Atalaya del escrutinio

Burundanganada

«Es importante señalar que Escopolamina tiene muy poca absorción por la piel, así que no sería posible poder someter a una persona solo con el hecho de tocarla, o tocarla con un papel impregnado con la sustancia y provocarle una sedación para que un delincuente pudiese cometer algún ilícito contra esta persona.» Boris Duffau, jefe del Subdepartamento de Sustancias Ilícitas del ISP de Chile

Nuestra autovaloración nos coloca entre los diez países de criminalidad más alta en el mundo, y tercero en América, solo superado por Venezuela y Brasil (y a la par de México), según resultados recientemente publicados por la encuestadora Gallup. Sin duda sufrimos demasiados crímenes, pero también nosotros en ocasiones magnificamos los hechos y con frecuencia nos alarmamos circulando anécdotas espurias de delitos fantasiosos.

Equipos utilizados para manipular químicos peligrosos absorbidos por la piel

En estos momentos la percepción de muchos ciudadanos incautos es que tenemos un ejército de atracadores y abusadores en las calles con un arma química más poderosa que el Novichok ruso de calibre militar utilizado en Salisbury contra el ex-espía Sergei Skirpal y su hija, Yulia.  Los Skirpal se contaminaron al tocar el tirador de la puerta de entrada de su casa, y varias horas más tarde fueron encontrados inconscientes en un parque, después de haber conducido su vehículo  y caminado una buena distancia en el centro de la ciudad, donde tomaron copas en un pub y almorzaron en un restaurante antes de colapsar.  Novichok es uno de los agentes químicos más potentes y peligrosos, y para manipularlo se requiere de equipos especiales para protegerse, pero aun así no hace efecto inmediato al contacto. Si hemos de creer las múltiples historias que circulan a profusión entre dominicanos en las redes, aquí en cualquier lugar someten instantáneamente a una persona en plena calle y la transforman en zombi  con  burundanga/escopolamina para aprovecharse de ella en la forma que le venga en gana, sin que el perpetrador requiera de protección alguna. Con solo hacernos tocar o aspirar un poco del polvo misterioso, instantáneamente perdemos la voluntad y nos entregamos al brujo que maneja este químico sin él contaminarse. 

Así una de las más recientes “historias verídicas” que ha circulado profusamente en la red en estos últimos días insiste en el efecto instantáneo al mero contacto con una diminuta tarjeta de presentación, citada literalmente a continuación:

“Hola chicos y chicas, es Hortensia y esto pasó ahora, no a un amigo ni conocido, a mi hija!!!  Iba en un uber y el tipo le pasó una tarjeta de presentación diciéndole que era DJ y ella soltó rápidamente la tarjeta porque sintió un calentón y taquicardia y mareos trató de salir del carro y tenía seguro de niños y ella trató de salir y le pidió que se parará y no lo hizo.  En la Lincoln con José Contreras en el semáforo se pasó para alante y se tiró del carro y salió corriendo a un establecimiento donde entró gritando y ahí le brindaron la ayuda.   Ahora estamos en corazones unidos pasándole suero pero gracias a Dios todo bien.  Les cuento esto para que tengamos mucho cuidado con nuestros hijos y nosotros mismos.”

Los cuentos han venido escalando rápidamente en intensidad, la burundanga exponencialmente en su potencia, y los delincuentes en su osadía. Ya ni siquiera son anónimos al ser fácilmente identificables: por ejemplo,  en este reciente cuento por la vinculación con Uber. La policía, siempre dispuesta a exhibir a los delincuentes capturados y sometidos a la justicia, aún no ha presentado el primer caso comprobado de uso de burundanga por contacto con la piel.

La burundanganada criolla, o nueva ola de bulos, está creando confusión y desasosiego en la población, y sobre todo entre jóvenes y mujeres, excediéndose cada día en creatividad. Con cada nuevo caso se rompe el alto umbral del anterior, pues las autoridades en lugar de frenar con información fehaciente el flujo de anécdotas falsas, alimentan la fábrica de bulos con su asentimiento tácito. Si no reaccionamos proactivamente para detener la burundanganada, el troleo será tan devastador como la escopolamina cuando se hace ingerir por la víctima en una bebida alcohólica.

