Sigue sin solución lío entre Coraasan, de Silvio Durán, y el Ayuntamiento, de Abel Martínez

Foto: Acento.com.do/Archivo/Santiago de los Caballeros, el Monumento a los Héroes de la Restauración.

SANTIAGO DE  LOS CABALLEROS, República Dominicana.-El juez Henry Domínguez, de la Presidencia de la Cámara Civil y Comercial del distrito judicial de Santiago, aplazó para el martes 16 de enero del 2017, el conocimiento de un recurso de amparo incoado por los ejecutivos de  la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan), que dirige Silvio Durán, para exigir al Ayuntamiento, que dirige Abel Martínez, la reapertura del sus oficinas en el Palacio Municipal.

Las autoridades municipales cerraron las oficinas y han impedido que  miles de usuarios paguen en este local, el servicio de agua potable. Según datos oficiales, la Coraasan  recauda más de RD$ 1 millón  mensuales, con el cobro de facturas.

El magistrado Domínguez, quien ya ha fallado  varios recursos en contra del Ayuntamiento de Santiago, tomó la decisión del aplazamiento, para dar oportunidad a  las partes en litigio tengan tiempo de  preparar sus respectivas documentaciones.

Los ejecutivos de la Coraasan  presentaron el recurso de amparo en contra de las autoridades municipales, luego  el alcalde de Santiago, Abel Atahualpa Martínez Durán,  ordenara el cierre de las oficinas de cobros de la Coraasan,  la cual funciona allí desde hace 40 años. La oficina funciona allí desde que el servicio de agua potable de Santiago, era manejado por el Gobierno Municipal.

Los ejecutivos de la Alcaldía alegan que necesitan  el espacio, porque hay oficinas municipales que  están alojadas en los pasillos, no obstante,  los representativos de la Coraasan establecen, que es la segunda vez que se toma esta decisión y aseguran que la acción obedece a una retaliación del alcalde Martínez, por en conflicto que tienen ambas instituciones desde  año pasado.

Silvio Durán
Silvio Durán

 No hay acuerdo.

 En relación a las discusiones que se iniciaron el sábado 06 de enero del 2017, para procurar una salida al conflicto, entre las instituciones estatales, Jorge Ortega, consultor jurídico de la Coraasan dijo que no hay   acuerdo, porque  hay algunos puntos, en los cuales las autoridades municipales, no quieren ceder.

“Uno de estos puntos, es  lo que tiene que ver con el pago del servicio de agua por parte del Ayuntamiento a la Coraasan, ellos se niegan a pagar, se niegan a formalizar un acuerdo y mantienen la  oficina cerrada”, dice Ortega.

En representación del alcalde Abel Martínez,  su vocero personal, Fernando Ramírez, ha dicho que no habrá negociación por parte de las autoridades municipales, alega que el Ayuntamiento no incurrirá en  una violación a la ley.

Mientras se agudiza el conflicto el vocero de la Coraasan, Darío Fernández, confirmó que los ejecutivos de la Coraasan, han cumplido con la advertencia de no incluir el cobro de la basura en su facturación, a partir del 06 de enero del 2018.

“Nosotros enviamos  una notificación, con fecha del 06 de diciembre, llamándolos a que formalizáramos  el contrato, porque de lo contrario se tomaría la decisión de  no facturar el servicio de recogida de la basura en los recibos de la Coraasan, pero nunca respondieron, tuvieron un mes para tomar la decisión y no lo hicieron”, afirma Ortega.

Abel Martínez
Abel Martínez

Los reclamos

El conflicto entre el Ayuntamiento y la Coraasan obedece a la retención por parte de esta última de unos RD$ 44 millones que pertenecen al cobro del servicio de la recogida de basura. Según Ortega, este monto está acumulado desde la gestión de Gilberto Serulle.

“A esta gestión se le ha pagado  no se le ha pagado noviembre y diciembre, porque hay  un embargo, contra la cuenta de la Coraasan, para evitar que el Ayuntamiento cobre ese dinero”, afirma Ortega, asegura, que la deuda del Ayuntamiento a la Coraasan por cobro de agua en las plazas públicas es más de RD$ 200 millones,  monto que las autoridades municipales actuales no han estado en disposición de pagar.

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Contáctanos vía WhatsApp y haz tus denuncias aquí