Con estos bueyes hay que arar

Venezuela, distopía creada por el hombre; incalculable riqueza regalada por Dios

Breves líneas bosquejando mi confusión sobre el tema venezolano.    También adjunto el enlace al artículo https://www.reuters.com/article/us-venezuela-gold-insight/how-venezuela-turns-its-useless-bank-notes-into-gold-idUSKCN1PZ0BX porque este negociado del oro y Turquía no es muy conocido.  Y ofrece otra cara de la enorme riqueza venezolana.  

Introducción.   Los líderes políticos bolivarianos tienen que buscar destinos fuera de Venezuela, y sus reemplazos deben estar conscientes que, por múltiples razones de alta política, ellos también pronto serán reemplazados.  Mientras mas tiempo pase mas les costará encontrar refugio a los primeros (ya su mal habida riqueza debería estar  bien protegida, por robar más chelitos podrían perderlo todo) y mas difícil será formar las alianzas necesarias para la supervivencia política, y sobre todo post-política de los segundos.

He levantado dos preguntas en mis redes asociadas a la política externa americana.  No  han recibido  respuesta:  

I. El admirado y respetado jamaicano-americano Gral Colin Powell, en las antesalas de la invasión al petrolero Iraq puso en blanco y negro su preocupación: si tu lo rompes es tuyo…Es bien sabido la consecuencia para los EEUU de su «quebrazón» de Iraq.  En el caso venezolano:  ¿quien rompe que? 

A.  Si es la inteligencia americana, el único devenir será distópico, a la Haití.   Ese poderoso grupo no tiene la menor idea de cómo desarrollar un país.  Quienes entre ellos saben, son neutralizados, porque normalmente los líderes del desarrollo  necesarios desagradan a los jefes del «grupo.»  De no ser tan doloroso, resultaría entretenido, ver desde la valla la competencia entre oficiales del grupo americano amigo y los del grupo cubano amigo compitiendo a ver quien gana. ¿Y el sufrimiento del pueblo?  Ambas partes han demostrado con creces su irrelevancia en cálculos de «alta política.»

B. Si es el gobierno federal, se gastarâ mucho dinero (en un país enormemente rico) para mantener a títeres complacientes en el poder–a lo Afghanistan,   enriqueciendo la élite financiera y política del ayer; la mayoría del pueblo empobrecerá aún más.    

Este regreso al status quo ex ante podría eventualmente constituir un nefasto ciclo.  Por ineptitud de alta política, ¿regresará un errático líder como Chávez al poder, via votación popular?   Si, lo importante es reconstruir el país sin los sangrientos ladrones que hoy lo gobiernan. Pero, no se deberá evitar  que otros sangrientos ladrones les reemplacen?  Por supuesto, eso solo le importa a los venezolanos, a los demás, a ordeñar las chivitas hoy.  Es de esperar una combinación de (A) y (B), donde B acepte el nombramiento de los cuadros de A en posiciones claves, sobre todo en el manejo de finanzas y sus transferencias internacionales.

C. Si son las fuerzas armadas americanas–probabilidades extremadamente remotas–no habrá  soluciones post guerra a lo Japón o Alemania, sino destrucción a lo Iraq. Dudo el bombardeo de zonas densamente pobladas por civiles forme parte de cualquier operación del ejército.  El Congreso Americano no autorizará ningún plan Marshall para Venezuela bajo cualquier modelo de ocupación, explícita o no.  Ni tampoco aprobará, a soto voice, ventanas migratorias como las permitidas en otros países en crisis  (por ejemplo a la República Dominicana en los 60, a Haití en los 90, México y Centro América en sus momentos.).

Factor común:  quienes destruyeran a Venezuela tienen que soltar el poder, negociado o explotado.

II. ¿Quien,  siempre controlado en temas claves por Houston (certeza), regirá una Venezuela post-Maduro?  En Venezuela,¿existe  capacidad para negociar con los oficiales de los «países amigos»? o estos impondrán (alta probabilidad) a quienes respondan fielmente a sus intereses?

