Cápsulas etnográficas

Niñas y niños huérfanos de feminicidios 

Los hechos recientes de feminicidios han provocado gran consternación, entre ellos tenemos casos que muestran la fragilidad del sistema de justicia con prácticas de corrupción e impunidad en la que los agresores quedan libres, favoreciendo así la ejecución de los crímenes. Como ocurrió con Anibel González y la joven asesinada cuyos hijos a cargo de su madre quedaron doblemente huérfanos, con la muerte de esta última al presenciar la libertad del feminicida y su festejo del asesinato.

¿Qué pasa con la niñez y adolescencia huérfana producto de feminicidios?

No contamos con registros exhaustivos sobre la cantidad de niños, niñas y adolescentes huérfanos de feminicidios en nuestro país. Mucho menos sobre la respuesta de protección que reciben estos.

En muchos casos las familias de la víctima asumen la responsabilidad de acoger a esta niñez huérfana o los distribuyen en diferentes hogares de vecinos, familiares lejanos o amistades. Otros pasan a los hogares dispuestos por CONANI, Ministerio de la Mujer o de instituciones religiosas. Algunos se quedan en situación de calle.

En estudios etnográficos realizados con entrevistas a niñez en situación de calle, encontramos varios casos que su condición de calle es producto de violencia de genero en sus distintas manifestaciones. Algunos han enfrentado a sus padres y/o padrastros porque le pegan a sus madres y se tienen que ir del hogar para salvarse, otros han vivido el asesinato de su madre a cargo de su padre. “Cogen calle” como una salida de ese círculo de violencia o como una estrategia para salvarse.  Además de la violencia vivida siguen sufriendo maltrato, discriminación y exclusión de la sociedad.

La niñez huérfana de estratos pobres no recibe terapia ni tratamiento psicológico para manejar toda la situación que vivieron de violencia y maltrato de su padre contra su madre hasta llegar al feminicidio. Muchas veces asisten a centros educativos donde se les solicita que describan su familia, su padre, su madre, e incluso le llegan a pedir fotos, empeorando su situación.

El manejo de modelos únicos de familias nucleares como la familia modelo en el sistema educativo se convierte en un ejercicio de violencia psicológica hacia esta niñez y adolescencia, así como aquellos/as que viven en familias monoparentales y extensas.

El tratamiento de los feminicidios en nuestro país debe ser profundizado en todas sus raíces y vertientes. Seguir ocultando la violencia de género y los feminicidios dentro de la categoría de violencia intrafamiliar no favorece a las mujeres, ni a la niñez y adolescencia huérfana de estos.

Las mujeres son golpeadas por sus parejas y ex parejas frecuentemente, no registrarlo de forma diferenciada como violencia de género, provoca su desprotección y la de sus hijos e hijas. En la violencia intrafamiliar puede suceder el maltrato infantil que conlleva otro tipo de abordaje diferente en sus causas, prevención e intervención que el que se le debe dar a la violencia de género. Son problemáticas distintas muy frecuentes ambas que demandan servicios y procesos diferenciados.

Es necesario el reconocimiento de la violencia de género como un fenómeno normalizado social y culturalmente que necesita cambios desde la construcción cultural de la masculinidad. Igualmente reconocer la existencia de una niñez y adolescencia que se queda en la orfandad y que es invisible ante los ojos del sistema educativo y las comunidades, sufriendo con ello exclusión, bullying y revictimización.

encuesta

¿Cree usted que la Suprema Corte de Justicia está dirigiendo de manera correcta el juicio del caso Odebrecht?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.