Trump temeroso destituye al Fiscal General, Jeff Sessions, que le investigaba por vínculos con Rusia

Los demócratas ven su expulsión como otro intento presidencial de interferir con la investigación de Rusia del abogado especial. Se esperan más cambios en el Gabinete.
Servicios de Acento.com.do - 8 de noviembre de 2018 - 10:48 am - Deja un comentario
Foto: Acento.com.do/Archivo/Jefr Sessions.

REDACCIÓN INTERNACIONAL-Donald Trump canceló al Fiscal General Jeff Sessions, menos de 24 horas después de que los demócratas ganaron el control de la Cámara. Al hacerlo, la Casa Blanca establece un posible enfrentamiento constitucional sobre la investigación que desarrolla Robert Mueller sobre la posible participación de la campaña de Trump en la interferencia de Rusia en las elecciones de 2016.

Matt Whitaker, el elegido por Trump para reemplazar, en calidad de interino, a Sessions y supervisar la investigación de Mueller, ha sido crítico con la investigación en el pasado, diciendo que podría ser “una cacería de brujas”. Pero puede que no se mantenga en el cargo por mucho tiempo. Andrew Napolitano, analista judicial de Fox News, dijo que el nombramiento de Whitaker podría ser ilegal.

El Presidente le ha servido a los demócratas su primera investigación en bandeja de plata. La destitución de Sessions ha provocado irritación entre bambalinas, pues los demócratas entienden en qué estaba pensando la administración de Trump al despedir al principal responsable de aplicar la ley de la nación.

POLITICO y numerosas fuentes y especializadas en el tema, dicen que esto constituye literalmente un objetivo perfecto de investigación para los demócratas del Capitolio. Y los republicanos realmente no pueden decir que esto sea un exceso. “Parecería que, si los demócratas pudieran seleccionar una investigación para iniciar el próximo Congreso, sería esta”.

Los medios han captado la seña de inmediato “La destitución de Sessions pone en tela de juicio la investigación de un abogado especial”, escriben Rosalind Helderman, Matt Zapotosky y Carol Leonnig, en The Washington Post. “Como fiscal general interino, [Matthew] Whitaker podría recortar drásticamente la autoridad de Mueller, recortar su presupuesto u ordenarle cesar las líneas de investigación”.

Los demócratas ciertamente no eran fanáticos de Sessions, un opositor de línea dura de la inmigración ilegal que hizo retroceder la aplicación de las leyes de derechos civiles y desechó las reformas de sentencia de la era de Obama, comenta el Huff Post. Pero ven la expulsión de Sessions como otra instancia más de Trump que busca interferir con la investigación de Mueller, que ya ha resultado en las condenas de varios asesores de Trump y las acusaciones de decenas de actores rusos por sus esfuerzos para impulsar la candidatura de Trump. Y ahora, en el 116º Congreso de los Estados Unidos, controlarán los martillos de la Cámara.

“Se investigará el despido de Jeff Sessions y se responsabilizará a las personas”, dijo en una declaración el representante Jerrold Nadler (D-N.Y.), Miembro de mayor rango del Comité Judicial de la Cámara de Representantes. “Esto debe comenzar de inmediato, y si no, entonces un Congreso demócrata hará de esto una prioridad en enero”.

Primeras reacciones

El presidente Judicial entrante de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler, de Nueva York, el presidente entrante de Supervisión y Reforma Gubernamental, Elijah Cummings de Maryland, el presidente de Inteligencia entrante Adam Schiff de California y la Senadora Dianne Feinstein (D-Calif.), ya enviaron una serie de cartas a la administración, solicitando que conserven todos los materiales “relevantes para el trabajo de la Oficina del Asesor Especial o la salida del Fiscal General”.

Los Demócratas enviaron cartas al DNI Dan Coats, la consejera de la Casa Blanca Pat Cipollone, la directora de la CIA, Gina Haspel, al abogado de los Estados Unidos Robert Khuzami, al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, a la directora de la NSA, Paul Nakasone, al comisionado del IRS Charles Rettig, al sustituto de Sessions interino Matt Whitaker y el director del FBI, Chris Wray.

Tal como está establecido, las investigaciones no necesariamente comienzan con citaciones, aclara POLITICO. Las investigaciones comienzan con cartas y solicitudes de información. Cuando estos quedan sin respuesta, entonces comienzan las amenazas. Y luego, el último recurso son las citaciones (subpoenas). Estas investigaciones tienden a prolongarse.

“Los conservadores del grupo consideran el trasfondo político de Whitaker como un activo”. “Hay muchas cosas que caen dentro de la responsabilidad del Departamento de Justicia que se encuentran en la intersección entre la ley y la política, para lo que realmente se necesita estar informado y poder ver el problema en términos tanto políticos como legales”, dijo a TWP el ex vice fiscal general George J. Terwilliger III

“Como jefe de personal de Sessions, Whitaker se reunió con el Presidente en la Oficina Oval más de una docena de veces, normalmente acompañando al fiscal general, de acuerdo con un alto funcionario de la administración. Cuando Trump se quejó de la investigación de Mueller, Whitaker a menudo sonreía y asentía de acuerdo”, dijo el funcionario.

Pero Trump deberá nombrar a un Fiscal General. Algunos posibles candidatos, según Nolan McCaskill de POLITICO: Matthew Whitaker, Kris Kobach, Rudy Giuliani, Bill Barr, Steven Bradbury, John Sullivan, Janice Rogers Brown, Alex Azar, el senador Lindesay Graham…

Y ya muchos se preguntan qué viene ahora. “Después de Sessions, ¿quién será el próximo cancelado por Trump? El Presidente ha estado analizando múltiples opciones de reorganización del Gabinete con sus asesores”, comentan Johnson y Karni de POLITICO.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.