D. Si el camino a la democracia estuviese pavimentado por una alianza de intereses venezolanos, empoderada  (enabled) por «amigos»  de ultramar, el despegue sería más o menos caótico, pero no peor  que en otras opciones.  Si los glotones comechivas (no las ordeñan, se las comen) son mantenidos  a raya (bajas probabilidades), el país, construyendo con su enorme riqueza (si les permiten quedarse con ella, no el modelo inicial  iraquí), podrá salir adelante preservando su integridad nacional y vocación democrática.  Venezuela, su espacio y pueblo, el país, no la quebrada nación, son  enormemente ricos.  A pesar de las altas cuentas que pasarán los «amigos» y la falta de pago de quienes cuando habían fondos aplaudían, los recursos cuantiosos alcanzan.  Lástima que ni de un lado ni del otro sepan  finanzas, solo malversar fondos.

¿Existirån intereses venezolanos sagaces y listos,  capaces de poder negociar entre sí soluciones mutuamente acordadas y  aceptables por las «masas,» aunque jamás sean perfectas?  ¿Por que lo harían?  Pues…para quedarse con sus recursos nacionales sin los enormes mårgenes capturados por los «países amigos.» (flujos masivos de capital hacia el extranjero–la ocupación financiera supera en mucho los costos y duración de una ocupación militar).  Evitar un desenlace gachupín donde el ser venezolano va en contra del hijo del país. Además–¿podrán estos intereses en el patio venezolano ignorar una  base política popular? Es duro ser tratado como extranjero en tu propio suelo–sin futuro, sin opciones.  Si el  pueblo prefiere  tener un futuro para sus hijos, fuera del espacio alocado y despechado  bolivariano—si rechaza ser tratado como indígenas colonizados,  sin derechos humanos  ¿como se les controlará? ¿por qué ganó Chávez legítimamente sus primeras elecciones?  Desafortunadamente, esta plataforma venezolana arroja bajas probabilidades.  Los especialistas en cambio de regímenes saben como exacerbar odios, racismos y frustraciones para, al final  del día controlarlo todo.  Esta anciana metodología fue refinada a la perfección por la Pérfida Albión.

Cerradas las opciones migratorias por la Administración Trump, e ignorados por los hijos de vecino,  poco a poco ese pueblo podría desembocar en un solo camino: la criminalidad–un futuro distópico, a lo Haití, a lo Hondureño. ¿Agravarán las  políticas  del cambio este nefasto legado de los bolivarianos? ¿O darán prioridad a la eliminación de las tensiones y frustraciones atizando la ola de crimen golpeando a la nación,  y especialmente a Caracas? ¿Estos brotes de violencia, harán peligrar  el codiciado petróleo? 

¿O sencillamente los «amigos»  impondrán un Bolsonaro que elimine  como terroristas a quienes se atrevan a discrepar con las órdenes que llegan «de arriba», o solo por pedir trabajo para alimentar su familia?  Las alternativas a una paz negociada entre venezolanos dan pavor.   Ante ese pavor, ¿ buscarán los venezolanos su paz y no una impuesta por los «amigos»? ¿Aprenderán  los ultra corruptos militares venezolanos  lo comprendido por «las fuerzas del orden público» en otros países, incluyendo los grandes contratistas del Pentágono americano?  Para seguir robando o acumular enormes márgenes,  hay que saber ceder, emplear el arte del toma y daca–en Inglés: compromise.

Pobre Venezuela, uno de los países más ricos en la historia de la humanidad, con líderes quienes por décadas han luchado ardorosamente para convertirla, «eficientemente»  en uno de los más pobres.  Afortunadamente, a pesar de estos truenos y pesadillas no puede olvidarse una verdad incontrovertible:  su recuperación puede ser vertiginosa. 

Los venezolanos están bien preparados y saben cómo reconstruir su sufrida nación. Ojalá y su glotona élite no cometa el sacrilegio político del pasado: excluir a la mayoría de la cornucopia del país.  Recordemos el Caracazo donde la humilde población se alzó contra el Consenso de Washington y la impuesta  inmiserisación.  Este pueblo, hoy por hoy, está  mejor preparado y organizado que aquel en los  los 90.  La victoria sobre el bolivarianismo es vista por muchos como la entrada a la prosperidad, al consumismo y a la abundancia de trabajos y oportunidades. Y lo esperan pronto.   Si lo rompes es tuyo.

Oremos por todos los venezolanos, y sus «amigos.» 

encuesta

¿Considera correcto que Leonel Fernández lidere protesta frente al Congreso contra la reforma constitucional?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.