Justicia y bien común

Exijamos probidad a los candidatos (Parte II)

El dirigente político y economista Guillermo Caram hizo algunos planteamientos muy interesantes, con los cuales coincidimos, pero lo más relevante es la pregunta que se hace, siendo oportuno citar: ¿Quien podrá comprometerse con la ciudadanía a suscribir un contrato para realizar ese “gran cambio…radical y hasta revolucionario” para apartarnos del mal camino y reesperanzarnos?

También argumenta el ingeniero Caram que “Resulta imposible lograrlo con tradicionales procederes caracterizados por promeserismos, clientelismos y masificación; inapropiados para asumir compromisos.” Y nosotros le agregamos ni con partidos ni políticos rancios en su mayoría corruptos y desconectados de la realidad social.

Y lo refuerza con certeras recomendaciones el ex gobernador del Banco Central: “Cualquiera podrá hacerlo si modifican su esquema de accionar. Si se comprometen a suscribir con la nación un contrato para cumplir agendas con plazos conminatorios para lo que indefectiblemente hay que hacer: Imponer autoridad, orden, respeto y disciplina; una economía generadora de puestos de trabajos, producción de bienes para mejor vivir, equilibrar finanzas públicas para que el ahorro privado quede circulando, combatir corrupción, mejorar servicios públicos, ordenar territorio, preservar ambiente y recuperar dignidad nacional. Obviamente tendría que demostrarse valor y coraje para asumir esta iniciativa; proponerla y convencer. Disponer de voluntad y capacidad de ejecución.”

Nos satisface grandemente combinar con dicha visión y se hace obligatorio añadir que ese pacto o contrato propuesto ya está, y lo es nuestra Constitución, recomendando dos cosas puntuales para mejorarla y fortalecer la garantía de ser respetada, con institucionalidad y ética en la administración pública, que son: La Asamblea Constituyente para que solo el pueblo pueda decidir en cuanto a la reforma constitucional y el Referendo Revocatorio para destituir a cualquier funcionario, (en especial al presidente) cuando le falle al pueblo, único soberano.

Al aspirar como candidato presidencial independiente me comprometo a continuar como lo he estado haciendo desde hace mucho tiempo y marcar un precedente practicando la política como la ciencia más pura y digna luego de la filosofía, así lo profesaba Juan Pablo Duarte. También, con sensibilidad humana, solidaridad y empatía social, donde se debe ir a servir y garantizar el bien común.

Anunciamos el nacimiento del movimiento político “Todo por la Patria”, basado en el principio de soberanía sustentado en la Constitución, la ley y el orden como guía de patriotismo, garantía de protección, de defensa de los derechos y libertades de los dominicanos con sensibilidad humana.

Nuestro pueblo es merecedor de un presidente y autoridades en general responsables y comprometidos con la vocación de servicio y amor por la patria, para rescatar los valores y la integridad familiar; de familias sanas se desprenden funcionarios honestos y por ende una sociedad sana y un Estado fuerte.

Ya es tiempo de que a los menores, a los envejecientes, jóvenes, madres solteras, a las personas con necesidades especiales y a los discapacitados les sean respetados y protegidos sus derechos y libertades, como los segmentos más vulnerables de nuestra sociedad.

Ya es tiempo de que nuestro medio ambiente, flora, fauna y todos los ecosistemas sean protegidos, defendidos, y saneados los que ya han sido contaminados, para asegurar la calidad de vida de nuestras futuras generaciones.

Ya es tiempo de que nuestro medio ambiente, flora, fauna y todos los ecosistemas sean protegidos, defendidos, y saneados los que ya han sido contaminados, para asegurar la calidad de vida de nuestras futuras generaciones.

Ya es tiempo de que las autoridades, comenzando por el presidente de la República, conozcan, cumplan, apliquen y hagan respetar la Constitución.

Ya es tiempo de que se respete la soberanía y renazca el principio de autoridad perdidos y mancillados por los últimos gobiernos, resaltando en ello el compromiso de resolver el desorden migratorio, salvaguardar los espacios aéreos, marítimos y terrestres de nuestras fronteras de manera estricta.

Este tema en particular será complementado con unas Fuerzas Armadas, Policía Nacional y demás organismos de seguridad bien pagados, bien entrenados, bien tratados, bien equipados, a la altura de los estándares internacionales, y para ello dispondremos de salarios dignos, equivalente a mil dólares al mes, con presupuesto suficiente para los servicios de seguridad en general, , seguridad social, plan de viviendas a bajo costo e intereses, plan de transporte, plan de dietas, tres comidas en días laborables, plan de recreación y vacaciones, con gimnasio y otras atracciones para ellos y sus familias. Todo esto, inclusive a los veteranos pensionados y sus familias.

Ya es tiempo de que nuestro país esté a la altura de los primeros lugares de calidad en todos los niveles de la educación, con un plan ambicioso para desarrollo de cada área de esta (ciencia, tecnología, deporte, cultura, arte, talentos en general. Internet gratuito). No dejaremos ni un sueño frustrado de ningún ciudadano si de la inversión pública y de la voluntad política depende. Un plan de educación cívica, ética y moral obligatoria, continua y permanente a todos los niveles.

*El autor es aspirante presidencial independiente, mayor general retirado PN, periodista, activista social, miembro fundador y vocero de la Asociación de Policías y Militares Activos y Jubilados Dominicanos, APODOM, Pro Dignidad y Derechos. Incluye a todos los veteranos. Dios les bendiga siempre, pueblo dominicano. Todo por la patria.

 

encuesta

¿Cree usted que Gonzalo ya aventaja a Leonel con 6%, según afirmó?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.