Crisis en Venezuela: las 4 fases del Mecanismo de Montevideo para negociar una salida al conflicto (y por qué lo rechaza Juan Guaidó)

BBC Mundo - 11 de febrero de 2019 - 10:03 am - Deja un comentario

El canciller de México, Marcelo Ebrard, asegura que constitucionalmente su país no puede meterse en asuntos internos de otros países.

Getty Images
El canciller de México, Marcelo Ebrard, asegura que constitucionalmente su país no puede meterse en asuntos internos de otros países.

Sus proponentes afirman que es una “alternativa pacífica y democrática” para buscar “una solución integral, comprehensiva y duradera” a la crisis en Venezuela. Le llaman el “Mecanismo de Montevideo”.

Se trata de una iniciativa impulsada por los gobiernos de México y Uruguay, con el apoyo de la Comunidad del Caribe (Caricom), con la cual buscan fomentar una salida negociada para el choque de poderes que vive Venezuela, donde oficialismo y oposición se disputan la legitimidad para dirigir el país.

La propuesta de estos países, que se han declarado “neutrales” ante el conflicto venezolano, prevé cuatro fases que se ejecutarían durante un periodo “razonable y previamente acordado por las partes”.

Estas son:

  1. Diálogo Inmediato: sirve para generar las condiciones para que los actores involucrados entren en contacto directo “en un ambiente de seguridad”.
  2. Negociación: en esta etapa se presentan los resultados de la fase de diálogo a las contrapartes, se buscan los puntos en común y las áreas de oportunidad para flexibilizar las posiciones de cada uno; y se identifican los acuerdos potenciales.
  3. Compromisos: a partir de los resultados de la fase de negociación, se construyen y se suscriben acuerdos, “con características y temporalidad previamente establecidas”.
  4. Implementación: con acompañamiento internacional se materializan los compromisos asumidos en la etapa anterior.

El choque de poderes en Venezuela comenzó a exacerbarse el pasado 10 de enero, cuando el mandatario Nicolás Maduro inició un segundo periodo presidencial, tras haber ganado unas elecciones en 2018 que la oposición considera fraudulentas.

Menos de dos semanas más tarde, el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, se juramentó como “presidente encargado” de la República, alegando que Maduro estaba usurpando el poder.

La actuación de Guaidó -calificada por el oficialismo como un intento de golpe de Estado- reactivó a la oposición venezolana que había perdido fuelle desde el fracaso de la ola de protestas de 2017, pero Maduro conserva casi todo el poder institucional, incluido el apoyo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Elecciones y ayuda humanitaria

El canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, explicó el miércoles que el Mecanismo de Montevideo plantea la posibilidad de establecer un diálogo sin hacer exigencias previas a las partes.

Rodolfo Nin Novoa y Federica Mogherini.

Getty Images
Uruguay asumió este jueves una postura similar a la de la UE, al abogar por elecciones libres en Venezuela.

“Cuanto más condiciones se pongan para el diálogo, más difícil es conseguir un resultado favorable, si nosotros decimos que tiene que haber elecciones en tal momento, que tiene que cambiarse la Corte Electoral, que tiene que haber liberación de los presos políticos, estamos imponiendo condiciones”.

“Lo que tiene que acordarse entre las partes son cuáles son las condiciones, son ellos los que tienen que acordar”, comentó el diplomático.

Maduro anunció este jueves su disposición de participar en un proceso de diálogo como el propuesto por México y Uruguay.

“Suscribimos su propuesta de 4 Fases para el Diálogo en Venezuela. Estamos listos para participar en una agenda abierta de entendimiento por la Paz”, dijo en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

https://twitter.com/NicolasMaduro/status/1093497733225349121

Pese a ello, el futuro de esta propuesta se encuentra en duda debido al rechazo de la oposición de Venezuela a un diálogo “sin condiciones previas”.

