No politicen las ayudas humanitarias…

Ciertamente el que da la ayuda pone las condiciones.  Este caso, desde luego, se da dependiendo de qué trata la ayuda y de qué tipo de crisis estaríamos hablando en el momento.  Para mencionar un caso, el país de Venezuela está atravesando una situación política y económica sin precedentes que presagia graves problemas económicos, políticos y de humanidad.  Por lo que se espera, la ayuda de la mano sana y amiga de los venezolanos y sus amigos de la región y el mundo; sin importar banderías políticas, religiosas y culturales.  La ayuda debe ser para todos los que la necesitan.

Por lo tanto, el país que sea… el que quiera contribuir o la comunidad internacional (en su conjunto) que quiera participar en el ofrecimiento de las ayudas humanitarias a Venezuela deben dárselas al pueblo, no a Guaidó ni a Maduro ni a nadie en particular.  No debe de mezclarse la política con la hospitalidad.  Los políticos venezolanos que están en conflictos deben tener un mínimo de respeto y de vergüenza a su pueblo y los ciudadanos del mundo que de una forma u otra están contribuyendo para mitigar el ¨dolor¨ de los más necesitados.  «No politizar la entrega de las ayudas humanitarias, es la actitud»

Lo ocurrido el jueves 7 de febrero, en el puente Las Tienditas, fue ¨el bochorno¨ internacional.  «Desde mi corazón sentí una sensación inaudita de vergüenza ajena» mientras tanto dos camajanes se pelean y sacan provecho a la situación. Peor aún, echan a un lado lo más sensible en el pleito: el pueblo.  Es decir, un espectáculo desagradable de lucha ¨libre¨: En una esquina: Nicolás Maduro dice que ¨sus adversarios políticos en Venezuela, ‘solapados’ por la administración de Donald Trump, son los responsables de que por la ‘supuesta crisis humanitaria’ seria la excusa legal para agendar una invasión a Venezuela y derrocar el gobierno de Maduro¨ [elegido en unas elecciones democrática donde de 18 partidos políticos participaron 16]¨   Y en la otra esquina el autoproclamado presidente encargado Juan Guaidó, reconocido por más de 20 países que se alinearon a la petición de «nuevas elecciones en Venezuela» declara a la prensa internacional lo siguiente: “Haciendo uso de nuestra soberanía, el ejercicio de nuestras competencias, haremos lo necesario” para que Nicolás Maduro cese de usurpar el poder… [Esto sugiere la solicitud de una intervención militar de Estados Unidos o fuerzas extranjeras]¨. (¡Tétrico!).

Finalmente podemos concluir, según el estrecho campo espinoso y complejo en el que está envuelto Venezuela, incluyendo todas sus clases sociales, de que el espíritu hospitalario y cristiano debe ser el faro que guie a sus dirigentes.   Que la voz de oportunidad que debe ser escuchada sea la voz de la gratitud y comprensión.    

En definitivas, no politicen las ayudas; por amor a nuestros hermanos.  La situación no es para menos: esta de color de hormiga.  Para cualquier venezolano (chavista u opositor) es una situación ¨touché¨ y no le conviene a nadie un derramamiento de sangre (al final solo son los ¨héroes¨ los que diezmaran sus vidas, y las familias de los diezmadores son los que perderían a sus seres amados).

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Contáctanos vía WhatsApp y haz tus denuncias aquí