Más cuartos en comida y romo que en premios literarios, en Cultura hay 5 viceministros que cobran por cogerlo suave..

En Cultura hay 11 viceministros, es decir, 5 más de lo que permite la ley. Además, 5 de los 11 no rinden una labor clara, según la Cámara de Cuentas.
Julián Herrera - 29 de noviembre de 2018 - 11:59 pm - Deja un comentario
Foto: Acento.com.do/Archivo

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-El Ministerio de Cultura (MINC) gasta más en bebidas y comidas de sus funcionarios que en los premios literarios que debían de servir para estimular la producción intelectual de narradores, poetas y ensayistas.

Al mismo tiempo, Cultura mantiene en su nómina a 11 viceministros que devengan sueldos desde 60 mil hasta 220 mil pesos mensuales, de los cuales 5 cobran si trabajar, según establecieron los auditores de la Cámara de Cuentas de la República Dominicana.

El Estado gasta cada año en el ministerio de Cultura 19 millones 444 mil pesos en los sueldos de los funcionarios que cobran como viceministros, pero que según la Cámara de Cuentas de la República (CCRD), además de que varios no rinden labor alguna, exceden la cantidad de viceministros que permite la Ley 247-12 Orgánica de Administración Publica.

En su artículo 31 esa legislación reza lo siguiente:

“(…) la Ley determinara el número de viceministros que se necesiten en cada ministerio, nunca más de seis (6), para dirigir, coordinar y controla un subsector homogéneo de la actividad sustantiva asignada al ministerio, bajo el estrato criterio de razonabilidad y adecuación al sector ministerial (…)”.

En Cultura hay 11 viceministros, es decir, 5 más de lo que permite la ley. Además, 5 de los 11 no rinden una labor clara, según la Cámara de Cuentas.

Los viceministros José Virgilio Peña Suazo (el de la Banda Gorda), de gestión cultural, Leopardo Antonio Oviedo, para la región Sur; Robert Berroa Sosa,  para la región Este, Rolando Isaías Lora Pacheco, de cultura en la Vega, y José Augusto  Merette Thomas, para la región Norte. Estos viceministros figuran en la nómina de septiembre de 2018, aunque varios provienen de pasadas administraciones desde los gobiernos de Leonel Fernández que concluyeron en 2012.

El informe de la CCRD refiere que en relación a los viceministros que no evidencian la realización de funciones en el Ministerio de Cultura, debe observar la disposición del artículo 147 numeral 1 y 2 de la Constitución de la República vigente, que expresa:

“Se condena toda forma de corrupción en los órganos del Estado. En consecuencia: Será sancionada con las penas que la ley determine, toda persona que sustraiga fondos públicos o que prevaliéndose dentro de los órganos y Organismo del Estado, sus dependencia o instituciones autónomas, obtengan para sí o para tercero provecho económicos (…)”.

Solo en 2014 los funcionarios de Cultura se “metieron” RD$ 42 millones 523 mil en almuerzos, postres y bebidas, todos con el dinero de los contribuyentes. Los funcionarios de Cultura consumieron más comidas y bebidas, que lo recursos que destinaron a los premios literarios, becas,  viajes de estudios, enseñanza artística y musical, que apenas fue de  RD$ 33,9 millones  en tres años.

Una auditoría de la Cámara de Cuentas al Ministerio de Cultura (MINC), al período 2012-2014, determinó que se consumieron RD $ 234 millones 571 mil, en viáticos, almuerzos, bebidas, celulares y repartos de otros “beneficios”.

La Cámara de Cuentas de la República (CCRD) señala supuestas irregularidades financieras y de compras.

En materia de personal, el informe cuestiona que de 11 viceministros que figuran en la nómina del MINC, cinco cobren 60 mil pesos sin dar un golpe.

Además de que reciben un salario sin rendir labores, la CCRC afirma que  sus nombramientos son irregulares porque sobre pasan la cantidad de seis que permite la Ley  general de Administración Publica.

En la investigación a los registros financieros del Ministerio de Cultura, los expertos hallaron aparentes irregularidades y dispendio de recursos públicos  en los  tres años de gestión  de José Antonio Rodríguez, actual embajador dominicano en la UNESCO.

El merenguero José Virgilio Peña Suazo (izquierda) está "pegao" desde el gobierno del presidente Leonel Fernández, a quien continúa apoyando en su proyecto para regresar a la Presidencia de la República en 2020. Foto cortesía de Imágenes dominicanas.

El merenguero José Virgilio Peña Suazo (izquierda) está “pegao” desde el gobierno del presidente Leonel Fernández, a quien continúa apoyando en su proyecto para regresar a la Presidencia de la República en 2020. Foto cortesía de Imágenes dominicanas.

Desde 2012 hasta 2014, el Ministerio de Cultura ejecutó 4 mil 700 millones de pesos, que según el peritaje de la CCRD, fueron manejados sin Estados Financieros consolidados ni complementarios, lo cual estaría violentando normas y resoluciones de la Contraloría General de la República Dominicana (CGRD) y la Ley Orgánica de Presupuesto del Sector Público.

Parte de estos fondos fueron usados para  gastos en comidas, bebidas, pasajes aéreos, viáticos dentro y fuera del país, repartos en bonificaciones, representación y altas  facturas, teléfonos de celulares y líneas fijas.

Durante el periodo auditado, el ministerio desembolso 14 millones en seguridad militar para sus funcionarios y la vigilancia de las  instalaciones, según subraya el informe de fiscalización.

El órgano señala como inobservancia (irregularidad) que RD$ 81.01 millones, de las entradas extrapresupuestarias no fueron registrados como ingresos en los registros contables de la institución, como establece la CGRD.

 La fiscalización resalta, además, que solo en almuerzos y bebidas los funcionarios consumieron RD$ 128 millones 509 mil, en solo 36 meses, pero  el informe no detalla los tipos de bebidas consumidas por los servidores.

Solo en 2014 los funcionarios de Cultura se “metieron” RD$ 42 millones 523 mil en almuerzos, postres y bebidas, todos con el dinero de los contribuyentes.

Los funcionarios de Cultura consumieron más comidas y bebidas, que lo recursos que destinaron a los premios literarios, becas,  viajes de estudios, enseñanza artística y musical, que apenas fue de  RD$ 33,9 millones  en tres años.

En el rubro de gastos no personales, el informe subraya el consumo de RD$ RD$ 114 millones 183 mil, que solo identifica y reporta como  otros gastos no personales, sin mayores detalles.

La compra en boletos aéreos para funcionarios y delegaciones alcanzo los RD$ 35 millones 118 mil durante el periodo examinado, según el ente de control externo, casi  de 12 millones por año.

El documento de la  CCRD cifra en RD 55 millones 703 mil el consumo en servicios telefónicos de  líneas fijas y celulares, en los 36 meses de la  administración, 1,5 millón cada mes.

En la auditoría también señala los gastos en combustibles del MINC, que en solo tres años RD$ 44 millones 800 mil, mientras en llantas y neumático apenas fueron de menos de 900 mil pesos en igual periodo.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.