¿Después del festival literario…qué hacer?

Esa es mi propuesta, representada en esos diez (10) puntos, para la reflexión y el debate de las ideas.
Julio Cuevas - 9 de noviembre de 2018 - 12:08 am - Deja un comentario
En este país se celebró un evento muy significativo para la región Sur del país y pocos medios de comunicación recogieron o difundieron ese histórico evento. Esto no es raro, en una sociedad donde la “chercha”, lo ridículo y  la farándula, son el hito del momento.

Si hubiese sido un chisme surgido en la región del Sur, le dan gran cobertura a nivel nacional. Esa es una muestra de, hasta donde lo trivial y el espectáculo, son los referentes fundamentales de nuestro imaginario cotidiano, como pueblo. Eso es algo vergonzoso y repugnante. Nos convertimos en una sociedad de absurdos, donde los actos creativos culturales son opacados o desmeritados por lo insignificante o banal del día a día.

Mientras más insignificante sean los hechos, más apoyo reciben de la prensa y de los mpresarios, dueños de los medios de comunicación. Por eso, el Primer Festival Literario de la Región Sur, celebrado en Las Salinas, Baní, del 26 al 28 de octubre, nada más se queda registrado en los que estábamos allí, celebrando ese histórico evento cultural, con el auspicio del “Centro Cultural Perelló” y la coordinacion de diferentes organizaciones culturales de los diferentes pueblos del Sur. Dos periódicos presentaron una breve reseña, del mas importante evento realizado en el Sur del país, hasta la fecha.  Actuamos como una orquesta de músicos “cruzados”, dislocados.

No sentí el apoyo del Ministerio de Cultural como órgano estatal, aunque sí fue muy sentida la acción de gestores y gestoras culturales, poetas, pintores y narradores que trabajan en ese Ministerio, el cual debe ser más beligerante. Pero no es momento de lamentos y quejas, estamos en la hora de seguir adelante y hacer propuestas para afianzar lo que tenemos y seguir adelante, construyendo la llegada de la real “Hora del Sur”.

Desde el Festival Literario del Sur, podemos inducir al gobierno y/o al Estado dominicano,  a aplicar razonables políticas públicas culturales que respondan a la realidad de cada región del país y nos dejemos de seguir poniendo parches de manera ocasional
No pude estar presente el último día del cierre del festival, porque fue el 28 de octubre y, en mi calidad de miembro del honorable Claustro Menor de la UASD, me vi en la obligación de asistir a ese evento académico, celebrando un aniversario más de la Universidad Autónoma de Santo Domingo-UASD.

Después del Primer Festival Literario del Sur, estas son mis propuestas para seguir creciendo:

1-Que se celebren varias actividades culturales pre-Festival Literario en los diferentes pueblos o comunidades del Sur, con el auspicio de los ayuntamientos municipales, entre otras organizaciones, como el Ministerio de Cultura y sus representantes o direcciones culturales regionales.

2-Que la sede sea rotativa, es decir, que el festival literario se pueda realizar en uno de los distintos pueblos del Sur. Esa selección se hará mediante tómbola donde esten los nombres de esos pueblos, sin aceptar repeticiones inmediatas de un pueblo que ya haya sido sede del evento cultural.

3-Inducir al Ministerio de Cultura, para que se apreste a la orientación y/o coordinación de diferentes talleres literarios en los.digerentes pueblos y/o comunidades del Sur.

4-Realizar talleres de escritura creativa y apreciación estética y desarrollo creativo, en cada un cada pueblo del Sur que registre la existencia de talleres literarios funcionales.

5- Organizar un concurso literario que abarque los diferentes  áreas de la creatividad (Pintura, teatro, cuento, novela, poesía, escultura, etc.). Con eso se procura incentivar a nuestros creadores a continuar su labor de manera consistente, sin que se vea obligado a nada más trabajar para un “concurso”.

6-Tratar de que el evento cultural no sea arropado por el afán de lucro, donde lo mercantilista no sea el.discurso predominante, aunque el evento pueda servir de base para el turismo cultural. Ser más moderados en eso de querer aprovechar la fachada cultural, para organizar “mi mercado persa”. Con esto no quiero alejar la cultura de sus significativos aportes al desarrollo sustentable y sostenido del país.

7-Hacer del festival literario del Sur un puente de enlace internacional con autores y autoras de  otros países, como Haití, Puerto Rico, Cuba, entre otros. De tal manera que vayamos construyendo puentes que nos permitan ir rompiendo con nuestra apalastrante insularidad.

8- Editar o imprimir las memorias de cada Festival Literario del Sur, regalarlo a los autores de ponencias y venderlo al público, sin olvidar distribuir en las bibliotecas municipales de las comunidades del Sur y otras regiones del país.

9-Coordinar un posible financiamiento económico de parte del Ministerio de Cultura o la facilidad de pasajes y estadías a creadores internacionales.  Hay que buscar la forma para que el soporte financiero de mantener ese gran evento cultural, no sea una nebulosa en cada año.

10-Abrirle un canal de YouTube al Festival Literario del Sur y darle vigencia en todos los espacios que podamos tener en el mundo de la tecnología, para crear una plataforma digital que nos permita expandirnos en el ciberespacio, de forma y manera que todo cuanto fluya o brote del y para el festival, sea de conocimiento mundial , porque sólo de esa manera podemos convertir a nuestro olvidado Sur, en un válidao nicho productivo dentro de la industria cultural mundial.

Esa es mi propuesta, representada en esos diez (10) puntos, para la reflexión y el debate de las ideas. Lo recomendable es que surjan varias posiciones y 0que, luego, nos quedemos con aquellas que nos permitan continuar actuando y demostrándoles a los burócratas del Estado que, a pesar de su olvido y su ceguera, el Sur es vitalidad, esperanza y abnegación en esta patria.

Desde el Festival Literario del Sur, podemos inducir al gobierno y/o al Estado dominicano,  a aplicar razonables políticas públicas culturales que respondan a la realidad de cada región del país y nos dejemos de seguir poniendo parches de manera ocasional. La cultura de un pueblo es su más preciado recurso.asumamos nuestro poder ciudadano, como sujetos creadores.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.