Política se sustenta en los cuartos: millonarios son 40 % del Congreso EEUU, solo el 4 % es gente común

Los privilegiados en la economía también lo son en la política
Servicios de Acento.com.do - 4 de diciembre de 2018 - 7:00 pm - Deja un comentario
Foto: Fuente externa/Alexandria Ocasio-Cortez, el fenómeno nacional de Nueva York, y la mujer más joven elegida al Congreso, se pagó un sueldo, pero solo US$6,000. Ocasio-Cortez, en muchos sentidos, fue una de los afortunados, porque ganó y ahora tendrá un trabajo.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.-Muchos de los legisladores que caminan por las salas doradas del Congreso están financieramente mucho mejor que los electores que representan. Los millonarios comprenden casi el 40 % del Congreso, en comparación con solo el 4 % de la población total de Estados Unidos.

Pero no es una coincidencia que la mayoría de las personas que son elegidas para cargos públicos sean increíblemente ricas, dice Amanda Terkel en su artículo para el Huffington Post.

La gente rica tiene una ventaja significativa al postularse en un sistema político que se fundamenta en donaciones privadas. Las personas ricas tienen amigos ricos que pueden donar para su campaña. Ellos tienen los recursos para asegurarse de que todo sea atendido en su vida personal para poder centrar toda su atención en postularse para un cargo.

Y pueden financiar su propia campaña sin tener que preocuparse por gastar todo su tiempo en recaudar dinero.

“La idea de simplemente poder emitir un cheque por ese monto para ayudar a pagar los anuncios y demás, eso quedaría completamente fuera de mis capacidades”, dijo Shawna Roberts, quien renunció a su trabajo de medio tiempo en McDonald’s para postularse como candidata demócrata en el 6º distrito del Congreso de Ohio.

“Es absurdo imaginar que las personas que no tienen los bolsillos llenos lo hacen por su cuenta”, agregó. “Y, sin embargo, es una de las cosas que tenemos que hacer queremos tener una democracia real que realmente funcione en lugar de lo que tenemos ahora, que es una oligarquía sin nombre”.

Las elecciones de 2018 tuvieron una oleada de candidatos que por primera se postularon para un cargo oficial. Ha sido el campo de batalla más diverso de la historia del país. Pero financieramente, a muchos de estos candidatos les resultó difícil llegar a fin de mes.

La ley federal

Las leyes federales de campaña permiten que los candidatos se den un sueldo, hasta el monto que se les pagaría si fueran elegidos o lo que lograron el año anterior, el monto más bajo.

Brendan Fischer, director de reforma federal del Campaign Legal Center, dijo que la mayoría de los candidatos no aceptan el salario, aunque algunos de ellos probablemente deberían hacerlo. Muchos candidatos son ricos y no necesitan el dinero, y los que no lo son suelen ser reacios a cobrar un sueldo porque puede que no se vea bien políticamente.

“Queremos que candidatos de diverso origen se postulen para un cargo, y si necesitan pagarse un sueldo para hacerlo, eso es totalmente permisible y la ley lo permite”, dijo.

Fischer dijo que a los candidatos también se les permite usar los fondos de la campaña para el cuidado infantil, pero solo si el candidato es un padre que se quedaba en casa anteriormente, y ahora tiene gastos de cuidado infantil que existen solo por la candidatura a un cargo de servicio público.

“Tenía el mismo par de zapatos de vestir que usé para ir a eventos, porque, aunque la apariencia es importante, tengo niños a los que cuidar. Estaba perdiendo dinero todos los meses. Kerri Harris, demócrata, candidato del Senado en Delaware

Testimonios

Kerri Harris realizó una campaña difícil, progresista y popular para sustituir al senador Tom Carper en la primaria demócrata de Delaware. Ella tenía solo cinco empleados pagados y dijo que no podía justificar “tomar dinero para mi cuando había personas que estaban trabajando tan duro para no tomar recibir”.

Kerri Harris realizó una campaña difícil, progresista y popular para sustituir al senador Tom Carper en la primaria demócrata de Delaware.

Kerri Harris realizó una campaña difícil, progresista y popular para sustituir al senador Tom Carper en la primaria demócrata de Delaware.

Harris, que tiene dos hijos pequeños, recibe beneficios por discapacidad para veteranos. (Sirvió en la Fuerza Aérea). Pero renunció a su otra fuente de ingresos, el trabajo de organización, cuando lanzó la campaña, porque no quería que se la viera como un conflicto de intereses.

