Una nueva semana a oscuras, políticamente

La batalla de los dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana, en el gobierno, actualmente es más encarnizada y virulenta que la lucha política de los opositores contra el gobierno.

Se entiende que los líderes de la oposición se opongan a todo cuanto realicen las autoridades, o rechacen sus políticas públicas, o critiquen las obras gubernamentales por costosas, ineficientes o porque al realizarlas se cometieron actos de corrupción.

Lo que resulta paradójico es que la obra de gobierno resulte cuestionada, puesta en duda, o los líderes del partido de gobierno sean puestos en evidencia en sus actos públicos o privados, porque los dirigentes que se pelean por candidaturas están convencidos de que les resulta más beneficioso políticamente promover esos cuestionamientos. Si son de un mismo partido ¿qué dirán justificando su actuación si precisamente con la bandera y las siglas de esa organización es que van a competir en las próximas elecciones?

Lo que están haciendo ahora los dirigentes del PLD fue lo que hicieron en el pasado los dirigentes del Partido Revolucionario Dominicano, que se pelearon tanto que la gente se hartó de ellos y los dejó fuera del gobierno. No olvidemos que ese partido se dividió varias veces, siendo gobierno, y le brotaron organizaciones que esencialmente tenían sentido atacando a sus antiguos compañeros.

La división es uno de los grandes males del sistema político dominicano. Además del PRD, que se dividió muchas veces, incluyendo el último desprendimiento del que surgió el Partido Revolucionario Moderno, está seriamente fraccionado el Partido Reformista Social Cristiano. Esa organización es la que más tiempo había gobernado, pero a la muerte del doctor Balaguer ha sufrido numerosos fraccionamientos y hoy es tan pequeña y están tan desprestigiada, que es una de las entidades políticas que carece de interés, a no ser por las sorpresas que producen algunas de las maniobras de sus directivos.

El PRD y el PRSC fueron las dos fuerzas políticas que dominaron por muchos años el escenario político. Eran la fuerza bipartidista del país, con vocación de alternarse en el poder. Pero se fraccionaron tanto, que surgió un tercer partido que aprovechó las divisiones de sus adversarios para alcanzar el poder y mantenerlo, como lo ha hecho el Partido de la Liberación Dominicana.

El poder pareciera tener la posibilidad de dividir a los partidos. El PLD fue una entidad cohesionada, pero en la medida que han pasado los años, se ha ido fragmentando en capillas, como las que hoy levantan su presidente Leonel Fernández, y Danilo Medina, presidente de la República.

En el caso del doctor Fernández la situación es más llamativa. El ha sido presidente de la República en tres ocasiones, y defiende la política de que la Constitución establezca que una persona puede gobernar una vez y reelegirse una vez, y nunca más. Pero además, el doctor Fernández, al salir de la presidencia en el 2012 pudo dedicarse a organizar el partido del que era presidente. No lo hizo, y prefirió dedicarse a consolidar un grupo de seguidores dentro del PLD, y hoy está cosechando los frutos de esas decisiones erróneas que adoptó hace siete años.

Medina, por su lado, se dedicó a su gobierno, pero pensando en la reelección del 2015, que consiguió no sin dificultades. Consolidó su grupo, realizó acciones oficiales para transformar la sociedad, según sus palabras, hacer lo que nunca se había hecho, pero le queda el temor de que todo cuanto ha realizado podría derrumbarse en poco tiempo si saliera del gobierno. Y por eso, sus seguidores le reclaman que cambie la Constitución y pueda quedarse.

Una cosa y otra, Leonel y Danilo, dentro del Partido de la Liberación Dominicana, tienen el país en tensión. Semana tras semana la tensión crece, los insultos y declaraciones amenazantes siguen, y los congresistas baten un caldero de rumores que no se detiene y que incluye sobornos, amenazas, retaliaciones, denuncias y cuantas excentricidades es posible oír en este terreno.

Ojalá que esta semana concluyan los rumores y declaraciones políticas que mantienen el país en ascuas, sin otra cosa que la política con miras al proceso electoral del próximo año.

encuesta

¿Cree usted que los partidos cumplirán el mandato legal de incluir de 40 a 60% de mujeres en las candidaturas?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.