Fogaraté

Y, sin embargo, te quiero

Una veintena de fuentes sin una gota de agua (la Primada carece de abolengo). Un Antón de Montesinos que quedó congelado en bronce silencioso (Santo Domingo es un desorden de héroes en lugares insólitos). Sus avenidas huérfanas de sombras (caminar por sus camellones se ha hecho imposible, ni siquiera en domingo). Un escándalo citadino  que nace y se reproduce en mil motores sin muflers (la Capítal es una brutal aldea recrecida). Cinco puentes que unen de polo a polo la miseria y miles de sospechosos que se esconden tras los vidrios ahumados de un carro exonerado. (En fin, si uno no la quisiera tanto Santo Domingo sería una porquería).

encuesta

¿Ha leído usted la ordenanza del Ministerio de Educación para la equidad de género?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.