Fogaraté

QEPD el libro

Hace tiempo, Jose Miguel Gómez escribió algo que asumo: Presenciamos el funeral de las viejas librerías (La Trinitaria apenas respira y nadie dice nada) en una sociedad internetizada que existe para el dinero, el hedonismo y el placer. ¡Qué pobre país! Matamos el espacio humano de la librería a cambio de las bancas de apuestas, el “liquor store”, el colmadón, la prostitución, el sexo y el consumo. ¡Qué pobre país! Porque,  ¿Qué es un pueblo sin librerías? ¿Qué se respira en un barrio donde nadie se peina con el libro, ni lo tiene de almohada, ni lo vive como una respuesta a futuro para graduarse de persona?

encuesta

¿Ha leído usted la ordenanza del Ministerio de Educación para la equidad de género?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.