Analistas de EE.UU. afirman localizan sitios secretos de misiles de Corea del Norte

Foto: Fuente externa/Kim Jong Un y Donald Trump.

WASHINGTON — Analistas estadounidenses dijeron el lunes que habían localizado 13 sitios secretos de desarrollo de misiles de Corea del Norte, lo que subraya el desafío que enfrenta la administración de Trump al tratar de alcanzar el acuerdo de control de armas con Pyongyang.

Un informe del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales ha identificado instalaciones secretas utilizadas para producir misiles y tecnología relacionada. Aunque los sitios no son instalaciones de lanzamiento y en algunos casos son rudimentarios, los autores del informe dicen que están ocultos e ilustran el alcance del programa de armas de Core del Norte y la decisión del país de ocultar su poder militar.

El gobierno estadounidense ha dicho reiteradamente que tiene esperanzas de llegar a un acuerdo con Corea del Norte. El presidente Donald Trump declaró después de su histórica cumbre en junio que con el presidente Kim Jong Un ya no existía una «amenaza nuclear de Corea del Norte». Sin embargo, el informe fundamentado en imágenes satelitales muestra la complejidad de una extensa red de instalaciones de armas que Estados Unidos quiere neutralizar.

Los autores dicen que los sitios, que se pueden utilizar para todo tipo de misiles balísticos, deben ser declarados por Corea del Norte e inspeccionados en cualquier acuerdo creíble y verificable que aborde las amenazas más importantes de Pyongyang para Estados Unidos y sus aliados.

Analistas de Corea del Norte que no participaron en el informe dijeron que los hallazgos no son sorprendentes dadas las actividades anteriores de Pyongyang, pero que aun así son motivo de preocupación. Destacaron que, en realidad, Kim no había acordado detener las armas nucleares o el desarrollo de misiles en las negociaciones con Trump y el secretario de Estado Mike Pompeo.

«El hecho de que Corea del Norte haya seguido construyendo armas nucleares y misiles balísticos en medio de una diplomacia de alto nivel con China, Corea del Sur y Estados Unidos no debería ser una sorpresa», dijo Abraham Dinamarca, director del programa para Asia en el Centro Wilson. «A pesar de todas las cumbres, Corea del Norte es tan peligrosa hoy como lo era hace un año».

Estas bases, y la actividad que se desarrolla en ellas, parecen demostrar que Corea del Norte continúa preparándose para una posible guerra nuclear a pesar de la histórica cumbre entre el presidente Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un en junio. También ha habido informes de que Corea del Norte todavía está produciendo misiles y material nuclear.

«Mejorar las relaciones con Pyongyang puede ser un objetivo loable, pero cualquier afirmación de que se hayan resuelto las amenazas nucleares y de misiles de Corea del Norte es una ilusión o un engaño deliberado», dijo.

“Un informe interesante pero no sorprendente», dijo Kelsey Davenport, directora de política de no proliferación de la Asociación de Control de Armas. «Kim Jong Un solo se comprometió voluntariamente a detener las pruebas de misiles de largo alcance».

El informe se publicó menos de una semana después de que Corea del Norte suspendiera abruptamente una nueva ronda de negociaciones con Pompeo que se había programado para el jueves en Nueva York.

La cancelación, que los Estados Unidos atribuyeron a problemas de programación, siguió a las amenazas de los funcionarios norcoreanos de reanudar las pruebas nucleares y de misiles a menos que se levanten las sanciones de los Estados Unidos.

Además, el Gobierno de -Estados Unidos ha dicho en repetidas ocasiones que las sanciones no se levantarán hasta que el acuerdo de desnuclearización se aplique por completo.

Negociaciones: enfoques diferentes

El diario The Washington Post ha realizado un análisis del tema. Y dada la gran importancia de las negociaciones, dice, “vale la pena examinar las acusaciones de un engaño por parte de Corea del Norte: ¿qué dijo Kim en realidad que haría con su programa de armas nucleares? ¿Y por qué son tan preocupantes los reclamos de engaño norcoreano?”

Sobre la primera interrogante, la diferencia es mucha.

