Didáctica

Finalizando el año escolar

Nos preparamos con entusiasmo para el inicio de cada nuevo año escolar, esperando y deseando los mejores resultados. Al pasar las 42 semanas de clases, terminamos con las pruebas, celebraciones de graduación, y, sobre todo, con mucho cansancio y en espera de unas merecidas vacaciones.

Es común que estudiantes y docentes estén desesperados por terminar  y no tengan mucho ánimo, pero la forma como finaliza el año escolar es tan importante como su inicio. Es el cierre de una etapa, de un grado o de un ciclo, en el cual se han vivido experiencias únicas de desarrollo, aprendizaje y de vínculos afectivos que deben ser celebradas. Lamentablemente, muchas veces se desaprovecha y se deja pasar esta última oportunidad de disfrutar y aprender junto a nuestros estudiantes.

Estos últimos días pueden ser utilizados para reflexionar, medir los avances, logros y oportunidades, así como para visualizar el próximo año escolar y preparar la transición. En la mayoría de los centros el equipo docente se queda varias semanas planificando y organizando luego de que los estudiantes salen y finalizan con una actividad el día del maestro.

No siempre se termina como se quisiera. Recientemente circularon unos videos de fin de año escolar en los que estudiantes de distintos centros educativos rompieron cuadernos en las calles y destruyeron pupitres en el aula, causando desorden y caos con actitud y comportamiento inadecuados. No hay justificación alguna para actuar de esa manera y se debe asegurar que dichos estudiantes asuman las consecuencias correspondientes. Sin embargo, fueron capaces de hacerlo. Y al hacerlo ponen en evidencia sus propias debilidades y las nuestras como sociedad.

Recuerdo cuando un docente me dijo que su periodo de clase duraba muy poco y pasaba muy rápido para el poder hacer una diferencia, para poder impactar a sus estudiantes, quienes representan un reto. Y le respondí: “tienes 45 minutos en cada periodo de clase con ellos. Pueden ser muchos o pocos, pero son 45 minutos en los que puedes decidir si hacer mucho o poco. Ese tiempo se multiplica por las veces que se imparte la asignatura en el año escolar y puede tener gran valor si lo aprovechas”. En vez de quejarnos porque la sociedad está mal o porque los padres no hacen lo que tienen que hacer, actuemos y veremos mejores resultados. Una forma de hacerlo es estableciendo límites sanos y claros en la escuela, promoviendo la verdadera autonomía moral y cognitiva en nuestros estudiantes.

Un año escolar exitoso termina bien. Esto implica que todos sienten la satisfacción de haber logrado, de una forma u otra, lo esperado y planificado a lo largo del mismo. Implica que docentes y estudiantes han construido una comunidad de crecimiento y aprendizaje en un ambiente positivo. Implica también que se ha sembrado y se cosechan los frutos del deber cumplido y del trabajo bien hecho.

Si esto se ha logrado, los estudiantes estarán agradecidos y serán incapaces de burlarse, de faltar al respeto o de cometer actos inapropiados. Expresarán alegría y sentirán un poco de tristeza por la despedida de un buen docente, de sus amigos y por la finalización del año.

Reflexionemos:

¿Cómo está terminando este año escolar?

¿Están los estudiantes satisfechos y agradecidos?

¿Sienten los docentes que sus estudiantes lograron lo esperado?

Ahora vienen las vacaciones y con ellas las oportunidades para desconectarse, relajarse y recargar pilas. También para reflexionar sobre el próximo año escolar y cómo se desea que termine. Esto determinará como va a comenzar…

encuesta

¿Cree usted que solo el 10% de los peledeistas apoye a Leonel Fernández, como se afirma en el PLD?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.