Preguntas cinéfilas sobre José Jasd, Aída Cartagena Portalatín y Glenda Jackson

Jimmy Hungría - 13 de junio de 2018 - 12:08 am - Deja un comentario

Cuando el 7 de enero pasado se realizó la 75ta. entrega de los Globos de Oro, los premios que otorga la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, recordé que uno de los primeros presidentes de dicha entidad (en el periodo 1953-1954) fue un dominicano: José Jasd. 

Nacido en La Vega en la curiosa fecha 11-11-11 (11 de noviembre de 1911), su apellido Jasd lo creó con las siglas de su nombre completo: José Antonio Sánchez Delgado, con el cual firmó los primeros cuentos que escribió, uno de los cuales, “Almas atormentadas”, fue incluido en 1938 por Max Henríquez Ureña en la antología “Veinte cuentos de autores dominicanos” (aunque no se publicó hasta 1995 y en la que también hay cuentos de Pedro Henríquez Ureña, Juan Bosch, Héctor Incháustegui Cabral, Ramón Marrero Aristy, Tomás Hernández Franco, Julio Vega Batlle, Américo Lugo, etc.).

Emigró a Estados Unidos y se estableció en Los Angeles, donde fue periodista durante más de 30 años. Al retirarse regresó a su país natal en la década de 1970 donde se dedicó a pintar y exponer sus cuadros, publicó una novela (“Beliná”) y se hizo famoso con un programa de televisión, “El mundo maravilloso de José Jasd”, en el que recordaba sus vivencias hollywodenses y mostraba fotografías en que aparecía con figuras estelares del cine, desde actrices como Marilyn Monroe hasta directores como Alfred Hitchcock.

José Jasd (primero a la derecha) con otros fundadores de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood en 1946

Una vez pidió que las cámaras enfocaran sus pies y dijo que las sandalias que calzaba se las regaló Charlton Heston, quien las había usado en la película “Ben Hur”. A su popularidad contribuyeron su peculiar forma de hablar y de vestir, así como la comiquísima imitación que hacía de él Cuquín Victoria. Otro que hace una muy buena imitación de José Jasd es Antolín Contreras en el programa radial “Desde el segundo piso”, cada domingo de 5:00 a 6:30 de la tarde por Quisqueya FM 96.1 y en este enlace de internet:

www.quisqueyafmrd.com

José Jasd tenía 77 años cuando falleció en 1988. ¿Adónde habrán ido a parar sus cuadros, sus textos inéditos, sus fotografías y los regalos que recibió de sus amistades hollywoodenses? ¿Alguien conserva grabaciones de sus programas de televisión?

Este enlace contiene algunas de las fotografías:

https://www.flickr.com/photos/[email protected]/albums/72157626513844958

Ahora paso a referirme al magnífico libro de Francisco Ortega Polanco, “Testigos de excepción. Perfiles del siglo XX en la República Dominicana” (Editora Corripio, 2003), en el cual el actual Juez de la Suprema Corte de Justicia reúne una veintena de crónicas y entrevistas con importantes personalidades que el autor publicó en los años en que se desempeñó como periodista en los diarios El Caribe (1987-1992) y Hoy (1992-1998).

En la página 144, en el capítulo dedicado a Aída Cartagena Portalatín, de cuyo nacimiento se cumplen 100 años este lunes 18 de junio (capítulo basado en la entrevista que le hizo para el desaparecido suplemento cultural de El Caribe, edición del 29 de junio de 1991, página 6), Ortega escribe lo siguiente: “Incursionó también en el llamado séptimo arte, afición que descubrió durante sus estudios en la Escuela de Louvre, en la que el cine era una materia ordinaria. Realizó 19 documentales, todos con fines didácticos, arqueológicos e históricos. Entre ellos, unos 1,500 pies de película acerca de los monumentos coloniales de Santo Domingo. Aún le quedaba un gran reto, decía: la realización de una película completa y amplia”.

