Depresión posparto: así funciona el primer fármaco específico para tratar esta dolencia aprobado en Estados Unidos

Mujer con depresión posparto.

Getty Images
El tratamiento que EE.UU. aprobó para tratar la depresión posparto estará disponible a partir de junio y costará entre 20.000 y 35.000 dólares.

“La depresión posparto es una afección que, cuando es grave, puede poner en peligro la vida”.

Así lo asegura Tiffany Farchione, directora de psiquiatría de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

Y añade: “Las mujeres pueden tener pensamientos sobre hacerse daño a ellas mismas o dañar a sus hijos”.

El pasado 19 de marzo, la FDA aprobó por primera vez un medicamento destinado específicamente a tratar la depresión posparto, un trastorno que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), afecta a una de cada seis mujeres.

El fármaco, con el nombre de Zulresso, dio resultados en tan solo 48 horas en los ensayos clínicos. Se trata de un dato importante, ya que los medicamentos destinados a tratar la depresión suelen necesitar unas semanas antes de hacer efecto.

El principio activo de este nuevo medicamento es la alopregnanolona, que contribuye a disminuir la actividad neuronal. Como consecuencia, reduce la ansiedad y otros factores que conducen a episodios de depresión.

El fármaco, desarrollado por la compañía Sage Therapeutics, se administra por vía intravenosa durante 60 horas.

Las pacientes tendrán que recibirlo en un centro médico para que puedan estar vigiladas, ya que el medicamento puede tener efectos secundarios como pérdida repentina de la conciencia, dolores de cabeza, mareos y somnolencia.

El tratamiento, que estará disponible a partir de junio, costará entre US$20.000 y US$35.000, un precio que no incluye la estancia en el hospital. Las compañías de seguros médicos estadounidenses evaluarán si lo cubren o no.

Los síntomas de la depresión posparto

Según la OMS, la depresión suele caracterizarse por pérdida de energía, cambios en el apetito, necesidad de dormir más o menos de lo normal, ansiedad, sentimiento de inutilidad, culpabilidad o desesperanza y pensamientos de autolesión o suicidio, entre otros.

Cuando se trata de depresión posparto, a estos síntomas hay que añadirles sentimiento de agobio, llanto persistente sin razón aparente, falta de lazos de afecto con el bebé y dudas sobre la capacidad de cuidar de una misma y del pequeño.

Mujer con depresión posparto.

Getty Images
La depresión posparto puede conllevar dudas sobre la capacidad de cuidar de una misma y del bebé.

El sistema de salud pública del Reino Unido (NHS) alerta de que no hay que confundir la depresión posparto con lo que se conoce como ‘baby blues‘.

Muchas mujeres se sienten deprimidas y ansiosas o lloran sin motivo aparente la primera semana después del parto. Esto es el ‘baby blues’, que se considera normal y que no dura más de dos semanas.

Sin embargo, si los síntomas persisten o aparecen tiempo después de haber dado a luz, podría tratarse de depresión posparto.

Así fueron los ensayos clínicos

En los ensayos del nuevo fármaco participaron 247 mujeres que habían dado a luz en los últimos seis meses y que tenían diferentes niveles de depresión posparto.

Separaron a las participantes en dos grupos: las del primero recibieron un placebo y las del segundo el nuevo medicamento.

Si bien la depresión mejoró en las mujeres de ambos grupos, un fenómeno común en los estudios sobre la depresión, las que habían tomado el medicamento tuvieron una mejoría más sustancial.

Aunque este tipo de estudios suelen hacerse con más participantes, el comité de la FDA aprobó el tratamiento casi por unanimidad.

Los científicos siguen trabajando para convertir el fármaco en una pastilla y para analizar si es eficaz contra otro tipo de depresiones.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=7H4LRtwC4O0

https://www.youtube.com/watch?v=ktu0V3H8ZsU

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Contáctanos vía WhatsApp y haz tus denuncias aquí