Trump recula de nuevo, no declarará de inmediato la emergencia sobre el muro

Foto: Acento.com.do/Archivo/Donald Trump.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.-Los recursos del presidente de Estados Unidos, Donal Trump, se están agotando, comentó POLITICO. Probó con el llamado desde la Oficina Oval y salió de una negociación. Bajó a la frontera, hizo una entrevista con Sean Hannity de Fox News y lanzó sus habituales ataques de Twitter, pero ninguno de ellos ha movido la aguja.

El Presidente dijo el viernes que no tiene planes inmediatos para declarar una emergencia nacional para financiar la construcción de un muro en la frontera entre Estados Unidos y México, e instó a los demócratas a votar sobre el asunto.

“Lo que no estamos buscando hacer ahora es (declarar) una emergencia nacional”, dijo Trump en una reunión de la Casa Blanca sobre seguridad fronteriza. Posteriormente, calificó a una emergencia nacional una “solución fácil”. “No lo voy a hacer tan rápido”, agregó.

El aparente cambio de ánimo de Trump echó atrás días de señales de que pronto podría declarar la emergencia en medio de un prolongado enfrentamiento con los demócratas por un cierre parcial del gobierno federal.

Los agricultores sienten una mordida del paro forzoso. Muchos de ellos, componentes de la base leal de Trump en la “América rural”, no pueden llegar a fin de mes y están considerando abandonar sus cultivos.El empleado del Servicio Forestal Gordy Sachs y su esposa están escatimando los gastos diarios y perdiendo el sueño. “Todos tenemos facturas que pagar. Todos tenemos que comer”

El Presidente se enfrentó a un fuerte rechazo, incluso de republicanos, a la idea de declarar una emergencia nacional. “Aquí es donde les pido a los demócratas que vuelvan a Washington y voten por el dinero para superar la barrera”, agregó Trump. “No me importa como lo nombran. Pueden llamarlo melocotones”.

Si el Presidente declara una emergencia nacional, cabría la idea de que abrirá el gobierno de inmediato, y las cosas volverán a ser normales. Pero no hay que creer eso, dice POLITICO, citando a Gaby Orr. “No lo crea. Podría suceder, suponemos, pero ¿por qué? Hasta que la tinta esté en la factura, no hay razón para hacer más predicciones”

Hasta ahora, 12 republicanos de la Cámara de Representantes han roto filas y votado por los proyectos de ley para reabrir partes del gobierno. Si el estancamiento no termina la próxima semana, los demócratas no se irán al receso de Martin Luther King Jr. y continuarán votando sobre estas medidas.

¿Se apartarán más republicanos a medida que aumenta el dolor de la parada? Esa podría ser la dinámica que cambie esta lucha si suficientes republicanos desertan de Trump y piden que se abra el gobierno.

Este ya es el cierre del gobierno más largo en la historia de Estados Unidos. Todo es diferente en este. Y no hay final a la vista.

“En cierres anteriores, todos en el Congreso están allí hasta la medianoche, celebrando conferencias de prensa, tratando de aprobar facturas, tratando de ganar el ´juego de la culpa´”, dijeron reporteros de The Washington Post que han estado cubriendo el cierre. “Y luego, en los días que siguen, todos se quedan haciendo lo mismo: Conferencias de prensa, votando en el piso, culpando al otro lado y tratando de ganar la guerra de la opinión pública. Esta vez, nada de eso tuvo lugar hasta dos semanas después del cierre parcial”.

Tampoco está claro qué viene ahora.

Los agricultores sienten una mordida del paro forzoso. Muchos de ellos, componentes de la base leal de Trump en la “América rural”, no pueden llegar a fin de mes y están considerando abandonar sus cultivos.

El empleado del Servicio Forestal Gordy Sachs y su esposa están escatimando los gastos diarios y perdiendo el sueño. “Todos tenemos facturas que pagar. Todos tenemos que comer”.

Además, el cierre parcial continúa generando efectos colaterales en cadena en todo el gobierno en enero, al cerrar las agencias y los programas que operaban con fondos sobrantes y poniendo en peligro a otros. Cientos de miles de empleados federales perderán un cheque de pago al final de esta semana, aumentando las apuestas en el continuo estancamiento. Para los trabajadores parados, los primeros cheques de pago que no recibieron aumentan la ansiedad.

La Casa Blanca ya comenzó a planificar para que el cierre se extienda hasta febrero.

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Contáctanos vía WhatsApp y haz tus denuncias aquí