Fogaraté

¡Pobre Duarte!

No bien volvió a su tierra desde la Europa libertaria, cayó sobre él, junto con la bienvenida, esa frase cargada de pena. Y cuando integró con sus mejores amigos el primer grupo subversivo de esta tan triste historia patria, recibió la misma frase como una condena. Y con cada clandestinidad y destierro volvieron con lo mismo. Y desde aquel inolvidable 27, como colofón de cada hecho oprobioso que nos condena a un futuro incierto, se le ha dedicado esa frase amargamente compasiva que hoy, por cierto, pronuncia todo aquel que ve su avejentada figura de prócer entristecido en la Plaza de la Bandera: “¡Pobre Duarte!”

encuesta

¿Considera usted que se jusfifican las críticas del abogado de Octavio Dotel al Procurador Jean Alain Rodríguez?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.