Navidad 2018, entre la incertidumbre y la esperanza

La celebración de la Navidad es una experiencia de alto significado para las personas y para los pueblos que, por sus sentimientos religiosos o por su identificación con prácticas culturales humanísticas, exaltan valores y sentimientos orientados a la felicidad, a la paz y a la unidad de las familias y de la sociedad. Hoy estamos a la puerta de otra celebración navideña. Si revisitamos el año 2018, encontraremos hechos y acontecimientos que limitarán nuestro entusiasmo; habrá otros, en territorio dominicano, que nos permitirán celebrar y hasta nos exigirán mayor compromiso, para sostenerlos y cualificarlos. Algunos de los hechos que acentúan el dolor y la indignación en la Navidad 2018 tienen que ver con la técnica del cuidado que le otorga la justicia a situaciones relacionadas con algunas empresas, con la Policía; y con líderes y personas vinculadas a determinados partidos políticos. A la justicia no le importa que las prácticas y los procedimientos tengan como resultado muerte, corrupción, violación a derechos humanos- como el caso Polyplás-, sentencias de muerte extrajudiciales por la Policía, feminicidio; y una deuda interna y externa imparables. Realmente, cuando tomamos en peso estos hechos, el aire y la luz de Navidad se tornan viscosos y difícilmente provocan una expresión festiva.

Unido a un tiempo navideño que consideramos gris, participamos de otros hechos que hacen creíble los valores y las actitudes que adornan una Navidad coherente con el Dios que nace y se revela como Buena Noticia para el mundo.  Estos hechos luminosos se relacionan con el fortalecimiento de la conciencia ciudadana; con el reconocimiento de derechos y responsabilidades ciudadanas; la existencia de instituciones como el Centro de Rehabilitación, Pro consumidor; organizaciones y personas que trabajan a favor del medio ambiente y la prevención de riesgos provocados por el cambio climático; algunos medios de comunicación que incentivan una prensa digital crítica y proactiva; así como algunas instituciones de Educación Superior, que siendo de naturaleza privada, tienen una vocación firme y comprometida con la educación pública y la inclusión. Estas acciones producen satisfacción, refuerzan la ilusión y el sentido de fiesta. Además, pueblan la imaginación y el pensamiento de ideas que liberan de experiencias tóxicas; animan con escenas y vivencias que invitan a reír, a soñar y a disfrutar la vida. Un disfrute que toma en consideración los derechos y las necesidades de los demás.

Al estar viviendo un tiempo de Navidad marcado por las dos situaciones descritas, hemos de admitir que estamos moviéndonos entre la incertidumbre y la esperanza. Son tiempos inestables y complejos. La inestabilidad nos reta a definir una hoja de ruta centrada en valores que potencien la integridad del ser humano y la madurez de la sociedad.

La incertidumbre nos desafía a salir de nosotros mismos y a movilizar la inteligencia y la voluntad para entrar en contacto con situaciones nuevas que requieren respuestas comprometidas y claras. Así, podremos cantar y celebrar una alegre Navidad. Prestarle atención a los desafíos que nos presenta la incertidumbre de estos tiempos, nos permitirá encontrar un nuevo equilibrio en los contextos en los que actuamos. Y este nuevo equilibrio ha de fortalecer nuestro compromiso con la celebración de una Navidad esperanzada; con una esperanza que aviva, que no nos deja absolutizar las acciones y nos enseña a abrirnos a lo nuevo y a lo incierto. ¡Feliz Navidad!

encuesta

¿Cree Usted justa la sentencia de caso Odebrecht?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.