Auditoría saca la pus del manejo dio Corde a casi RD$2 mil millones fruto de las acciones del Estado en la Falconbridge

Publicado el 24 de mayo de 2018 - 10:04 am

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Inobservancia de las disposiciones legales, reglamentarias y normativas de cumplimiento obligatorio en el manejo de más de 1, 900 millones de pesos recibidos de Falcondo Xstrata Nickel o Falconbridge Dominicana, S.A, fueron algunas de las deficiencias o irregularidades que arrojó una auditoría practicada durante el período del 1 de enero de 2004 y el 31 de diciembre de 2014 a la Corporación Dominicana de Empresas Estatales (Corde).

Investigación de fecha 16 de febrero de 2015, determinó que Corde no realizó la transferencia de las 285,982 acciones que posee en la Falconbridge Dominicana, S.A., a favor de los municipios que integran las provincias Monseñor Nouel, La Vega y Sánchez Ramírez.

El documento de la Cámara de Cuentas de la República Dominicana establece que los funcionarios correspondientes no dieron cumplimiento a las disposiciones contenidas en el Decreto número 152-94 de fecha 9 de mayo del año 1994 ni a la Ley 507-05 de fecha 22 de noviembre del año 2005.

El artículo 1 del Decreto número 152-94 de fecha 9 de mayo del año 1994, ordena transferir en favor de las provincia Monseñor Nouel, los beneficios que generan las acciones en la referida empresa, incluyendo los RD$ 10,724,325 recibidos por Corde el 4 de abril de 1994, como avance a cuenta de dividendos para el año fiscal 1993, que debían ser distribuidos en un 50 % para el municipio Bonao, 25 % en beneficio de Maimón y el 25 % restante en beneficio del municipio de Piedra Blanca.

De igual forma, la ley 507-05 de fecha del 22 de noviembre del 2005, establece en sus artículos 1 y 3 que las 285,982 acciones de la Corporación Dominicana de Empresas Estatales (Corde) en la Falconbridge Dominicana, debían ser transferidos a los municipios que integran las provincias Monseñor Nouel, La Vega y Sánchez Ramírez, dividendos distribuidos en un 70 % a favor de la provincia Monseñor Nouel, 20 % a La Vega y un 10 % a la provincia Sánchez Ramírez.

La administración de los recursos generados por esas acciones quedaría en manos del Consejo para el Desarrollo de la Provincia Monseñor Nouel, el consejo Provincial para la Administración de los Fondos Mineros (La Vega) y el consejo provincial para la Administración de los Fondos Mineros (Sánchez Ramírez).

Sin embargo, los RD$ 1 979 310 020.20 que obtuvo la Corde durante los años 2004 y 2007 por concepto de dividendos producto de las acciones que posee la entidad en la Falconbridge Dominicana, S.A., fueron distribuidos “inobservandose los porcentajes establecidos, ya que solo fue otorgado el 55.29 % de dichos fondos a la provincia Monseñor Nouel, el 10.45 % a la provincia de la Vega y el 4.95 % a la provincia de Sánchez Ramírez”.

 

La distribución

De los más de RD$ 1 900 millones señalados por la Cámara de Cuentas, entre 2004 y 2005, Corde recibió ingresos por RD$ 172 332 753.20 por las acciones en la Falconbridge, de los cuales RD$ 85 789 547.04 fueron transferidos a la “Comisión para la Administración de los Beneficios de Corde en la Falconbridge Dominicana”, mientras que RD$ 86 543 206.16 fueron pagados a terceros, esto sin evidenciarse la autorización previa por parte de la referida Comisión.

Durante los años 2006 y 2007, Corde recibió la suma de RD$ 1 806 977 267 más por concepto de ingresos.

En el período de un año – octubre de 2006 y octubre 2007 –, Corde emitió siete cheques al Consejo para el Desarrollo de la Provincia Monseñor Nouel por un RD$ 1 092 560 552.23, más un cargo bancario por manejo de cheques emitidos a favor de la comisión por RD$ 1 887 354.18, para un total de RD$ 1 094 447 906.41.

Pagos a terceros sin autorización previa de la Comisión: entre 2004 y 2005, RD$ 86 543 206.16; entre 2006 y 2007, RD$ 68 500 000. Total RD$ 155 043 206.16

Al Consejo Provincial para la Administración de los Fondos Mineros La Vega, le tocó dos cheques por RD$ 96 000 000 y RD$ 83 300 000, en mayo y agosto del 2007, respectivamente, para un total de RD$ 179 300 000. También hizo pagos entre junio 2007 y febrero 2008 como “contrato cuota Litis entre el Consejo y Eleuterio Abad Santos” por RD$ 27 535 318.52, por lo que “pagó” a La Vega RD$ 206 835 318.52.

