame concluir recordando unas palabras del humanista dominicano de alcance continental, Don Pedro Henríquez Ureña quien afirmo que “el ideal de la civilización no es la unificación completa de todos los hombres y todos los países, sino la conservación de todas las diferencias dentro de una armonía”.

Muchas Gracias.

 

[video width="1920" height="1080" mp4="https://acento.com.do/wp-content/uploads/2520343_MTG-SC-8699-DOMINICAN-REPUBLIC-FL-09-JAN-20-AM.mp4"][/video]

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes