Fiesta con los cuartos ajenos: lo que se defiende en oficina de Defensor del Pueblo

Foto: Acento.com.do/Archivo.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Los funcionarios de la oficina del Defensor del Pueblo (DP) devengan salarios y “sobresueldos” iguales o superiores a los establecidos en dependencias públicas que generan recursos, como las direcciones generales de Migración y Pasaportes.

También superan los ingresos de los servidores de los ministerios de Industria y Comercio, Interior y Policía, Administración Publica, Medio Ambiente y otros.

Al menos cuatro de los principales funcionarios del Defensor del Pueblo cobran más de 220 mil pesos mensuales, mientras otros 11 devengan salarios desde 100 mil hasta 190 mil pesos, en un entidad de apenas 70 empleados fijos,  y cuya labor no es de las de mayor impacto en la ciudadanía a nivel nacional.

La directora General del Defensor del Pueblo, Zoila Martínez Guante, cobra 250 mil pesos y la primera y segunda defensoras adjuntas, María Ramos Abreu y María Altagracia Batista Mejía, reciben 225 mil cada una. Esos recursos solo equivalen a salarios, sin contar las facilidades extra, como vehículo y combustible.

Entre los objetivos del Defensor del Pueblo, figura jurídica que fue importada desde los países del norte de Europa, está “determinar políticas, que permitan la protección y tutela de los derechos del pueblo dominicano.”

En enero de 2017 los funcionarios se adjudicaron aumentos de sueldos, en algunos casoas hasta un 45 %. Las dos defensoras adjuntas pasaron de 200 mil a 25o mil pesos, mientras que el salario del director financiero fue llevado de 150 mil a 220 mil.

Pero en marzo de ese mismo año, los montos defensoras de las adjunta fueron nominalmente reducidos a 225 mil pesos, por recomendación del Ministerio de Administración Pública, bajo el argumento de que ningún funcionario debería tener un salario superior o igual al incumbente del organismo.

La entidad (DP) ejecutó el pasado año un presupuesto general de 165.0 millones de pesos, de los cuales 56.0 millones se consumieron en nóminas y 5.2 millones en sobresueldos y compensaciones.

Los salarios de los funcionarios del DP superan, además, los pagados en la Dirección General Ética e Integridad Gubernamental (DIGEIG), organismo que vela por la sana administración de la cosa pública.

El director administrativo y financiero de la DIGEIG, por ejemplo, devenga 150 mil pesos, mientras que en el DP por las mismas funciones se cobran 220 mil mensuales, unos 70 mil pesos más.

En los últimos cuatro años (2015-2018), los gastos en nóminas y compensaciones del Defensor del Pueblo incrementaron de RD$ 31 millones 261 mil en 2015 a RD$ 71.2 millones hasta diciembre de 2018, según datos de la propia institución.

La empleada Enedina Del Carmen Rodríguez devenga un salario de 135 mil pesos como asistente ejecutiva del Defensor del Pueblo, en tanto que María De los Ángeles Popter hace el mismo trabajo por solo 50 mil en el Ministerio de Industria y Comercio.

Otro caso, la encargada de contabilidad del DP, Dionis Marzán, tiene de sueldo 130 mil pesos, mientras en la Dirección General de Migración la misma función tiene 70 mil pesos como salario.

Las nóminas de empleados fijos, contratados y de sobresueldos están publicadas en su portal de trasparencia solo hasta octubre de 2018, y el reporte del balance general de la entidad hasta mayo del mismo año, lo que evidencia retrasao en la obligación de colocar información pública en su portal de transparencia.

Peor aún, la relación ingresos y gastos del DP solo se conoce hasta el primer cuatrimestre del 2018, y la ejecución presupuestaria hasta junio del mismo año.

Entre los objetivos del Defensor del Pueblo, figura jurídica que fue importada desde los países del norte de Europa, está “determinar políticas, que permitan la protección y tutela de los derechos del pueblo dominicano.”

Ver:

Ley del Defensor del Pueblo

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Contáctanos vía WhatsApp y haz tus denuncias aquí