La columna de Miguel Guerrero

Del buen maestro al gremialista

La deprimente y prolongada escena puesta a rodar  morbosamente en las redes de dos muchachas peleándose presuntamente por un novio en un recinto escolar, ante la presencia entusiasta de decenas de sus compañeros sin que ninguno de ellos intentara separarlas y sin que apareciera allí un supervisor o profesor para imponer el orden, proyecta la imagen real de la escuela dominicana que estamos obligados a cambiar. En mis años de escolaridad una situación como esa era improbable. Y la diferencia estriba en el concepto prevaleciente respecto al rol del docente.

Lo que pasa dentro de un recinto escolar es responsabilidad de los maestros, no del Ministerio de Educación. Y evidentemente el deplorable nivel académico que se observa en la escuela tiene relación directa con el deterioro de la calidad del magisterio que el país ha estado observando desde hace décadas. Antes teníamos maestros, que fuimos cambiando por profesores que finalmente se convirtieron en gremialistas, dispuestos siempre a detener el año escolar y paralizar la docencia por demandas laborables.

No pretendo cuestionar el derecho del gremio de profesores a luchar por una sustancial mejoría de la calidad de vida de sus afiliados, porque soy un firme creyente de que la calidad de la educación requiere de profesores bien pagados y protegidos por buenos seguros, de salud como de retiro. Pero la defensa de esos derechos no justifica la negativa a cumplir con sus deberes magisteriales. Y cuidar de los planteles. He visto al gremio protestar insistentemente sobre los programas del gobierno en el área educativa, pero nunca hablar de las responsabilidades que les tocan en el buen funcionamiento de la escuela y del sistema.

La escena de las dos niñas peleándose furiosamente en el patio de una escuela debería avergonzar a quienes están llamados a ser de ella el hogar de formación de buenos y responsables ciudadanos.

encuesta

¿Considera correcto que Leonel Fernández lidere protesta frente al Congreso contra la reforma constitucional?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.