Hallan muerto en Madrid a petrolero venezolano que empezaba a colaborar con la justicia

Foto: Acento.com.do/Archivo

MADRID, España.- El exdirectivo de la petrolera venezolana PDVSA Juan Carlos Márquez fue hallado ahorcado en una vivienda de Alcobendas (Madrid) horas después de empezar a colaborar con el juez que le investigaba dentro de la trama de blanqueo donde figura implicado el exembajador de España en Venezuela Raúl Morodo.

Según indicaron este lunes a Efe fuentes de la investigación, el cuerpo sin vida de Márquez, de 48 años, fue encontrado ayer domingo.

En principio se difundió erróneamente que Márquez había tomado un avión para fugarse a EEUU, ya que el juez que lleva el caso, Santiago Pedraz, fue informado este fin de semana de que figuraba en la lista de pasajeros de un vuelo a Chicago y de que las autoridades estadounidenses iban a ordenar su deportación inmediata a España.

Pedraz le había tomado declaración el pasado viernes tras ser detenido y le dejó en libertad con medidas cautelares porque había colaborado, confesando hechos relacionados con la trama de Morodo, según detallaron a Efe fuentes de la investigación.

Márquez tenía reservado un vuelo para viajar a EEUU después de esa declaración, pero no lo llegó a tomar y su cuerpo fue encontrado con aparentes signos de suicidio.

Márquez debía volver a comparecer este lunes ante el magistrado José de la Mata, en sustitución de Pedraz. Ante su ausencia el segundo juez ha pedido información a la Policía sobre su muerte.

A Márquez, que fue directivo de PDVSA en la época de Hugo Chávez, se le investiga dentro de la causa por la que el pasado mayo se detuvo al hijo del embajador Raúl Morodo, Alejo, y otras tres personas que pasaron a disposición del juez y quedaron en libertad con medidas cautelares.

Aparte de los Morodo, padre e hijo, están siendo investigados y fueron detenidos Carlos Prada, un venezolano afincado en España vinculado a los Morodo para los supuestos cobros y el blanqueo, la esposa de este y la esposa de otro de los investigados.

En el caso se indaga el cobro de 45 millones de euros de PDVSA por parte de Morodo hijo mediante supuestos contratos falsos de asesoría legal suscritos con la petrolera entre 2012 y 2015, cuando Raúl Morodo ya no era embajador en Venezuela.

Según sospecha la Fiscalía Anticorrupción, el dinero se blanqueó luego mediante una compleja trama de sociedades creadas por el Alejo Morodo y otros investigados.

Desde Caracas se informó que del fallecido no existen muchas imágenes. Márquez Cabrera, abogado de profesión, sí figura en múltiples documentos de Pdvsa, empresa estatal en la que ejerció la responsabilidad de secretario del Consejo de Administración y Asamblea de Accionistas de Petróleos de Venezuela.

El abogado ejerció el cargo cuando Rafael Ramírez, considerado uno de los hombres fuertes mientras Hugo Chávez fue jefe del Ejecutivo, presidía la estatal.

Durante esa etapa, Ramírez también ostentaba el cargo de ministro del Poder Popular del Petróleo y Minería.

Ramírez mantuvo ambos cargos tras la muerte de Chávez en 2011, ya con Nicolás Maduro en el poder, pero en 2013 cesó en sus funciones y se iniciaron procesos judiciales contra él y su entorno.

Márquez Cabrera era cercano al círculo de Rafael Ramírez, pero un desconocido para periodistas que siguen a la estatal petrolera desde hace años.

Salvo algunos documentos en los que aparece como firmante en calidad de funcionario de Pdvsa, es poco lo que se conoce de este abogado, quien ni siquiera cuenta con perfiles en las redes sociales más populares.

Segun algunos reportes, Márquez Cabrera mantenía en España una empresa para ofrecer servicios legales y una firma para la administración de bienes raíces.

Pese a ser una de las figuras más relevantes durante su etapa en Pdvsa, la información sobre él siempre fue escasa, ya que no se prodigaba en los medios de comunicación. EFE

encuesta

¿Cree usted que Gonzalo ya aventaja a Leonel con 6%, según afirmó?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.