Releyendo el discurso de Danilo Medina…

Acento.com.do - 2 de marzo de 2018 - 12:02 am - Deja un comentario

El presidente al hablar del día definitorio de la separación de la República Dominicana de la dominación haitiana, dijo que las batallas “continuaron”. Y a seguidas dijo:

Y fue la firme voluntad de seguir luchando, sin rendirse, lo que llevó a aquellos héroes a conquistar la victoria y a ocupar el lugar de honor más alto en nuestra historia.  Fue su fe y su claridad de ideas lo que les permitió avanzar sin descanso y sin desviarse de su objetivo.

El presidente Medina es un hombre de objetivos claros y firmes, y ha demostrado durante muchos años la persistencia, la vocación de trabajo.

Y sus palabras en el discurso del 27 son elocuentes:

Esa es la gran lección que no debemos olvidar.

Esa es la gran diferencia entre hablar de sueños y convertirlos en realidad.

Es lo que separa a las personas que hacen promesas de las que cumplen compromisos.

Es lo que permite distinguir un verdadero proyecto de país de una ilusión electoral.

Leamos entrelíneas el discurso del president Medina. Observemos sus énfasis y las palabras con vocación futurista. Hay que descifrar sus intenciones. Lea con los ojos bien abiertos estas palabras:

Esa fe y ese compromiso con nuestra patria es el alma de este gobierno.  

Nuestra motivación para seguir dando lo mejor de nosotros.  

Por supuesto, sabíamos desde el principio que lo que nos proponíamos lograr como país no sería una tarea fácil.

Que no se resolvería en una sola batalla.

Y sabemos ahora, después de más de cinco años de trabajo intenso y planificado, que aún nos queda mucho por hacer.

Pero no vamos a parar.

No vamos a bajar el ritmo.

¡Especialmente no ahora, después de todas las batallas que hemos ganado juntos!

Y luego dijo esto:

Tenemos un rumbo, tenemos un destino y tenemos un propósito.

El presidente ofreció una versión paradisíaca de la República Dominicana. El presidente se estaba vendiendo envuelto en el más lustroso papel de gobernante excelente, que ha realizado las transformaciones más importantes de este país en un período relativamente corto. Como nunca se había hecho. Mírelo aquí:

Hay que caminar por las calles de nuestro país para ver como se ha transformado.

El que conoce nuestras calles, nuestras comunidades y nuestros pueblos no puede tener ninguna duda de la magnitud del cambio.

En todo el país está surgiendo una nueva clase media, de familias que antes no tenían una casa y ahora sí la tienen.

De trabajadores que antes no tenían un carro y ahora sí lo tienen.

Y apenas analizamos los preámbulos del discurso. Y dijo:

Ahora nuestro gran reto es dar apoyo a ese grupo todavía demasiado numeroso que ha superado el umbral de la pobreza, pero aún no se ha consolidado como clase media, me refiero a los llamados vulnerables.

Esa es la gran lucha que tendremos en los años siguientes.

Y será una lucha de muchos años. Y el presidente seguirá presente. Su mensaje está repleto de marcas, de metamensajes, de visión de futuro, y de ambiciones de progreso, que solo con él se podrían conseguir, porque es un presidente que no descansa ni los fines de semana. Ese fue su mensaje.

Confirme usted mismo con esta frase lo que decimos:

A esta batalla estamos dedicando enormes esfuerzos, porque queremos que este país de clases medias emergentes no sea un sueño efímero, sino un cambio profundo, duradero y sin marcha atrás.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.