Paradigmas

Educación y política

Desde el Centro de Cultura Contemporánea, el pensador Henry Giroux ha retomado el problema del fin de la educación, a propósito de la publicación de su nuevo libro La guerra del neoliberalismo contra la educación superior.

Giroux critica uno de los supuestos incuestionables de la cultura contemporánea, que la educación tenga como finalidad capacitar para el mercado laboral. Es el dogma neoliberal, que somete todas las esferas de la vida a la dictadura del cálculo economicista. El dogma se ha convertido en parte de nuestras vidas cotidianas hasta tal punto que un presidente se ha permitido bromear sobre el hecho de preferir el pensamiento crítico a ser competitivos.

La broma no es ingenua. Que un presidente asociado a la extrema derecha se burle del pensamiento crítico y que considere innecesarias las disciplinas humanísticas es lógico y esperable.

Lo inadmisible es que, si defendemos formas de vida democráticas, compartamos el dogma del totalitarismo económico. Laborar es parte de la vida, pero la vida no se reduce a laborar. Como tampoco a consumir. Podemos ser unas marionetas tratando de calmar nuestra angustia existencial compitiendo y consumiendo. O podemos convertir el trabajo en lo que debe ser, parte de la realización personal; sin excluir otras facetas de la vida, como el ejercicio de nuestra racionalidad, de nuestra capacidad de pensar críticamente.

Giroux ha señalado (ʺLa crisis de la escuela es la crisis de la democraciaʺ, 14-5-2019) que no se debe educar para trabajar, sino para el tipo de sociedad donde queremos vivir. Podemos fomentar un tipo de educación que potencie ciudadanos con las habilidades para el debate crítico, la tolerancia, la empatía y el conocimiento de las tradiciones de pensamiento que han conformado nuestras formas de mirar el mundo. O podemos elegir un tipo de sociedad conformada por tecnócratas eficientes, pero acríticos, intolerantes, emocionalmente castrados, ignorantes de su pasado y de su presente. Será una sociedad de fanáticos del consumo y de la tecnología, pero al fin y al cabo, de fanáticos.

encuesta

¿Cree usted que el mensaje de Margarita Cedeño conducirá a la unidad de Danilo Medina y Leonel Fernández?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.