Las leyes electorales federales tampoco permiten que los candidatos paguen artículos personales de ropa. Así que Harris se conformó con un par de pantalones de vestir para la campaña, y el día de su debate contra Carper a fines de agosto, y de repente, se vio que sus pantalones tenían un agujero.

“Esa mañana, pude comprar una chaqueta”, contó. “Llamé a un simpatizante de la campaña y le dije: ‘Oye, ¿puedes arreglarla?’ Así que ella estaba haciendo el dobladillo a mi chaqueta y yo cosiendo la entrepierna de mis pantalones antes de subir al escenario. (…) Tenía el mismo par de zapatos de vestir que usé para los eventos, porque, aunque la apariencia es importante, tengo niños a los que cuidar. Estaba perdiendo dinero todos los meses. Y todavía tenía que poner dinero en la campaña porque había cosas que necesitaba la campaña”.

Alexandria Ocasio-Cortez, el fenómeno nacional de Nueva York, y la mujer más joven elegida al Congreso, se pagó un sueldo, pero solo US$6,000. Ocasio-Cortez, en muchos sentidos, fue una de los afortunados, porque ganó y ahora tendrá un trabajo.

Pero se dice que ahora tiene menos de US$7,000 en su cuenta bancaria y le dijo a The New York Times que no está segura de cómo podrá pagar un apartamento en Washington, DC, porque no ganará dinero hasta que el nuevo Congreso se reúna en enero.

Ocasio-Cortez también fue criticada por un escritor de medios que tuiteó una foto de ella usando un traje, al decir que realmente “no se veía tan pobre”. 

En otras palabras, si te ves bien, pudieras verte demasiado bien. Pero si no te ves bien, es posible que no te veas lo suficientemente profesional para que debas ser elegido. Palo porque bogas, palo porque no bogas.

Incluso a las personas que tienen experiencia política les resulta difícil recaudar el dinero necesario para postularse para un cargo si no provienen de la riqueza o tienen redes disponibles para ellos.

“Hay toda una estructura de poder subyacente que existe alrededor de una candidatura, que yo no conocía: las personas con las que tienes que hablar, para hacerles saber que estás compitiendo, para que puedan ayudarte a crear una red más amplia”. Necesitaba ayuda para navegar por esa estratosfera”, dijo Deidre DeJear, quien se postuló como candidato demócrata para secretario de estado en Iowa. Perdió en las elecciones generales.

“Es lo mismo que ser un estudiante universitario de primer curso”, agregó. “Necesitas una aldea que te ayude a comprender las complejidades de la misma, las reglas invisibles. Cuando no tienes personas en tu vida que lo hayan hecho eso antes, es muy difícil “.

Kerri Harris compitió contra el senador Tom Carper (D-Del.) en la primaria demócrata de este ciclo.

Después de la campaña, Harris envió un correo electrónico a sus partidarios, pidiéndoles que la ayudaran a pagar la deuda de su campaña. Los candidatos envían notas como estas todo el tiempo, pero Harris fue más abierto y transparente en cuanto a su necesidad de asistencia y el sistema vigente:

“Pero una de las lecciones más importantes que salió a la luz en esta campaña fue la siguiente: el sistema está configurado de manera absoluta y positiva para que los ricos se postulen para un cargo en los Estados Unidos, mientras que se espera que el resto de nosotros sigamos su ejemplo, incluso si no representan nuestros mejores intereses

“Y eso está en totalmente enredado

“Después de la campaña, pasé mi tiempo luchando por todas las soluciones por las que luchamos colectivamente, pero mientras luchaba, las cuentas de la campaña siguieron llegando. Después de trabajar para reducir la deuda, logré retirar gran parte de ella. Pero todavía tengo US$14,000 en números rojos.

“¿Es de extrañar que solo los millonarios se postulen para un cargo? El resto, nosotros, no podemos darnos el lujo de hacerlo”.

Harris no está segura de qué hará ahora.

Recuerda a un voluntario que se le acercó la noche de la derrota y le dijo que la gente como ella y lo que representó su campaña necesitan algo más que una voz. Necesitan poder.

“Algo construimos “, dijo Harris. “Si renuncio y salgo corriendo y digo que es más fácil encontrar otro tipo de posición pagada, la ruptura que sintió esa noche se confirmará en lugar de que yo diga: ‘Mira lo que hicimos’. Aunque hay días en que Literalmente me quiebro, como si no supiera lo que voy a hacer, y me preocupo si tomo la decisión correcta para mis hijos y esas cosas, al final de la jornada, ya estoy lista para luchar la mañana siguiente”.

Fuente: Huffington Post

 

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.