El dominicano Adrián Beltré se retira tras una legendaria carrera merecedora del Salón de la Fama

A pesar de que Beltré dio siempre una imagen de excéntrico y hasta inaccesible, al final se convirtió en uno de los peloteros que más se divirtió en el campo y que mejor relación tenía con todos los compañeros, aunque no le gustase que le tocasen la cabeza cuando llegaba el momento de las celebraciones por haber pegado un hit importante.
Servicios de Acento.com.do - 20 de noviembre de 2018 - 5:21 pm - Deja un comentario
Foto: Acento.com.do/Archivo/Adrián Beltré.

Arlington (Texas, EE.UU.), 20 nov (EFE).- El pelotero dominicano Adrián Beltré dijo adiós a su brillante carrera profesional tras anunciar este martes en un comunicado de su último equipo, los Vigilantes de Texas, que había llegado el momento de apartarse de la competición activa.

Después de haber conseguido más de 3.000 imparables, el tercera base de los Vigilantes decidió irse cuando todavía su rendimiento en el diamante era de jugador de elite.

Beltré, a través del comunicado oficial hecho público por los Vigilantes, agradeció a su familia, aficionados, agentes, exequipos, y al exejecutivo de Los Ángeles Dodgers, Tommy Lasorda.

“Después de una cuidadosa consideración y muchas noches sin dormir, tomé la decisión de retirarme de lo que he estado haciendo durante toda mi vida, que es jugar béisbol, el deporte que amo”, destacó Beltré, quien cumplirá 40 años en abril.

A pesar de que Beltré dio siempre una imagen de excéntrico y hasta inaccesible, al final se convirtió en uno de los peloteros que más se divirtió en el campo y que mejor relación tenía con todos los compañeros, aunque no le gustase que le tocasen la cabeza cuando llegaba el momento de las celebraciones por haber pegado un hit importante.

Todo lo conseguido en el diamante le ha hecho merecedor a ser un serio candidato a futuro miembro del Salón de la Fama.

El toletero dominicano disparó 3.166 imparables que lo dejan en el puesto número 16 de la lista de todos los tiempos y es el jugador extranjero que más lo consiguió tras superar la pasada temporada al japonés Ichiro Suzuki.

Beltré, cuatro veces seleccionado al Juego de Estrellas, ganó seis Guantes de Oro y cuatro Bates de Plata a la vez que pegó 477 cuadrangulares, produjo 1.707 carreras y logró .286 de promedio de bateo como profesional.

Se fue sin conseguir un título de la Serie Mundial, pero la jugó en el 2011 con los Vigilantes y logró .300 (9 de 30) de promedio de bateo aunque su equipo perdió frente a los Cardenales de San Luis.

Al final de la temporada 2018, ocupó el primer lugar entre los jugadores activos en imparables, los partidos disputados (2.933, decimocuarto de todos los tiempos), turnos al bate (11.068, octavo de todos los tiempos) y apariciones en el plato (12.130).

Beltré también fue segundo entre los jugadores activos en cuadrangulares, carreras remolcadas, WAR (95,7, trigésimo octavo tiempo total), carreras anotadas (1.524, puesto 64), dobles (636, undécimo), bases totales (5.309, decimocuarto) y hits extra-base (1.151, decimocuarto).

Entre los terceras bases, Beltré es el único en las Grandes Ligas con 3.000 imparables y 400 cuadrangulares, además de ser el líder en imparables e impulsadas, ocupa el tercer puesto en cuadrangulares sólo superado por Mike Schmidt (548) y Eddie Mathews (512).

La pasada temporada, su última como profesional, Beltré recibió 18 millones de dólares, pero los problemas con las lesiones de isquiotibiales y la pantorrilla le impidieron ver más acción, uno de los motivos que le han podido llevar a la retirada.

A pesar de los problemas de lesiones, Beltré acabó la pasada temporada con .273 de promedio de bateo, 15 cuadrangulares y 65 carreras impulsadas.

“A todos mis fanáticos en la República Dominicana, Estados Unidos y Latinoamérica, mi más sinceras GRACIAS por su respaldo continuo durante mi carrera”, escribió Beltré.

“Aunque siempre atesoraré los recuerdos de mi carrera jugando el mejor deporte del planeta, estoy entusiasmado por pasar a ser un esposo a tiempo completo y padre, además de estar listo para el próximo capítulo de mi carrera”, agregó.

Beltré llegó a las Grandes Ligas en 1998 cuando tenía 19 años y lo hizo con los Dodgers, franquicia a la que perteneció durante las siete temporadas siguientes.

Luego como agente libre firmó con los Marineros de Seattle antes del comienzo de la temporada del 2005, donde permaneció cinco años, tras los cuales firmó con los Medias Rojas de Boston por una temporada (2010).

La oferta de los Vigilantes le llegó en el 2011 y desde entonces jugó con el equipo de Texas, que milita en la Liga Americana y al que con toda seguridad, de ser elegido miembro del Salón de la Fama, representará en Cooperstown (Nueva York).

“Nos hemos sentido honrados por tener a Adrián Beltré durante los últimos ocho años como pelotero de los Vigilantes”, declaró Ray Davis, directivo del equipo. “Siempre ha sido modelo dentro y fuera del campo en la representación de nuestra franquicia y ha sido un privilegio el tenerlo con nosotros”. EFE

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.