Acaban con el dolor usando bótox. ¿Fin de los medicamentos opiáceos?

Foto: pixabay.com/burst.shopify.com

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Investigadores de dos universidades inglesas (Universidad College de Londres y Universidad de Sheffield) y de un centro médico canadiense (Hospital Infantil de Toronto) lograron poner fin al dolor crónico en ratones, en un proceso que definen de “silenciamiento neuronal selectivo con moléculas botulínicas sintéticas”.

El estudio, destacado en la portada de la revista académica Science Translational Medicine http://stm.sciencemag.org/content/10/450/eaar7384 del segundo semestre de 2018, da cuenta de que el experimento permitió la creación de un nuevo compuesto para aliviar el dolor crónico sin riesgos y, además,  de manera prolongada; es decir, una dosis para un efecto de larga duración.

Se trata de un fármaco que silencia las señales de dolor de las neuronas en la médula espinal y ya se le colocó nombre: “Derm-BOT”.

Adaptado para uso humano revolucionará la forma en que se trata el dolor

A los ratones se les aplicó “Derm-BOT” una sola vez y sus efectos perduraron. Si en el futuro efectivamente llega a ser adaptado para uso humano revolucionará la forma en que se trata el dolor crónico, eliminando la necesidad de la ingesta diaria de opioides.

“No hubo eventos adversos de tolerancia ni adicción”, resumió el profesor Steve Hunt de la Universidad de Londres, autor y co-correspondiente del estudio. Aseguró que el nuevo compuesto no afecta los músculos como la toxina botulínica (también utilizada para reducir las arrugas), y que bloquea el dolor del nervio hasta un máximo de cuatro meses.

Obviamente se desconoce si este compuesto producirá los mismos resultados en las personas, ya que es frecuente que en los animales no resulten exactamente iguales en los humanos, pero tampoco hay razones científicas para descartarlo.

«De verdad podría revolucionar la forma en que el dolor crónico es tratado si podemos trasladarlo a la clínica, eliminando la necesidad de tomar opioides a diario», reiteró Hunt en un comunicado de prensa de la Universidad de Londres emitido con posterioridad a la publicación de la investigación en la revista académica.

«Inyectado en la columna, Derm-BOT alivia el dolor crónico (como el que causa el daño nervioso) y evita los eventos adversos de tolerancia y adicción que con frecuencia se asocian con el uso repetido de opioides», insistió el profesor del Departamento de Biología Celular y del Desarrollo.

Cinco años de pruebas y el uso de 200 modelos experimentales

Esta prueba se efectuó durante cinco años y se usaron 200 modelos experimentales para simular las primeras etapas del dolor neuropático e inflamatorio humano.  ‘Derm-BOT’ tuvo un efecto de larga duración tanto en el modelo de dolor inflamatorio como neuropático, silenciando con éxito las neuronas sin muerte celular, resume la revista.

“Nos impresionó ver que una pequeña inyección fuera suficiente para detener el dolor crónico por al menos un mes. Además, una sola inyección de ‘Derm-BOT’ redujo la hipersensibilidad mecánica en la misma medida que la morfina. Esperamos llevar adelante nuestras investigaciones con el objetivo de traducir esto en la práctica clínica” del futuro, concluyó Hunt.

Millones de personas adictas a los opioides

Este trabajo se conoce en momentos en que Estados Unidos se encuentra en medio de una epidemia de sobredosis de opioides: más de 2 millones de personas son adictas a los opioides. Comenzaron con analgésicos opioides recetados. La sobredosis de opioides es una causa importante de mortalidad.

En el desarrollo del estudio, los científicos deconstruyeron la molécula botulínica y la volvieron a ensamblar con un opioide llamado dermorphin para hacer ‘Derm-BOT’, que accede a las células donde la ojiva botulínica inhibe reversiblemente la liberación de neurotransmisores, silenciando así las células esenciales para enviar señales de dolor al cerebro.

El dolor es el motivo fundamental

Es bastante obvia la importancia de sentir dolor, porque nos obliga a alejarnos de aquello que nos daña. El dolor debe ser aliviado y no suprimido, debido a su necesaria existencia. El dolor es un sistema vital de advertencia: nos avisa cuando estamos haciendo algo dañino y debemos detenernos, y nos alerta si algo está mal. Cuando es crónico, es otra cosa.

El dolor, además, es el motivo fundamental por el cual los pacientes acuden al médico, pues puede limitar su capacidad para realizar actividades cotidianas como trabajar, dormir o socializar.

Cerca de la mitad de los pacientes que acuden a consulta con el médico general presenta dolor en algún grado, afectando los estados de ánimo con el riesgo de desarrollar depresión, ansiedad o trastornos del sueño.

La doctora Rocío Guillén Núñez, jefa del departamento de la Clínica del Dolor y Cuidados Paliativos del Instituto Nacional de Cancerología (Incan) de México, y la gerente médico de Pfizer México, doctora Georgina Chi, explicaron recientemente que el dolor puede aumentar sin un medicamento adecuado para tratarlo. De ahí la importancia de saber distinguir entre el dolor crónico y el dolor agudo.

El agudo se caracteriza por generarse de manera súbita e inmediatamente después de un traumatismo. Es intenso, generalmente de corta duración y aparece por culpa de lesiones tisulares que estimulan nuestras neuronas periféricas. Si no se trata, puede derivar en un dolor crónico que puede incapacitar al paciente.

encuesta

¿Cree usted que Gonzalo ya aventaja a Leonel con 6%, según afirmó?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.