Por otra parte, el Consejo Provincial para la Administración de los Fondos Mineros Sánchez Ramírez, recibió en agosto del 2007 RD$ 98 000 000.

Nuevamente, Corde efectuó pagos a favor de terceros sin evidenciarse la autorización por parte del Consejo para el Desarrollo de la Provincia Monseñor Nouel, el Consejo Provincial para la Administración de los Fondos Mineros de La Vega o del Consejo para la Administración de los Fondos Mineros Sánchez Ramírez, esta vez, por un monto de RD$ 68 500 000.

Adicionalmente, la entidad reconoció como parte de sus operaciones el monto de RD$ 292 732 356 durante los años 2006 y 2007, identificándose que los mismos fueron registrados en las Cuentas Dividendos y Otros Ingresos, sin la debida autorización de las entidades administradoras.

 

Aparece “Metrópolis”

Los casi RD$ 300 millones reconocidos como ingresos por parte de Corporación Dominicana de Empresas Estatales serían destinados a la construcción del proyecto habitacional y comercial “Metrópolis”, un ambicioso proyecto que terminaría por generar pérdidas a la institución por más de 100 millones de pesos.

“Metrópolis” sería ofertado en venta a funcionarios del Estado, empleados de Corde y personas interesadas, según consta en el acta número 1-2009, de la Sesión Ordinaria celebrada por la Junta de Directores de la Corde, el día 30 de enero del 2009.

La empresa Constructora Pablo Yarull & Asociados S.A. resultó adjudicataria del proyecto por un monto de RD$ 349 869 815, luego de un proceso de selección correspondiente a licitación restringida, según el acta 2/2007, de fecha 21 de septiembre de 2007, de la Comisión de Licitación de la Corde.

Sin embargo, no pudo evidenciarse la existencia de un pliego de condiciones o especificaciones técnicas sobre la obra a construir, solo observándose una hoja contentiva con las características generales de la obra, esto en violación a la ley 340-06 sobre Compras y Contrataciones.

La empresa había sido contratada dos meses antes para la elaboración de estudios topográficos y de suelo, así como confección de planos arquitectónicos y solicitud de permisos para uso de suelo, entre otros, por lo que recibiría RD$ 4 500 000. De nuevo, no se evidenció la aplicación del proceso de selección correspondiente.

La revisión de los cheques no fue más alentadora. Los auditores encontraron que se emitieron cheques para la construcción del proyecto, con una inversión de RD$ 239 385 557 durante el período septiembre 2007 hasta agosto de 2009.

No obstante, el 9 de mayo de 2011, se realizó la venta del inmueble por un monto de RD$ 130 000 000 debido a que la Corporación Dominicana de Empresas Estatales (Corde), no disponía de recursos para continuar el proyecto, produciéndose una pérdida de RD$ 109 385 557.

Sobre este aspecto, Corde emitió una comunicación el 20 de mayo de 2015, en la que expresa que “esta institución en ese entonces no era supervisada por la Contraloría General de la República (…)”.

Explicó además que al no poseer Página Web ni portal, se “imposibilita el cumplimiento de las nuevas disposiciones de control implementadas por las Leyes vigentes”, razón por la que la institución intentó realizar procedimientos similares a los establecidos.

“Nos avocamos a realizar un procedimiento similar a la Licitación Restringida, para lo cual fueron invitadas seis empresas (…). No fue elaborado Pliego de Condiciones para la construcción”.

 

Cuentas por Pagar sin evidencias y registro inadecuado

El Informe de la Investigación Especial practicada evidencia que los registros contables de las cuentas por pagar no poseen la documentación justificativa correspondiente.

“Se observa que, se afectaron saldos de cuentas inherentes a los beneficios recibidos de Falcondo Xstrata Nickel o Falconbridge Dominicana, S.A., ascendente a un monto de RD$ 35 666 271 sin evidenciar los documentos que generaron los mismos”.

Igualmente, la Corporación Dominicana de Empresas Estatales (Corde) presenta en sus Estados Financieros al 31 de 2014, un balance de RD$ 458 362 366 en la Cuenta Número 1099-01-06-01140, denominada Otros Gastos Pagados por Anticipado, en la cual se registraron compromisos contraídos con personas jurídicas y físicas a través de contratos suscritos con las empresas Constructoras Pablo Yarull & Asociados, Ingeniería Ambiental y Santana Consultores Asociados, C por A., De La Cruz & Placeres, S.A (Crupsa), y pagos realizados a personas que se les requirió sus servicios para la construcción del Proyecto Habitacional Metrópolis, los cuales conforme a su origen debieron ser reconocidos dentro del renglón de Cuentas por Pagar.

La auditoría fue remitida al exdirector general de la Corporación Dominicana de Empresas Estatales (Corde), a la Junta de Directores de la entidad y a la Contraloría General de la República. Adicionalmente a la Procuraduría General de la República, con atención a la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca).