El PT denuncia la «farsa» de la Lava Jato y proceso contra Lula, hijo de Bolsonaro pega el grito

Foto: Acento.com.do/Archivo/Luiz Inácio Lula Da Silva.

Sao Paulo, Brasil (EFE/Alba Santandreu).- El partido de Luiz Inácio Lula da Silva instó a la movilización contra lo que considera una «farsa judicial» construida por los fiscales de la investigación Lava Jato y el exjuez Sergio Moro, actual ministro de Justicia de Jair Bolsonaro y quien en 2017 condenó al expresidente a prisión.

El progresista Partido de los Trabajadores (PT) alzó la voz tras un reportaje publicado la víspera por The Intercept Brasil que cuestiona la imparcialidad de la operación «Lava Jato«, la investigación que condujo a Lula a la cárcel por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero.

El medio, dirigido por el periodista estadounidense Glenn Greenwald, a quien el exanalista de la CIA Edward Snowden reveló los programas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) en 2013, publicó conversaciones privadas entre el fiscal Deltan Dallagnol, quien dirigía la Lava Jato en Curitiba, y el exmagistrado Sergio Moro.

Según las mismas, Moro orientó a través de mensajes de Telegram a Dallagnol durante la investigación que condujo a Lula a prisión, algo que, según especialistas, está prohibido en el Código Penal brasileño.

El entonces magistrado sugirió a Dallagnol cambiar el orden de las fases de la operación Lava Jato y dio consejos y pistas a los fiscales encargados del caso, según señala The Intercept con base en los documentos divulgados.

«Las revelaciones de la página The Intercept Brasil exponen la real dimensión de una trama criminal, en conversaciones que cubren de vergüenza el sistema judicial brasileño», señala un comunicado del partido progresista.

Para el PT, las conversaciones, cuya veracidad fue confirmada por los fiscales de la Lava Jato, «comprueban la parcialidad de Moro y su actuación como maestro de una denuncia manipulada desde el inicio».

El actual ministro de Justicia, por su parte, restó importancia al contenido de los mensajes y subrayó que en los mismos «no se vislumbra cualquier anormalidad o dirección de actuación» cuando era magistrado, «a pesar de haber sido retiradas de contexto y del sensacionalismo de las noticias, que ignoran la gigantesca trama de corrupción revelada por la Operación Lava Jato«.

También lamentó «la falta de identificación de la fuente responsable por la invasión criminal de los celulares de los procuradores, así como la postura del sitio, que no entró en contacto antes de la publicación, contrariando una regla básica del periodismo».

Moro fue este martes el centro de una pequeña protesta en Brasilia protagonizada por unas cincuenta personas frente a la sede del Ministerio de Justicia, aunque el titular de la cartera se encontraba a unos 3.000 kilómetros de distancia de la capital brasileña, concretamente en Manaos (norte).

Con base en los argumentos presentados por Dallagnol y el resto fiscales de la Lava Jato, Moro condenó a Lula en 2017 a nueve años y seis meses de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero, pena que fue ampliada por un tribunal de segunda instancia y concluyó con la prisión del exmandatario en abril del año pasado.

Moro consideró probado que el exsindicalista recibió un apartamento de tres plantas en la ciudad costera de Guarujá a cambio de favorecer a la constructora OAS en contratos con la petrolera estatal Petrobras.

La organización Derecho de Defensa, que integran abogados criminalistas, subrayó que el Código de Proceso Penal es claro al afirmar que un juez no puede juzgar la causa si «ha aconsejado a alguna de las partes» y por ello, afirmó, «que los casos juzgados por Moro sean inmediatamente revisados».

«Esa medida es indispensable para recolocar a la Justicia brasileña de vuelta al camino de la legalidad», señala la nota.

En ese sentido, la presidenta del Partido de los Trabajadores, la diputada federal Gleisi Hoffmann, pidió a través de sus redes sociales la anulación del proceso que concluyó con la condena de Lula, de 73 años.