Un relato recientemente recogido y publicado por varios medios de amplia circulación cuenta de la penetración sin autorización de un joven en camiseta  blanca  a uno de los pasillos del Servicio de Medicina Interna del Hospital Gautier con la intención de  sobar con burundanga a tres médicos de primer año. Ni las autoridades sanitarias ni el DICRIM, entidad policial que “investiga el incidente”, se esforzaron por aclarar públicamente que el joven sospechoso debió ser un perturbado paciente psiquiátrico  y no un auténtico burundanguero, pues ¿qué efecto delictivo buscaba el atrevido con esa acción disparatosa? ¿En base a cual análisis de laboratorio comprobaron que la sustancia frotada era escopolamina?  ¿Por qué no aprovecharon la ocasión  para educar a la opinión pública sobre el verdadero uso de la burundanga en bebidas como arma para cometer ilícitos, en lugar de reforzar el pánico que  los troleros están desatando con la burundanganada?

En realidad lo que tenemos es muchos troleros poniendo a rodar bulos en las redes, y unos cuantos comunicadores y autoridades que inconscientemente le dan relieve a esas anécdotas fantasiosas, cuentos que parten de la muy real burundanga/escopolamina y su comprobado uso mezclada con bebidas para fines delictivos. Lo único es que esta droga, la escopolamina,  debe ingerirse, pues se absorbe idealmente por el tracto gastrointestinal para producir el efecto que permite abusar de la víctima, al igual que el alcohol y otras sustancias en dosis elevadas, y jamás surte efecto instantáneamente, sobre todo porque la dosis tiene que ser óptima o la víctima puede morir de sobredosis. De hecho la burundanga es utilizada principalmente en discotecas, bares  y otros lugares de expendio de bebidas alcohólicas donde es mezclada por manos criminales en las copas de personas incautas, acechándolas de cerca hasta poder manipular su voluntad a su antojo. En cambio, la burundanganada es la acción criminal del trolero que hace pasar cuentos fantasiosos por anécdotas verídicas entre la población incauta, y es algo que todos debemos combatir en estos momentos, pues por igual es un hecho delictivo de alta peligrosidad.

Hacemos un llamado a nuestras autoridades sanitarias y policiales, así como a los medios de comunicación responsables,  a denunciar la burundanganada  y educar con información fidedigna sobre el verdadero y terrible uso de la escopolamina y sustancias similares para usos delictivos, y explicar cómo podemos protegernos cuando consumimos bebidas y alimentos en lugares públicos. Los ciudadanos cibernéticos debemos abstenernos de difundir los mensajes alarmistas sobre usos fantasiosos de la burundanga (y demás bulos que circulan), o mejor aún, denunciar esos cuentos como burundanganadas. Suficiente criminalidad tenemos en nuestra sociedad para permitir que los troleros nos agiten con sus burundanganadas, empeorando nuestra propia percepción del desorden público con delitos fantasiosos.

Lecturas:

https://news.gallup.com/reports/235310/gallup-global-law-order-report-2018.aspx

http://www.t13.cl/noticia/nacional/la-temida-droga-burundanga-estos-son-efectos-escopolamina

http://www.elpais.com.co/multimedia/videos/video-mitos-y-verdades-sobre-la-escopolamina-un-experto-resuelve-las-dudas.html

http://www.elcolombiano.com/antioquia/seguridad/escopolamina-en-centros-comerciales-de-medellin-JF8564865   

https://noticiassin.com/republica-dominicana/2018/05/20/pn-advierte-asaltantes-usan-de-burundanga-para-atacar-a-sus-victimas/

https://remolacha.net/2018/05/video-victimas-de-la-burundanga/ 

https://www.diariolibre.com/noticias/director-de-hospital-denuncia-tres-medicos-fueron-drogados-con-burundanga-DD10208685

https://elnuevodiario.com.do/el-aliento-del-diablo-la-escopolamina-burundanga/

https://elpais.com/internacional/2016/09/20/america/1474403085_694757.html 

http://mitosytimos.blogspot.com/2015/08/el-mito-de-la-burundanga.html

https://www.eldiario.es/consumoclaro/cuidarse/Burundanga-realidad-leyenda-urbana_0_715328985.html

https://www.snopes.com/fact-check/burundangascopolamine-warning/

encuesta

¿Cree usted que el mensaje de Margarita Cedeño conducirá a la unidad de Danilo Medina y Leonel Fernández?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.