Matices para la vida

Cuidar el corazón es un compromiso de amor

Al oír la palabra cuidar, podemos pensar en  una situación de salud. Y al decir cuidar el corazón, puede pasar lo mismo, y   pensemos en alguna pastilla para el buen funcionamiento de este órgano, o en alguna afección que pueda tener cualquier persona.

Y sí, pero no, al decir cuidar el corazón quiero hacer alusión no solo al cuerpo físico, sino también referimos al cuerpo emocional y espiritual, consciente de que un desequilibrio en cualquiera de ellos afecta. Es una invitación a cuidar el corazón. 

Cuando la invitación abre camino para que sea

Una vez que está la disposición para hacer algo, entonces, aparecen las herramientas para realizarlo, y en ese sentido recuerdo que, hace unos meses atrás, una amiga y yo pasamos por una librería, y había  un estante con libros a un precio  especial, mi amiga vio el título de un libro  y dijo en voz alta, voy a comprar este libro para orientarme en mis situaciones médicas del corazón;  pero al llegar a su casa y ver el contenido,  se da cuenta de que no tiene nada que ver con el título que ella compró, luego me recomendó comprar el libro, pues me ayudaría a mí y a las personas que acompaño. Un día,  ella me acompañó a  buscar el libro, pero nos dicen que ya se había agotado, sin embargo,  uno de los empleados encontró en almacén el único ejemplar que había en existencia.

La enseñanza  es  que,  al abrir la intención  todo se pone en disposición, por tanto, he retomado esta invitación a cuidar el corazón en todos sus aspectos, a despertar la conciencia  y a conectar con toda la riqueza que tiene guardada en su profundidad. A buscar los caminos que indiquen donde están las medicinas que curan no solo el corazón, sino también el alma. 

Cuidar  el corazón

Cuidar  viene del sustantivo “coidar” y al mismo tiempo del latín “cogitare” que quiere decir pensar, amparar, resguardar, proteger, conservar, almacenar, esconder o atender, reflexionar, razonar, calcular, pensar o meditar. Es poner atención plena,  diligencia, presteza, prontitud, solicitud, atención a  algo (Diccionario de la RAL).

Al fijar la atención en todos los verbos que usa el diccionario para definir la palabra cuidar,  me doy cuenta  del  sentido que cobra mi libro, quien  como una excusa vino a mí, para que cayera en la cuenta  de la invitación a  fomentar el cuidado y los “primeros  auxilios  para el corazón”(así se llama el libro de Guy Winch).

Cuidar es muestra de amar, por ello, cuando estoy cuidando mi corazón,  me estoy dando a mi [email protected]  la más grande muestra de amor que pueda existir,  y en ese ejercicio de  cuidar  entran algunos elementos que pueden ayudar a implementar esta nueva tarea.

Cuidar es un compromiso de amor

Es una responsabilidad muy personal saber a quién se entrega el corazón, en que mano se pone, a qué  emociones se arriesga, a qué sueños e ilusiones se empuja, a quién se le abre la puerta para que entre o a quién se les entregan las llaves de este. 

Es un compromiso de amor con uno [email protected]  saber cómo gestionar  el propio corazón, como promover la higiene de este y  vivenciar esos tips  cada día.

Tips para el cuidado del  corazón

Cuidar la higiene emocional, ya que las emociones tienen su rompe olas en el cuerpo físico.

Sanar todos los sentimientos que se hayan quedado atorados en el corazón, como el odio, la rabia, el dolor.

Desentrañar heridas de injusticia, abandono, rechazo, humillación y traición, que tanto dolor y tristeza ocasionan al corazón.

Desentrañar  la culpa y la vergüenza  y cambiarla por la responsabilidad. Es más sanador decir soy responsable a decir, soy culpable.

Validar las emociones positivas

Abrir paso al perdón personal e interpersonal

Pensar en positivo y comunicarse de forma asertiva

Hacer dietas de emociones negativas y hábitos destructivos como la crítica  a otros

Vaciar el corazón de recuerdos nocivos que empalidecen  la acción diaria del buen vivir

Exponerme constantemente al amor integral, a la gratitud y a la plenitud,  como acciones que ayudan en esta bonita acción de cuidar nuestro corazón

Asumir esta tarea como una acción personal!

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Contáctanos vía WhatsApp y haz tus denuncias aquí