“Neyba : Temas Culturales e Históricos”, de Ariel Acosta Cuevas

Aqui se registra el sentido épico y estético de s por.eso.que lo definimos como el primer vagido de la soberanía del nacer de la patria. Esto, sin olvidar el grito de libertad del cacique Enriquillo, con su rebelión contra los abusos y saqueos de los invasores españoles.
Julio Cuevas - 7 de diciembre de 2018 - 12:07 am - Deja un comentario

“Neyba: Temas Culturales e Históricos ” (2018), es una obra estructurada por una recopilación de textos culturales, escritos por el intelectual neibero, Dr. Ariel Acosta Cuevas, quien, desde un enfoque muy personal, presenta al lector una panorámica del perfil cultural del pueblo de Neiba y de algunos de sus escritores, permitiendo advertir que en la literatura neiberos, no sólo es Apolinar Perdomo, la figura a citar, sino que tenemos también la voz de un Ángel Hernández Acosta; Alex Ferreras Cuevas; Fernando Fernández; Abraham Méndez Vargas; Óscar Acosta Pérez; Ángel Gonzaga Peña Santana; Gerson Méndez; José Miguel Gómez; Ramón de Jesús Núñez Duval; Jorge Viriato Noboa Herasme; entre otros autores.

Es una obra que reitera y exige a la historia nacional, reconocer que en Neiba fue que se perpetró el primer enfrentamiento armado entre el ejército haitiano y las fuerzas del pueblo dominicano en lucha por la.defensa de la soberanía, el 13 de marzo de 1844, en lo que se conoce en nuestra historia como la Fuente del Rodeo, donde, por primer a vez, se derramó sangre dominicana, en la Provincia Bahoruco, destacándose en el mando, el general Fernando Taveras. Eso hace definir a Neiba como el primer acorde libertario nacional. La puerta de la libertad de la República Dominicana.

Aqui se registra el sentido épico y estético de s por.eso.que lo definimos como el primer vagido de la soberanía del nacer de la patria. Esto, sin olvidar el grito de libertad del cacique Enriquillo, con su rebelión contra los abusos y saqueos de los invasores españoles.

Se trata de un libro para investigadores de la memoria histórica del Sur, en específico del pueblo de Neiba, con la finalidad de registrar su valor cultural e histórico, en los anales de la hostoria, partiendo de sus raíces fundacionales.

El valor de esta obra está en la argumentación histórica que en ella se explaya, desde un discurso claro, preciso, directo, sin rebuscamientos ni malabares expresivos, lo que.permite que cualquier sujeto-lector pueda entender sus planteamientos.

Desde una lectura crítica, está obra debe entenderse como un aporte a la búsqueda y consolidación de las raíces identitarias de Neiba y del país, ya que aporta una relación de hechos que originaron su existencia, como pueblo del Sur. No es posible entender el estado de desarrollo y la conducta de su gente, si usted no conoce el pasado de ese pueblo.Ahí radica la valía cognoscitiva de esta publicación, lo que también ayuda a perfilar la identidad y la revisión histórica del pueblo dominicano, en un momento en que la globalización pretende aplanar los.cimientos culturales de los pueblos.

Aquí también hay señalamientos discutibles y afirmaciones riesgos, como la idea de presentarnos “Los mejores poetas de Neiba”. Nada más co el título de ese apartado dentro del.libro, tenemos para organizar un gran coloquio que nos aproxime a buscarle una base lógica, racional, que nos permita valorar los criterios que seleccionar “los mejores poetas de Neiba”. De entrada, el autor seleccionó a los dos poetas que él entender que son los mejores poetas del pais. Ellos son, según el Dr. Ariel Acosta Cuevas, esos poetas son Apolinar Perdomo (1882-1918) y Ángel Hernández Acosta (Quinito-1922-1995). Yo, de manera particular, estoy de acuerdo con su afirmación, aunque creo discutible sus demás afirmaciones, por lo que la obra, de por sí, obliga a un debate o un coloquio, en el Centro Cultural de Neiba o en cualquier otro espacio a nivel nacional.

Aquí nos encontraremos con un episodio histórico reciente de nuestra épica patriótica ñ, se trata de “La rebelión de los Sargentos, Las Manaclas y la Revolución de Abril de 1965”, con el cual, el jurisconsulto Ariel Acosta Cuevas, quiere remover del olvido la participación de Neiba en esos acontecimientos patrióticos. Ariel pretende fijar en la.memoria histórica de la nación dominicana, la presencia bélica de Neiba en la defensa de la soberanía nacional, algo que la juventud neibera está en la obligación de conocer en las aulas y fuera de ellas. Ese es otro motivo que acentúa los aportes de Ariel, no sólo a Neiba, sino al país, con la publicación de ese libro.

En la ya finalizada Feria del Libro en Neiba, ese texto debió ser debatido, sin embargo, pasó como desapercibido, como quien procura sepultar realidades con el olvido. No pueden alegar desconocimiento, porque algunos de sus organizadores ya lo tenían en las manos desde el mes de octubre, ya que se los entregué durante el desarrollo del Primer Festival Literario del Sur, organizado por el Centro Cultural “Perelló”, en Baní. Pero todavía se está a tiempo para que organicen un coloquio sobre tan polémica y significativa obra.

Aprovecho para solicitarles a los organizadores de la Feria del Libro de Neiba o al Ministerio de Cultura, que, desde su Dirección Regional de Cultura, le dediquen una próxima feria del libro a este intelectual dominicano que tanto le ha aportado a este pueblo desde sus publicaciones y desde su hoja de servicios, como servidor administrativo. Y de entenderse que no tiene los méritos requeridos, algo que yo pongo en dudas, por lo menos, organicen un Coloquio-crítico en torno a ese libro que hoy nos convoca y que nos obliga a asumirlo como una referencia bibliográfica obligada, si en verdad se procura reconocer y resaltar los valores de la provincia y del país. El reto está planteado y no admitimos el silencio cómplice. Actúemos sin escaramuzas.

Ahí tenemos la oportunidad para comprobar, desde la discursividad analítica, los sentidos culturales e históricos que se ocultan en este libro y que nos obligan a indagar de manera más inquisidora, en su importancia política y literaria, en los anales de la bibliografía nacional.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.