República Dominicana y el Consejo de Seguridad de la ONU ¿Era prudente el momento para la candidatura? (3)

Publicado el 13 de junio de 2018 - 6:00 am

Antes de pasar a la cuarta candidatura dominicana es necesario considerar los acontecimientos que ocurrieron en octubre de 2006 y que pudieron haber sido el camino más expedito para República Dominicana llegar al Consejo de Seguridad, pero, por un error elemental del entonces presidente Leonel Fernández, esta posibilidad se esfumó.

El miércoles 25 de octubre de 2006, en mi capacidad de embajador dominicano ante la OEA, me encontraba en la residencia del embajador dominicano ante la Casa Blanca, Flavio Darío Espinal, cuando el presidente Fernández, quien se encontraba de visita en esa ciudad, recibió una llamada del entonces Canciller de Venezuela, Nicolás Maduro.

El Canciller le preguntó a Fernández si R.D. estaría dispuesto a servir como candidato de consenso para ocupar el asiento correspondiente a Latinoamérica y el Caribe en el Consejo de Seguridad dado el impase que había ocurrido entre Venezuela y Guatemala en la Asamblea General, después de una ronda de más de 40 votaciones, sin que ninguno de los dos países lograra los 2/3 de los votos.

Al día siguiente, en una conferencia que dictó el presidente Fernández en un centro académico de Washington, Leonel mencionó, para avalar el relieve que había logrado la política exterior dominicana, la solicitud que le había hecho el Canciller Maduro. Quedé totalmente desconcertado pues sabía que esa información trascendería y que su publicidad implicaría que Guatemala vetaría la candidatura dominicana, pues seríamos vistos como el candidato de Venezuela. 

No solo trascendió la noticia1, sino que, ese mismo día, el presidente Fernández, al salir de una entrevista con Condoleezza Rice, Secretaria de Estado, informó a la prensa que EEUU “no tiene objeción” a que RD aspire a ser candidato de consenso para el Consejo de Seguridad de la ONU2. Estas noticias hicieron inviable la candidatura dominicana, en particular, frente a Guatemala.

Lo que el momento indicaba era solicitar a Venezuela que primero consensuara con Guatemala el apoyo a la candidatura y mientras tanto esperar la respuesta manteniendo silencio total.

Eso fue lo que hizo Panamá, permanecer callada, hasta que los dos países anunciaron a la nación del istmo como el candidato de consenso. De esa manera, Panamá fue electa para el período 2007-2008, en vez de República Dominicana.

Cuarta candidatura RD: 2008-2009

Uno de los argumentos que utilizó el gobierno dominicano cuando México presentó su candidatura en 2001, fue que la nuestra tenía varios años de haber sido sometida al grupo latinoamericano y caribeño (Grulac) y que México debió respetar ese precedente, a lo cual hizo caso omiso.

Ese razonamiento formulado por los máximos representantes de nuestra política exterior fue absolutamente revertido en 2006 cuando nuestro país presentó candidatura para el Consejo de Seguridad para el período 2008-2009, teniendo ya Costa Rica una previa desde hacía varios años.

Ese tiempo le había permitido al gobierno tico tomar importantes decisiones, como sacar de Jerusalén su embajada en agosto de 2006, para aplacar a los árabes, traslado que había autorizado en 1982 el presidente Luis Alberto Monge, casado con una judía, así como el establecimiento de relaciones con la República Popular China, en junio de 2007.

Estas decisiones, más el tiempo que tenía Costa Rica trabajando la candidatura, ayudaron a que este país triunfara en la Asamblea General. En una segunda votación, Costa Rica obtuvo 119 votos y RD 70, lo cual llevó a que el Canciller Morales Troncoso, quien había desplegado una febril labor a favor de nuestra candidatura, decidiera retirar la dominicana en aras de la unidad latinoamericana. En la tercera ronda Costa Rica obtuvo 179 votos.   

Quinta candidatura RD: 2019-2020

La candidatura dominicana que acaba de triunfar con 184 votos a favor en la Asamblea General fue inscrita en el Grulac desde septiembre de 2009, bajo el gobierno de Leonel Fernández (2008-2012), siendo embajador Federico Cuello; es decir, llevaba 9 años registrada. Nuestro grupo regional la endosó en septiembre de 2017, asegurando la elección ya que difícilmente surgiría a esa altura un rival dentro de nuestra región.

Como dijera, República Dominicana tendrá una doble responsabilidad a partir del 1 de enero de 2019, pues no solo entrará el Consejo, sino que también le tocará presidirlo por un mes.

En el siguiente escrito enfocaré brevemente la agenda del país que el Canciller ha delineado para el Consejo de Seguridad, analizaré algunos de los temas más relevantes de la agenda del Consejo y examinaré puntos de posible conflicto de la geopolítica mundial que podrían desembocar en el Consejo. 


1Vease: https://www.clarin.com/ultimo-momento/sugerencia-venezuela-republica-dominicana-evalua-postularse-consejo-seguridad-onu_0_HJheqG7kAFx.html

2Veanse: “RD se convierte en opción para Consejo de Seguridad”, Hoy, 27 octubre 2006; y Jonathan Katz, “Dominican diplomacy pays off at U.N.”, The Washington Post, October 27, 2006.