Kim comenzó el 2018 con un discurso en el Día de Año Nuevo, en el cual dio el primer indicio de que él estaba abierto a las negociaciones después de un año de pruebas de armas y una retórica cada vez más hostil de Pyongyang y Washington.

Pero hubo otra parte del discurso que parece igualmente importante en retrospectiva: Kim elogió la supuesta finalización de su desarrollo de armas nucleares y dijo que era hora de un nuevo objetivo.

«Este año, deberíamos centrarnos en la producción en masa de ojivas nucleares y misiles balísticos para el despliegue operativo», dijo Kim. «Estas armas se usarán solo si nuestra seguridad está amenazada».

«El mismo Kim proclamó que ya no necesitan probar partes y que solo producirán armas en masa», dijo Duyeon Kim, un miembro adjunto del Centro para la Nueva Seguridad de Estados Unidos, a WorldView de hoy. Corea del Norte nunca ha rechazado públicamente estos comentarios, y Estados Unidos nunca ha declarado claramente que Kim los rechazó cuando se reunió con Trump en Singapur.

El lunes, en respuesta al informe del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, Today’s WorldView se acercó a varios expertos para preguntarles si el trabajo continuado en los sitios de misiles de Corea del Norte, así como otros informes de que Corea del Norte está expandiendo su arsenal de misiles violaría el acuerdo alcanzado entre Kim y Trump en Singapur.

Todos estuvieron de acuerdo, en algunos casos bastante enfáticamente, en que no fue así.

«Kim no ha roto ninguna promesa», dijo Jeffrey Lewis, un experto en no proliferación en el Instituto de Estudios Internacionales de Middlebury en Monterey. «En cambio, está cumpliendo con uno de ellos: producir armas nucleares en masa».

Por tanto, no sorprende que Corea del Norte todavía esté utilizando bases secretas de misiles, o incluso que produzca nuevos misiles o armas nucleares.

«A pesar de que está violando todas las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, Corea del Norte no rompió ninguna promesa con Trump porque aún no hay un acuerdo nuclear con Washington, no hay nada que les impida expandir su arsenal nuclear», dijo Duyeon Kim.

«Como cualquier otro estado que posee armas nucleares, Corea del Norte está refinando las instalaciones y los procedimientos asociados con las fuerzas nucleares operativas», observó Ankit Panda en un análisis para NK News esta semana.

Entonces, si Corea del Norte está haciendo lo que dijo que haría, ¿por qué las acusaciones del supuesto engaño de Corea del Norte son tan preocupantes? Porque revelan lo diferente que perciben Estados Unidos y Corea del Norte lo que sucedió en Singapur, una brecha que podría hundir cualquier progreso diplomático.

Un trabajo sin terminar

El propio Trump siempre ha presentado la desnuclearización de Corea del Norte como un hecho consumado. Pero muchos analistas creen que Corea del Norte considera que deshacerse de sus armas nucleares es la última de una larga serie de medidas de consolidación de la paz que deben tomarse, si es que eso sucede, dice el Post.

«Trump parece no entender que no negoció un ´acuerdo´ en Singapur», escribió Frank Jannuzi, presidente de la Fundación Mansfield y experto en Asia, en Twitter. «Él negoció solo un ‘intento de negociar’. El trabajo duro aún no ha comenzado».

No ha sido así. Después de que la cordialidad entre Trump y Kim se desvaneciera, las reuniones de trabajo entre Estados Unidos y Corea del Norte fracasaron. Corea del Norte ha presionado por concesiones tales como el fin formal de la Guerra de Corea y el alivio de las sanciones, e incluso ha amenazado con reiniciar las pruebas.

Las acusaciones de deshonestidad y un subsiguiente aire de desconfianza han descarrilado muchos intentos previos de encontrar un terreno común entre Washington y Pyongyang.

En verdad, la reputación de Corea del Norte por la torpeza y su desprecio a la verdad es bien merecida. Pero hasta ahora, Corea del Norte ha cumplido con los requisitos vagos acordados en Singapur.

Y si es que hay alguien confundido acerca de lo que significó esa cumbre, no parece que sea Kim.

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.