Arquitectura y energía

La fachada ligera

Conociendo ya un poco, por el artículo anterior, una definición del concepto de envolvente, invitamos al lector a que realicemos juntos un breve recorrido por el tipo de evolvente aplicada sobre del eje y,  la fachada; y dentro de este tipo de envolvente la versión ligera de la misma.

En el manual de ASEFAVE (Asociación Española de Fabricantes de Fachadas Ligeras y Ventanas), nos viene una definición que copiaremos casi literalmente y que ellos, a su vez,  toman de la norma europea UNE-EN 13119: una fachada ligera es la piel exterior del edificio,  realizada con enmarcados de metal, madera, o PVC-U ( Polyvinyl Chloride – Unplasticized, en español policloruro de vinilo no plastificado), en forma de montantes y travesaños que hacen la veces de estructura del cerramiento,   que a su vez se ancla a una estructura portante del edificio, sea algún muro o forjado (losa de hormigón). Evidentemente estos paneles que se forman en la fachada ligera pueden ser practicables o no, según el uso asignado.

Tal como su nombre indica, al ser ligera, este tipo de fachada no supone un elemento de cerramiento tan pesado como pudiera ser una fábrica de ladrillos o una fábrica de bloques (recordemos que llamamos fábrica a la formación de un muro o tabique con los elementos mencionados), y que desde luego no juega un papel estructural solidario con el resto del edificio, no contribuyendo al soporte de la carga o a la estabilidad del mismo.

Como una deformación profesional confesa, al autor de estas líneas le gusta pensar que de alguna manera Le Corbusier, en uno de sus cinco puntos para una nueva arquitectura, al tocar el tema de la fachada, exenta de la estructura del edificio, abría un buen camino alternativo, uno más, hacia el desarrollo de una fachada libre, más ligera. Al lector que perdone la licencia filosófica de este enfoque, pero no podemos evitar encontrar al maestro aún en las cosas que nada tenían que ver con él.

Lo cierto es que si hablamos del paradigma de las fachadas ligeras tendríamos que hablar del famoso edificio Seagram de Nueva York, diseñado por Mies van der Rohe y Philip Johnson; esto sería hablar del muro cortina, lo cual podría ser un subcapítulo del tema de las fachadas ligeras.

El que piense en fachadas ligeras y lo haga pensando en algo de poco valor constructivo, se estará equivocando. El que asocie en sus pensamientos el concepto de fachada ligera con la construcción industrializada no anda mal encaminado y además se coloca en un buen punto de análisis de la cuestión.

El sistema de fachada ligera es, según el manual antes citado, y de acuerdo a nuestras propias pesquisas, un sistema ordenado y completo de cerramiento del edificio, con independencia estructural del mismo, susceptible de ser industrializado, con instalación seca en obra, altamente predecible y panificable en cuanto al comportamiento y prestaciones físicas exigibles (estáticas, térmicas, acústicas, lumínicas), y con alta plasticidad y posibilidades de diseño.

A continuación dejamos algunos enlaces sobre ejemplos y tipos de fachadas ligeras:

http://masterfachadas.aq.upm.es/assets/muro-cortina-stick.pdf

http://masterfachadas.aq.upm.es/assets/muro-cortina-modular-y-doble-piel-de-vidrio.pdf

https://es.wikiarquitectura.com/edificio/allianz-arena/

https://promateriales.com/pdf/pm1509.pdf

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Contáctanos vía WhatsApp y haz tus denuncias aquí