La columna de Miguel Guerrero

El fantasma de la reelección

Resultan risibles las protestas de sectores que vaticinan una catástrofe si llegara a reformarse la Constitución para permitirle al presidente Danilo Medina presentarse para un tercer mandato, porque todas las reformas en la vida democrática nacional desde la caída de la tiranía de Trujillo han tenido como meta la reelección, sea para impedirla o restablecerla. Y la nación no se ha hundido todavía y dudo que eso ocurra.

La primera se remonta a 1966, tras el regreso al poder de Joaquín Balaguer, quien ya había sido dos veces presidente, ninguna  por la vía electoral. Esa  Constitución no hacía deliberadamente referencia al tema, por lo que basado en el principio de que lo no prohibido es permitido, le dio al líder reformista oportunidad de reelegirse cuantas veces  pudo. Como consecuencia de la crisis post electoral de 1994, en la que se le acusó de ganar las elecciones por medios fraudulentos, se llegó a un acuerdo político para preservar el orden  y evitar el caos institucional. La reforma  le redujo el periodo a dos años, convocó a elecciones anticipadas, se modificó el sistema electoral y se prohibió la reelección.

En el 2003, el PRD, usó su mayoría en el Congreso para reformarla de nuevo restableciendo el principio de la reelección por dos mandatos y “nunca más”, con el único propósito de permitirle al presidente en ejercicio, Hipólito Mejía, intentar  infructuosamente la reelección, permitiéndole  en cambio al expresidente Leonel Fernández (1996-2000) reconquistar el poder por dos periodos. A sabiendas de que su carrera presidencial  expiraba, Fernández impulsó una nueva reforma para rehabilitarse después de un periodo intermedio.  La reforma  siguiente, en el  2015, le devolvió  a Medina la oportunidad de reelegirse, lo  que la del 2010 le había quitado. De manera que esa ha sido la historia y lejos de colapsar el país ha seguido avanzado y su economía creciendo.

encuesta

¿Cree usted que los jueces de la Suprema Corte debieron de inhibirse en caso Odebrecht ante cuestionamientos de la defensa?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.