El gran showman

Sin ser fastuosa y sin pretensión de reinventar el género, “El gran Showman” es una película para apreciarla como un buen espectáculo musical.
Félix Manuel Lora/Acento.com.do - 12 de enero de 2018 - 1:00 pm - Deja un comentario
Foto: Fuente externa/“El gran Showman” se sostiene del biopic sobre Phineas Taylor Barnum un empresario circense que, por el siglo XIX, funda el “Ringling Bros. and Barnum & Bailey Circus”, una de las mayores empresas circense estadounidense.

Título original: The Greatest Showman. Género: Drama. Dirección: Michael Gracey. Guión: Jenny Bicks, Bill Condon (Historia: Jenny Bicks). Reparto: Hugh Jackman, Michelle Williams, Zac Efron, Zendaya, Rebecca Ferguson. Duración: 1 hora 45 minutos. Clasificación: + 14 años. País: USA

De vez en cuando salta, dentro del patrón de Hollywood, un filme de estilo musical como un recordatorio de que la industria todavía añora los años de esplendor del género.

“El gran Showman” se sostiene del biopic sobre Phineas Taylor Barnum un empresario circense que, por el siglo XIX, funda el “Ringling Bros. and Barnum & Bailey Circus”, una de las mayores empresas circense estadounidense.

Esta historia es aderezada con un contenido musical que responde a las cadencias de un género que intenta satisfacer gustos melómanos dentro de un contexto contemporáneo cargado de explosiones visuales y superhéroes mecánicos.

Con una narrativa simple y con cierto sentido de motivar al espectador sensible, el filme cumple con ciertos requisitos estructurales que van llevar una historia con personajes motivadores y mantener la cortina musical en todo momento.

Aunque peca de ingenua en algunos aspectos por manejar los conflictos sin mucha profundidad en la que los personajes de los “freaks” son casi decorados dentro del filme y no visualiza sus miedos y riesgos al visibilizarse dentro de una sociedad que los marginas por ser diferentes.

El contexto musical, los decorados, maquillaje, vestuario, la coreografía y la estética visual son sus puntos más favorables que le imprimen al film de una vistosidad singular, al igual que las canciones que poseen un tono moderno que ayudan a captar la atención del público y ser recordadas.

La actuación de Hugh Jackman le favorece a la historia por su carisma y convencimiento, mientras que Michelle Williams es otra de las agradables presencias dentro de la historia.

Sin ser fastuosa y sin pretensión de reinventar el género, “El gran Showman” es una película para apreciarla como un buen espectáculo musical.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.