Aída Cartagena Portalatín. Foto Aybar, 1947. Colección Ylonka Nacidit-Perdomo.

¿Dónde están esos documentales que realizó Aída Cartagena Portalatín? ¿Alguien nos hará el favor de exhibirlos públicamente, en este año del centenario de su nacimiento? 

“Aída fue editora, investigadora, compiladora, cuentista, novelista, poeta, crítica de arte, ensayista, promotora cultural, dibujante, viajera infatigable, historiadora, fotógrafa, museógrafa, coleccionista, catedrática universitaria, antropóloga, la intelectual dominicana del siglo XX más polifacética”, como muy bien nos dice Ylonka Nacidit-Perdomo en este enlace:

https://acento.com.do/2015/cultura/8288565-ylonka-nacidit-perdomo-aida-cartagena-portalatin-la-voz-desatada/

También recomiendo leer estos otros enlaces de Miguel D. Mena y la misma Ylonka: 

https://acento.com.do/2016/opinion/8404190-nuevo-libro-aida-cartagena-portalatin-ensayos-isla-abierta/

https://acento.com.do/2018/cultura/8569785-ylonka-nacidit-perdomo-aida-mundo-mar/

Despido estas líneas cinéfilas compartiendo la emoción y alegría que sentí al ver en la noche del domingo pasado, en la transmisión televisiva de la entrega de los Tony Awards (los premios anuales de The American Theatre Wing para las obras representadas en el distrito teatral de Broadway en Manhattan, New York), cuando Glenda Jackson, a sus 82 años, recibió el correspondiente a la mejor actriz principal (Best Leading Actress in a Play) por su rol en la obra de Edward Albee, “Three Tall Women”, por la que también fue galardonada Laurie Metcalf como mejor actriz de reparto (Best Featured Actress in a Play).

Dos veces ganadora del Oscar a mejor actriz por “Women in Love” (1970) y “A Touch of Class” (1973), Glenda Jackson también ganó el Emmy por la miniserie “Elizabeth R” (1971) cuyo papel como la reina Elizabeth I volvería a personificar el mismo año en la película “Mary, Queen of Scots” que coprotagonizó con Vanessa Redgrave, resultando ambas ganadoras del premio David di Donatello que Glenda volvería a recibir por “Hedda” (1975), por la que volvió a ser nominada al Oscar. Así mismo, Glenda ganó el BAFTA y volvió a ser nominada al Oscar por “Sunday Bloody Sunday” (1971).

Glenda Jackson en 1973

Además de las mencionadas, son memorables sus actuaciones en películas como “The Music Lovers” (1971), “The Romantic Englishwoman” (1975), “The Incredible Sarah” (1976), “Stevie” (1978), “The Return of the Soldier” (1982) y “Turtle Diary” (1985), entre otras.

Estuvo retirada de la actuación desde 1992 cuando fue electa para ocupar un escaño en el parlamento británico y años más tarde fue designada secretaria de Transporte por el primer ministro Tony Blair. Pero en 2015 se retiró del parlamento y volvió a las tablas, nada menos que en la tragedia de Shakespeare, “King Lear”, en el legendario Old Vic de Londres.

Así como ha retomado su carrera teatral, ¿volverá al cine? Ojalá que sí. Su última película data de 1992, ¿cuándo será la próxima?

NOTA: A Julio Cortázar le gustaba muchísimo y le rindió homenaje en el cuento que le dio título a uno de sus últimos libros: “Queremos tanto a Glenda”, el cual puede leerse en este enlace:

http://www.literatura.us/cortazar/aglenda.html

El libro acababa de salir de imprenta cuando Cortázar se enteró del estreno de una película protagonizada por Glenda, titulada “Hopscotch”, tal como se tituló la traducción al inglés de su novela “Rayuela”, lo cual motivó a Cortázar a escribirle a Glenda la carta contenida en este enlace:

http://www.literatura.us/cortazar/botella.html

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.