PrEP, cuando la prevención del VIH llega en forma de pastilla

Publicado el 11 de diciembre de 2018 - 12:00 pm

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El Virus de la inmunodeficiencia humana o VIH, es una de las condiciones de salud más sonadas y temidas, y sobre la que aún se conservan mitos y estigmas empujados por el desconocimiento, volviendo más vulnerable a la persona que se le ha diagnosticado.

No hay cura para el virus que causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida).

Sin embargo, el desarrollo de medicamentos antirretrovirales ha logrado detener la reproducción del virus de manera significativa, por lo que las células del sistema inmunitario pueden vivir más tiempo y proteger al organismo de las infecciones, al reducir la carga vírica.

La profilaxis preexposición (pre-exposure prophylaxis) o PrEP nació como resultado de una larga carrera que a lo largo de los años ha reclamado cerca de 40 millones de vidas en todo el mundo.

“La PrEP es un tratamiento basado en antirretrovirales que se debe de utilizar – por personas que son VIH negativo – antes de que ocurra una exposición, explica el doctor Robert Paulino Ramírez, director del Instituto de Medicina Tropical y Salud Global.

Se trata de un tratamiento que, según estudios compartidos por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), reduce en más del 90 % el riesgo de contraer el VIH a través de las relaciones sexuales cuando se toman los medicamentos de manera constante, y en un 70 % entre las personas que se inyectan drogas.

El medicamento está compuesto por dos fármacos que ya eran empleados contra el VIH, fumarato de disoproxilo de tenofovir y emtricitabina, combinados en una sola píldora.

La opción preventiva llegó de la mano de Truvada, uno de los medicamentos para el tratamiento de la infección por el VIH.

En el 2004, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) aprobó el uso de la medicación desarrollada por Gilead Sciences para tratar el VIH en personas seropositivas. Posteriormente, en julio del 2012 le dio el visto bueno para su uso como PrEP.

En Estados Unidos, el número de personas que toman profilaxis de pre exposición al VIH (PrEP) aumenta constantemente, superando los 77,000 en 2016, según las cifras publicadas por AIDSVu, un portal que utilizada datos suministrados por el Centro de Control de Enfermedades, administrado por la Escuela de Salud Pública Rollins de la Universidad de Emory.

Pero la PrEP solo está llegando a una pequeña proporción de aquellos que podrían beneficiarse de ella, ya que de los aproximadamente 1.1 millones de personas en todo EE.UU que son posibles candidatos para PrEP, solo el 8 % lo está recibiendo, detalla el CDC.

En 2016, la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés, equivalente a la FDA de EE.UU), autorizó el uso de la PrEP. Desde entonces, Francia, Noruega, Bélgica, Escocia, Portugal y Alemania, empezaron a ofrecer el tratamiento o dieron inicio a través de su sistema sanitario o con todos los costes reembolsables.

Otras naciones en el continente están realizando ensayos para la implementación de la PrEP, tales como Países Bajos. Mientras que Inglaterra y algunos países de Europa del Este y Central tienen previsto el inicio de un ensayo de implementación.

En 2017, Brasil se convirtió en el primer país de América Latina en adoptar el uso de la PrEP como una parte de su política de salud preventiva. El tratamiento se ofrece sin costo para los brasileños.

En el caso de República Dominicana, desde el año 2017, el Centro de Orientación e Investigación Integral (COIN) y la Universidad Iberoamericana, bajo las recomendaciones técnicas del Ministerio Salud Pública, diseñaron un protocolo de implementación de la PrEP, que inició con la población en mayor riesgo de contraer el VIH.

Robert Paulino Ramírez, quien coordina el programa, aclara que las guías internacionales recomiendan el uso de la profilaxis en poblaciones muy vulnerabilizadas – hombres que tienen sexo con hombres, mujeres trans y trabajadoras sexuales –, donde los elementos biológicos, estructurales y comportamiento les expongan al virus.

 

La droga que evita el VIH

“Lo que estamos tratando de hacer es llegar a esas poblaciones que tienen mayor riesgo de infectarse con VIH y ofrecerles el tratamiento de PrEP”.

El especialista, investigador docente de UNIBE, indica que una vez demostrado en los pilotos de implementación locales, con las características propias de cada país, funciona en poblaciones específicas, el tratamiento se expanda y se ofrezca a todos sectores en riesgo, los cuales ya han empezado a demandar la medicación.

