SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El rector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, (UASD),  Mateo Aquino Febrillet, anunció el cierre de los centros regionales de San Pedro de Macorís y Samaná como una de las consecuencias del déficit económico por el que atraviesa esa alta casa de estudios.

Aquino Febrillet afirmó que esos centros regionales entraron a trabajar con el compromiso de que los patronatos los apoyarían económicamente, pero según afirmó, el apoyo no ha llegado.

Sostuvo que ese centro ha estado funcionando de manera precaria, e indicó que de mil estudiantes inscritos en el centro de San Pedro  solo se inscribieron 80 en el último semestre, “y no es posible trabajar así”.

Explicó que se decidió mantener las clases de dos carreras hasta que se concluyan y cerrar las inscripciones de nuevos estudiantes. Informó además que los estudiantes de las  demás carreras rezagadas deberán trasladarse a los centros de  Hato Mayor,  Higuey o a la sede principal en Santo Domingo.

“Resulta que los patronatos reciben fondos del Gobierno, que según el acuerdo deben destinarlos a los centros regionales, pero esos fondos lo administran a su manera”

El rector de la UASD advirtió que otros centros podrían correr esa misma suerte debido a las precarias condiciones económicas con las que están funcionando.

“Resulta que los patronatos reciben fondos del Gobierno, que según el acuerdo deben destinarlos a los centros regionales, pero esos fondos lo administran a su manera”, expresó.

Aquino Febrillet afirmó que ha enviado comunicaciones a los patronatos detallando las cifras que se utilizado  en el primer semestre del 2011 para que repongan el dinero, pero que hasta ahora no han  recibido respuestas de ellos.

En otro orden, la máxima autoridad de la UASD informó que la regalía pascual  de los empleados está segura, sin embargo, dijo que aún no tienen la fecha en que le será entregada.

Indicó que la UASD está a la espera de que sea depositado en la cuenta bancaria de la universidad alrededor de  320 millones de pesos, procedente de un préstamo, que serán destinados para el pago del salario número 13 de los empleados.