Bolivia celebra el Día del Masticado de Coca exhibiendo sus derivados legales

Además, su uso en infusiones sirve para combatir el mal de altura y como emplasto se aprovechan sus propiedades analgésicas para aliviar algunos dolores.
Servicios de Acento.com.do - 12 de enero de 2019 - 5:00 pm - Deja un comentario
Foto: Acento.com.do/Archivo.

La Paz, Bolivia (EFE).- Bolivia celebró este viernes el Día Nacional del Acullico o masticado de la hoja de coca, que se celebra cada 11 de enero, mostrando una diversidad de productos legales derivados junto a pedidos para afianzar su industrialización y exportación.

Miles de comerciantes de hoja de coca marcharon y se congregaron en la céntrica plaza de San Francisco de La Paz para reivindicar el uso tradicional, ritual y medicinal de la planta.

Una ley boliviana declaró el 11 de enero de cada año como el Día Nacional del Acullico para conmemorar que en 2013 Bolivia se adhirió nuevamente a Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes de 1961, con una reserva para permitir el masticado dentro de su territorio.

Esa norma establece que la hoja de coca es un patrimonio cultural de Bolivia y que en su estado natural no debe considerarse como una droga, además de promover su revalorización, producción y venta.

Bolivia es, después de Colombia y Perú, uno de los principales productores de hoja de coca del mundo, que constituye la materia prima para la elaboración de cocaína.

La manifestación también estuvo signada por una feria en la que se expuso varios productos en base de hojas de coca como licores, bebidas gaseosas, harina para la repostería, helados, adelgazantes y abono orgánico, entre otros.

La concentración en La Paz se caracterizó por el masticado masivo en espacios abiertos y la distribución gratuita de pequeñas porciones de hojas de coca a los asistentes.

El gran convite estuvo amenizado por algunos ritmos andinos y abundó la bandera whipala, una enseña multicolor y cuadriculada que representa a los pueblos indígenas.

En declaraciones a los medios, la dirigente nacional de los comerciantes de hoja de coca al detalle, Silvia Pérez, señaló que la planta y su consumo pertenecen a “todos los estamentos sociales” de Bolivia y no solamente al “campesino o el minero”.

En Bolivia, algunos sectores de la población acostumbran masticar coca para combatir el hambre o el cansancio.

Además, su uso en infusiones sirve para combatir el mal de altura y como emplasto se aprovechan sus propiedades analgésicas para aliviar algunos dolores.

En el acto central, el dirigente Fredy Vásquez mencionó que se está “dignificando y revalorizando” el consumo de hoja de coca y que, a su juicio, ha empezado a expandirse en distintos sectores de Bolivia.

Otro dirigente, Juan Carlos Cerrudo, propuso al ministro de Desarrollo Rural, César Cocarico, trabajar para que los vendedores al detalle “industrialicen y exporten” los derivados de la planta.

La manifestación también estuvo signada por una feria en la que se expuso varios productos en base de hojas de coca como licores, bebidas gaseosas, harina para la repostería, helados, adelgazantes y abono orgánico, entre otros.

Los expositores presentaron una muestra de semillas seguida de un modelo explicativo para ilustrar los distintos procesos de plantación del arbusto.

También se difundió una investigación sobre la “taxonomía de la coca” que concluyó que en Bolivia solo hay una sola especie que se cultiva y que es la misma en regiones como los Yungas en La Paz, o el trópico de Cochabamba, aunque con algunas diferencias por a la “genética de la especie”, explicó a Efe el biólogo Rosemberg Hurtado. EFE

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.