Si bien República Dominicana no llegará a todos los sectores vulnerables de manera inmediata, se espera que para el 2019 se integren nuevas unidades que le permita a otras poblaciones en riesgo de VIH adquirir el tratamiento de manera gratuita.

Resultados

A pesar de los inconvenientes para tener acceso libre del tratamiento, los resultados en Inglaterra muestran una reducción de nuevos diagnósticos de VIH entre los hombres que tienen sexo con hombres en Inglaterra de 2,060 en 2014-15 a 1,700 en 2015-16, establece Public Health England, agencia ejecutiva del Departamento de Salud y Asistencia Social del Reino Unido.

No obstante, la organización establece que el uso de los medicamentos preventivos no ha sido el único factor en el resultado, ya que la reducción está vinculada además al aumento de las pruebas y al tratamiento rápido con terapia contra el VIH.

En San Francisco, una de las ciudades con mayor número de personas LGBTI en Estados Unidos, se experimentó una caída del 17 % en las tasas de infección en 2015.

“Estamos demostrando que PrEP es una herramienta que las personas pueden adoptar, que es segura y que además de los condones y otras estrategias de prevención, PrEP puede ser útil para reducir las nuevas infecciones de VIH”, apunta Paulino Ramírez.

En el país, sostiene el especialista, el Ministerio de Salud Pública se comprometió este primer año de proveer tratamiento antirretroviral para las de 150 personas que actualmente participan en el plan piloto que desarrolla el COIN como parte de las estrategias aunadas para la reducción de la transmisión.

Costo

En Estados Unidos, un frasco de 30 pastillas para el tratamiento preventivo de marca Truvada puede costar entre US$ 1,600 y US$ 2 mil al mes, es decir, más de RD$ 100 mil, al cambio actual, mientras que la página Pharmacy Checker indica que tiene un costo de US$ 15.99 a US$ 41.67 por píldora en el país norteamericano.

En Inglaterra, el mismo medicamento puede costar hasta £ 400 (RD$ 25, 576.80) por mes por recetas privadas.

Debido a esto, cada vez son más los que en Inglaterra compran versiones genéricas de farmacias en línea en India y el Reino de eSwatini (antes Suazilandia) por £ 40 por mes, a través de un sitio web del Reino Unido llamado I Want PrEP Now, publica la revista científica New Scientist.

De forma similar, usuarios de la profilaxis en otros países del continente europeo donde la sanidad pública aún no ha iniciado el suministro del tratamiento, están accediendo a la PrEP a través de su compra por Internet.

“Las farmacias online pueden ofrecer fármacos elaborados por fabricantes de medicamentos genéricos a unos precios más reducidos que los que tienen los fármacos de marca”, explica el portal PrEP en Europa, una colaboración entre seis organizaciones dedicadas al trabajo en la prevención y las políticas del VIH en Europa (AIDES, AIDS Action Europe, AVAC, el Foro de la Sociedad Civil de la UE, el Grupo Europeo sobre Tratamientos del Sida).

CONAVIHSIDA: El Gobierno dominicano destinó la suma de RD$ 522,540,799.81 en 2017 para la adquisición de los medicamentos antirretrovirales (ARV), pruebas rápidas y otros insumos.

La versión genérica de tenofovir/emtricitabina puede comprarse en Internet por aproximadamente el 10 % del costo del fármaco de marca (Truvada®), destaca la publicación.

Robert Paulino Ramírez explica que el uso de genéricos – fumarato de disoproxilo de tenofovir y emtricitabina – ha permitido abaratar el costo del tratamiento en numerosos países, entre los que se cuentan República Dominicana.

El tratamiento podría llegar a las manos de los ciudadanos por unos US$ 40 al mes, un precio mucho menor que el que tendría por la vía privada.

“No es un gasto realmente significativo”, expresa el galeno, quien agrega que se trata de una inversión en salud que a lo largo termina acarreando un costo menor para el Estado y las personas.

VIH en cifras

En 2017, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) destacó que el número promedio de adultos y niños que viven con el VIH alcanzó los 36.9 millones de personas (31.1 millones–43.9 millones). De estos, entre 1.5 millones y 2.3 millones ocurrieron en América Latina y 310 mil en el Caribe.