“Las fuerzas democráticas venezolanas ya hemos participado en esfuerzos de diálogo, negociación y acuerdo en varias oportunidades con el régimen de Nicolás Maduro. Lo hemos hecho dentro y fuera de Venezuela, de manera privada, y también públicamente (…) La consecuencia invariablemente en todos esos procesos ha sido la misma: el incremento de autoritarismo del régimen y de la represión”, dijo Juan Guaidó al diario El País de Uruguay.

“Al final de cada proceso de diálogo hay más presos políticos y menos derechos para los ciudadanos venezolanos. Es decir, una situación en la cual Maduro y la cúpula que lo rodea no solo no ceden nunca en nada, sino que además aprovechan esa circunstancia para blindar aún más la dictadura. Como se comprenderá nosotros no podemos prestarnos a una nueva maniobra de ese tipo”, agregó este jueves.

Otra propuesta

El “Mecanismo de Montevideo” fue anunciado el miércoles por los gobiernos de Uruguay y México y la Comunidad del Caribe (Caricom).

Y este jueves, estos países presentaron la iniciativa en la reunión del Grupo de Contacto Internacional (GCI) sobre Venezuela celebrada en Montevideo.

En este encuentro, participaron representantes de la Unión Europea (UE), Uruguay, Costa Rica, Ecuador, España, Italia, Portugal, Holanda, Suecia, Alemania, Francia, Reino Unido, Bolivia y México (pese a que éste país no forma parte del grupo).

El GCI, por su parte, presentó otra apuesta de solución para Venezuela a través de una declaración publicada tras la reunión, que no suscribieron ni Bolivia ni México.

El texto del GCI abogó por “forjar un abordaje internacional común para apoyar una resolución pacífica, política, democrática y propiamente venezolana de la crisis excluyendo el uso de la fuerza a través de elecciones presidenciales libres, transparentes y creíbles de acuerdo con la Constitución venezolana”.

En el documento también se “reconoce la crisis humanitaria, que se continúa profundizando día tras día, afectando a millones de venezolanos”.

Además se señala que el GCI entrará en contacto con los “actores venezolanos relevantes, así como con los socios regionales e internacionales” con dos objetivos:

  • establecer las garantías necesarias para un proceso electoral creíble, en el menor tiempo posible;
  • permitir la entrega urgente de asistencia de acuerdo con los principios internacionales de ayuda humanitaria.

El gobierno de Maduro lleva varios años rechazando las propuestas de envío de ayuda humanitaria a Venezuela, afirmando que el país no la necesita.

El Grupo Internacional de Contacto para Venezuela acordó también enviar un misión técnica a ese país y convocar una reunión ministerial a comienzos de marzo para analizar el desarrollo del proceso, informó la agencia EFE.

Condicionalidad en disputa

Tras el fin de la reunión del GCI, el canciller de México, Marcelo Ebrard, defendió la postura de su país y destacó que la diferencia entre el GCI y el “Mecanismo de Montevideo” radica en que este último no prevé ningún tipo de condicionamiento para la comunicación entre las partes.

Ya empezó a llegar a Cúcuta el primer cargamento de ayuda humanitaria para Venezuela solicitado por Guaidó.

Getty Images
Ya empezó a llegar a Cúcuta el primer cargamento de ayuda humanitaria para Venezuela solicitado por Guaidó.

El diplomático recordó que México no forma parte del GCI debido a que su Constitución prohíbe la injerencia en los asuntos internos de otros países.

“No podemos participar en algo que implique que nosotros determinemos el proceso político electoral”, apuntó.

Bolivia, que sí forma parte del Grupo de Contacto Internacional pero no suscribió la declaración, señaló que no estaba de acuerdo con todo el contenido del texto y anunció que, aunque seguirá formando parte del GCI, se integrará también en el Mecanismo de Montevideo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rUrDvYJtKPU

https://www.youtube.com/watch?v=gFkihTytGRU

https://www.youtube.com/watch?v=vtYdfXoK0W0

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

Contáctanos vía WhatsApp y haz tus denuncias aquí