Crónica de autor: Militares y autoritarismo

“Es el tiempo que los responsables militares dominicanos…. hemos hecho mucho daño en el pasado, actuando de un modo que avergüenza a nuestras instituciones y que merece un desagravio a la sociedad dominicana”.
Foto: José Rafael Sosa/Especial para Acento.com.do/Eurípides Antonio Uribe Peguero, vice-almirante (R) ha logrado un monumento a la sinceridad en un libro que debe ser buscado por los líderes sociales y políticos.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Es realmente extraño encontrar un ensayo que radiografíe la relación militares-autoritarismo y que lo enfoque con valor personal, una documentación gestionada por años y enmarcada en hechos y personas reales.

La relación militares-autoritarismo, hasta la publicación en 2015, del libro de Uribe Peguero, era una caricatura de inspiración izquierdista, que rodaba de medio en medio, con un gorila de uniforme, a veces armado de un mazo o un arma de fuego, un quepis exagerado y parlamentos monosilábicos, decretando su condición de hombres de horca y cuchillo, para reducir las protestas de los movimientos sociales en pro de la democratización.

Eurípides Antonio Uribe Peguero, vice-almirante (R) ha logrado un monumento a la sinceridad en un libro que debe ser buscado por los líderes sociales y políticos.

La palabra del autor

En palabras del autor: “es el tiempo que los responsables militares dominicanos reconozcamos que, a pesar de los grandes aportes de los cuerpos armados, algunos de nuestros más destacados responsables, hemos hecho mucho daño en el pasado, actuando de un modo que avergüenza a nuestras instituciones y que merece un desagravio a la sociedad dominicana”.

Y agrega con valor: “No estuvo bien nuestra participación en múltiples crímenes y torturas durante la Era de Trujillo cuando fuimos utilizados como instrumento represivo para mantener un régimen sostenido en la muerte criminal, el abuso y la tortura; no estuvo bien que derrocáramos un gobierno democrático en 1963; que solicitáramos una intervención extranjera en 1965 y luego acogiéramos a las tropas interventoras en nuestros recintos a través de nuestros aeropuertos y puertos militares; no estuvo bien nuestro papel represivo entre 1966 y 1978 y entre otras actuaciones, que hayamos dado el destino inmerecido que se dice dimos a Manolo Tavárez en 1963 y Francisco Alberto Caamaño el 16 de febrero de 1973”.

 

El valor de este libro radica en:

  • La meticulosa labor de recopilación de información personal e institucional que logra el autor, en un plano tan delicado (para muchos militares de tendencia conservadoras, toda una actitud de delación insospechada)
  • La cuidada labor narrativa con el desarrollo de un estilo limpio, directo, sin oropeles literarios en procura de impactar con los elementos formales de la literatura. El texto es bien pensado y mejor expresado enmarcado en su objetivo.
  • Lo inusual de enfocar un tema autocritico, en una actitud poco cultivada por los autores militares.
  • La validez de sus fuentes y testimonios.
  • El cuidado del libro como producto editorial, sus aspectos formales, sobre todo la limpieza de la impresión la imprenta Soto Castillo, hasta la portada, sobria y expresiva.

Mucha gente no se ha dado cuenta de la importancia de este título, del esfuerzo que le supuso al autor, a investigar y exponer de forma seria y bien presentada.

La imagen de gorila militar, que si bien tiene fundamento en la realidad – incluso ahora-  y reproducida al infinito por los medios de izquierda, tuvo su sentido hasta un momento en la historia de la humanidad, pero hace tiempo que dejo de ser una realidad absoluta, políticamente hablando.

Lo que normalmente se pasa por alto es que entre los militares hay gente sensible, trabajadora e inteligente, sin negar que en muchos de ellos permanezcan rasgos autoritarios..

Militares  y Autoritarismo hace  la diferencia para evidenciar que dentro de las filas militares hay gente de pensamiento capaz de autoanalizar su dinámica social, con defectos y virtudes.

Este libro, que obtuvo en justicia el Premio Nacional de Historia Jose Gabriel García, (Investigación e Interpretación) 2015. – y que –  agregamos nosotros- debió haber ganado otros premios nacionales vinculados a la historia, se diferencia por completo del resto de los títulos que han tocado el tema de los militares.

El valor extraordinario que ha tenido el Vice-Almirante (r) Eurípides Antonio Uribe Peguero, al publicar este ensayo historio, trasciende la gestión de los libros de historia militar, debido a que se atrevió, y logro el enfoque sincero, real y responsable, para desarrollar su línea de investigación, de cuando se cruzan dos variables que difícilmente alguien se disponga, autocríticamente, a enfocar: militares y autoritarismo.

El autor, tras más años de investigación que desarrollo, mientras compartía sus funciones de militar activo, y particularmente al frente de la Armada Dominicana, para entonces conocida como Marina de Guerra, para determinar hechos y personalidades vinculadas al quehacer castrense y su tendencia al ejercicio de la autoridad excesiva.

Este libro, que obtuvo en justicia el Premio Nacional de Historia Jose Gabriel García, (Investigación e Interpretación) 2015. – y que –  agregamos nosotros- debió haber ganado otros premios nacionales vinculados a la historia, se diferencia por completo del resto de los títulos que han tocado el tema de los militares.

Uribe Peguero decidió con una responsabilidad que hasta el presente ha sido llamativamente solitaria al incursionar en una variante, esa que la tradición del ejercicio militar ha caracterizado a los militares en ensartados en el poder, logrando un cuadro bastante completo del rol integral de los militares.

El libro implica un reto a la sociedad militar y a la sociedad civil.

Título:Militares y autoritarismo. En 100 años de evolución política (2016/2016); Autor: Eurípides Antonio Uribe Peguero; Segunda edición: 2016; Primera Edición: 2015; Diagramación: Yisel Casado; Impresión:  Soto Castillo; Premio Nacional de Historia Jose Gabriel García, (Investigación e Interpretación) 2015.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.