Fallecimientos de recién nacidos suben a 3,395 de los 3,136 del año 2017

La alta tasa de mortalidad neonatal de la República Dominicana registró al finalizar el año 2018 un triste récord, pero el Gobierno ya adoptó algunas de las medidas urgentes y necesarias que se supone ayudarán a revertir esta macabra realidad. Será difícil, no obstante, reducir drásticamente estas cifras si persiste el aborto clandestino.
Aldo Rodríguez Villouta - 8 de enero de 2019 - 3:41 pm - Deja un comentario

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Fueron 3,395 los recién nacidos que murieron a las pocas horas o a los pocos días. Fueron casi trescientos más que el año previo (3,136 del año 2017), se confirma en el último boletín de la Dirección General de Epidemiología que aparece publicado hoy en la web del Ministerio de Salud Pública.

“La prioridad de este 2019 es disminuir la mortalidad neonatal y la  mortalidad materna que ha sido un tema histórico, estructural, del sistema dominicano (de salud) que, como siempre he dicho, no se justifica, porque un país con ingresos medios como el nuestro, con esa condición socioeconómica, no se corresponde a estas tasas” de mortalidad, reaccionó el director del Servicio Nacional de Salud, Chanel Rosa Chupany.

Pero ya en el transcurso del año recién finalizado, añadió, “se tomaron medias importantes que nosotros creemos y esperamos que harán que este año 2019 esas tasas van a disminuir”.

Rosa Chapuny aludió con ello a los acuerdos firmados recientemente con organizaciones internacionales tales como Unicef y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para capacitar a personal médico. También, a la construcción y modernización de salas de parto y de cuidados intensivos neonatales, principalmente.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) mantiene a la República Dominicana entre los países con mayor mortalidad de recién nacidos, tres cuartas partes de ellos (74 %) durante el primer mes de vida, lo que arroja una tasa de 20,8 por mil nacidos vivos. Es decir, 1 de cada 48 recién nacidos muere antes de los 28 días.

El SNS ejecuta con el apoyo de UNICEF la estrategia “Metodología para la Observación de los Procesos de Atención y Humanización en los Servicios Materno y Neonatal en el Marco de la Mejora Continua de la Calidad”, que procura el cumplimiento de los protocolos para la mejora de la calidad de la atención a las madres y sus bebés durante el embarazo, parto, posparto y la atención al recién nacido.
El director del SNS destacó que para este programa fueron ampliados de 12 a 20 los hospitales en que se implementa y contratados 20 médicos familiares.
También se designó un equipo de observadores de la práctica clínica, seleccionado y capacitado por UNICEF, que supervisará en los hospitales el cumplimiento de los procedimientos dirigidos a reducir la mortalidad materna neonatal.
Con la Sociedad Iberoamericana de Neonatología (SIBEN) el SNS firmó un acuerdo para mejorar la sobrevida neonatal, mientras que,con la OPS ejecuta el llamado Colaborativo de Enseñanza que consiste en la capacitación de apego a los protocolos de atención materno infantil para mejorar los servicios en cinco hospitales estratégicamente seleccionados: Reneé Klang de Guzmán en Santiago, Antonio Musa en San Pedro de Macorís y las maternidades La Altagracia, San Lorenzo de Los Mina y de la Mujer Dominicana, en Santo Domingo.
De igual manera, el SNS junto a la OPS/OMS implementa la Guía de Adherencia a Protocolos de Atención Obstétrica y Neonatal que permite optimizar el desempeño del recurso humano en salud para garantizar la calidad en la atención a las madres y los recién nacidos.

Muerte de parturientas

El boletín ministerial también da cuenta de la muerte de 189 parturientas durante el año 2018 (191 de 2017), lo que contabiliza decesos en clínicas y hospitales funcionando con normalidad.

No han cifras oficiales consolidadas sobre el impacto de abortos clandestinos, debido a que esta práctica está legalmente penalizada.

La despenalización del aborto en algunas de las tres causales (cuando corre riesgo la vida de la mujer, cuando el embarazo es producto de violación o incesto y cuando el embarazo es inviable) es reclamado por diversos colectivos que argumentan que así habrá una reducción real de las actuales cifras macabras.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.