«Moro y Dallagnol hirieron la Constitución brasileña, que establece el sistema acusatorio en el proceso penal, en el cual las figuras del acusador y del que juzga no se pueden mezclar», señaló Hoffmann en Twitter. EFE

Hijo de Bolsonaro: filtración de escuchas parece ingeniada contra el Gobierno

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil.
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil.

El diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, dijo que la filtración de las conversaciones entre fiscales y el exjuez Sergio Moro parece «algo ingeniado para desgastar al Gobierno».

El medio de investigación The Intercept Brasil publicó este domingo conversaciones privadas entre agentes públicos que participaron en la operación Lava Jato en Brasil, lo que pone en tela de juicio la imparcialidad de la investigación que condujo a prisión al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

«Lo que yo sé básicamente es que ocurrió una invasión en el teléfono del ministro y las conversaciones salieron a la luz de una forma sospechosa, parece algo realmente ingeniado para desgastar al gobierno» declaró el diputado en una charla con periodistas.

El diputado valoró así el polémico reportaje tras un acto en el que celebró en Sao Paulo su nuevo nombramiento al frente del Partido Social Liberal (PSL) en el estado paulista, cargo anteriormente ocupado por el senador Major Olímpio, quien asistió al evento junto a otros diputados estatales y federales del partido.

Después del acto, Eduardo Bolsonaro fue cuestionado por los periodistas sobre la filtración y este criticó la forma en que las conversaciones fueron obtenidas, por lo que se negó a evaluar su contenido.

«Si yo torturo a una persona y ella me dice alguna cosa, ¿Usted va a preguntarme sobre ello, con base en pruebas ilegales? Es un poco complicado», increpó el diputado.

The Intercept Brasil publica fragmentos de diálogos entre el fiscal Deltan Dallagnol y el exmagistrado Sergio Moro, actual ministro de Justicia del presidente Jair Bolsonaro y quien en 2017 condenó a Lula en primera instancia a nueve años y seis meses de prisión por recibir un apartamento en una playa de Sao Paulo a cambio de favores políticos a la constructora OAS.

¿Todo fue una farsa contra Lula? Juicio Lava Jato y juez Moro se derrumban

Según el medio, las conversaciones privadas muestran que Moro sugirió a Dallagnol cambiar el orden de las fases de la operación Lava Jato, dio consejos y pistas a los fiscales encargados del caso, lo que está prohibido por ley.

Sobre la legitimidad del ministro Moro al frente de la cartera de justicia tras la filtración de las conversaciones, Eduardo Bolsonaro señaló que se trata de «hechos anteriores a la llegada de Moro al Gobierno de Bolsonaro» e insistió en que se trata de «un asunto sensible debido a la forma criminal en que ocurrieron las filtraciones».

El diputado zanjó el tema al explicar que para él, el reportaje se trata solo de «la interpretación de un periodista» y sentenció: «Yo no puedo confiar en un reportaje de The Intercept, tengo que hacer mi propio análisis».

Eduardo Bolsonaro, el tercer hijo del presidente de la república, Jair Bolsonaro, celebró hoy su nuevo nombramiento como presidente del partido PSL en el estado de Sao Paulo, junto a otros líderes del partido y militantes.

Durante su participación en el evento, el diputado agradeció el nombramiento y bromeó al decir que su madre estaba «preocupada» por su nuevo cargo.

«Ella sabe que Sao Paulo tiene 645 municipios y que cualquier indicio de principio de resquicio de problema lo van a intentar colocar contra alguien que se llame Bolsonaro», expresó.

Eduardo Bolsonaro también prometió reiteradamente durante su discurso que no será «ningún dictador» y afirmó que cuenta con un buen equipo para dar al PSL una cara «mucho más Bolsonaro, mucho más de derecha y mucho más conservadora». EFE

¿Todo fue una farsa contra Lula? Juicio Lava Jato y juez Moro se derrumban

encuesta

¿Cree usted que los partidos cumplirán el mandato legal de incluir de 40 a 60% de mujeres en las candidaturas?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.