Ese mismo año, hubo por lo menos 1.8 millones de nuevos contagios por VIH en todo el mundo, entre 70 y 130 mil ocurrieron en América Latina, y 11 mil a 26 mil en el Caribe.

Países
Infogram

Sobre el tratamiento, la Organización Mundial de la Salud estimó que a mediados de 2017, unos 20,9 millones de personas estaban recibiendo terapia antirretrovírica en todo el mundo. Sin embargo, ese número equivale aproximadamente al 57 % de los casi 37 millones de personas que viven con el VIH.

En República Dominicana, la cantidad de portadores del virus hasta el 2017 era de 52 mil a 85 mil personas. Se estima que de esa cifra, hay más de 12 mil personas que viven con el virus VIH y no lo saben. La ocurrencia de nuevos casos osciló entre los 1,200 y 4,900 ese año.

En una pareja, la persona seropositiva recibe un tratamiento antirretrovírico eficaz, la probabilidad de transmisión sexual del VIH a la persona seronegativa puede reducirse hasta en un 96 %.

PrEP e ITS

Uno de los principales puntos de discusión sobre la profilaxis preexposición se ha mantenido en torno al vínculo entre el uso de la PrEP con cambios en la manera en la que las personas se involucran sexualmente con otras, así como el incremento en el contagio de las ITS entre los usuarios del tratamiento.

Sobre este aspecto, y a pesar de que informes realizados en Estados Unidos plantean la vinculación, otros sugieren que “la llegada de PrEP no modificó la proporción de hombres homosexuales y bisexuales que informaron haber tenido relaciones sexuales sin condones, ni aumentó la cantidad de parejas con las que tuvieron relaciones sexuales”, sostiene la revista Mosaic Science.

Tampoco pudo vincularse de manera clara con el aumento en los casos de infecciones de transmisión sexual o ITS.

Mosaic Science enfatiza que la PrEP no previene las ITS más allá del VIH, algo que Gilead Sciences, el fabricante de Truvada, como los proveedores de salud pública han reiterado, por lo que el uso de preservativos debe mantenerse.

A pesar de esto, el uso del condón sigue siendo bajo. Robert Paulino Ramírez señala que en el país y Latinoamérica, solo el 41 % de los hombres reportaron haber usado condones, una herramienta fundamental para evitar el contagio de ITS.

Robert Paulino Ramírez: “En el cohorte de personas que han estado utilizando PrEP en el piloto de implementación no hemos encontrado una disminución en el uso de condones”.

El especialista del COIN, cita como ejemplo que en los últimos años se ha observando un aumento significativo en los casos de sífilis en distintas partes del mundo, incluyendo Estados Unidos y Latinoamérica, mas este incremento se ha registrado tanto en personas que utilizan la PrEP y quienes no son usuarios de la medicación preventiva.

“Se están infectando porque no están utilizando condones”, asevera. “Los condones, como estrategia inicial de prevención de VIH y otras ITS, son seguros, buenos y han demostrado que funcionan perfectamente bien”.

Matiza que en el caso dominicano, un 12 % de los usuarios de PrEP que fueron evaluados previo al inicio del tratamiento, resultaron positivos a la sífilis, mientras que al 1 % le fue hallada la enfermedad luego de iniciar con la profilaxis.

Pese a todos los avances en la medicina, lo principal, asegura el especialista, es realizar cambios en la educación de la población, para que las personas hagan uso de herramientas como el preservativo para evitar el contagio, no solo del VIH sino de otras enfermedades que podrían poner en riesgo sus vidas.

“PrEP se debe implementar aunado con educación. Si no hacemos un cambio en la visión de las personas sobre su riesgo sexual, entonces, probablemente ni siquiera PrEP, en algún momento funcionaría. Es un cambio de comportamiento lo que se debe cambiar al final”.

Además se debe evitar normalizar el VIH a un nivel en el que la población vea el virus como algo por lo que se deben preocupar, esencialmente entre los más jóvenes.

Si bien las personas que viven con VIH llevan una vida más sana y longeva, de no recibir y mantener un tratamiento antirretroviral de forma adecuada, pueden adquirir enfermedades oportunistas como la tuberculosis u otra que pueda poner en riesgo su salud.