Cumbre de Singapur: Un acuerdo para seguir diálogo entre Kim y Trump

No hay fecha límite para resolver los puntos tratados, como desnuclearización de Corea del norte ni el retiro de las tropas de EE.UU. del corea del Sur.
Servicios de Acento.com.do - 12 de junio de 2018 - 8:30 pm - Deja un comentario
Foto: EFE/Acento.com.do/Kim Jong Un y Donald Trump.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.-El presidente de Estados unidos Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un firmaron una declaración de que Corea del Norte trabajará para “la desnuclearización completa de la península de Corea”, y Trump dijo que los representantes de ambas partes celebrarán nuevas reuniones la próxima semana.

Si bien el acuerdo firmado por los líderes no tiene fecha límite para que Corea del Norte renuncie a su capacidad nuclear, el presidente dijo en una conferencia de prensa que se avanzará rápido.

Los dos líderes firmaron un acuerdo conjunto en el que Kim se compromete a trabajar para limpiar la península de Corea de las armas nucleares. “Pero el texto del acuerdo contiene pocos pasos concretos para lograr ese objetivo, aparte de un compromiso de ´celebrar negociaciones de seguimiento (…) lo antes posible, según una foto del documento”, escriben Eliana Johnson, Nahal Toosi. y Nancy Cook en POLITICO.

Como resumen, según el Huffington Post, fue una “cumbre para nada”. “El presidente Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un han firmado un histórico acuerdo conjunto para (…) seguir hablando, junto con una vaga declaración de intención de “desnuclearizar” la Península Coreana, después de una victoria de dos días de valiosas relaciones públicas para Kim en Singapur”, dice el comentario.

“Tras una larga conferencia de prensa, Trump reveló que la Casa Blanca no obtuvo ninguna concesión, mientras que Kim consiguió que EE. UU. cancelara los “juegos de guerra” conjuntos, como llamó a las maniobras militares, con Corea del Sur.

“Los juegos de guerra”, se detendrán” y agregó que los bombarderos que participan en los ejercicios militares provienen de Guam, un vuelo de seis horas y media, que cuesta mucho dinero a los EE. UU. 

Ante las cámaras de televisión y en su reunión individual, Trump trató al líder totalitario norcoreano como un colega. Halagó a Kim, diciéndole que era un “honor” conocerlo y predijo que los ambos tendrían un “fantástica relación”, y a los periodistas, que aprendió durante su visita que Kim es un hombre muy talentoso “un negociador valioso”, que “ama mucho a su país”

En la extraordinaria conferencia de prensa, que duró aproximadamente 65 minutos, Trump luego lo llamó al encuentro “primer paso audaz hacia un nuevo y brillante futuro para su pueblo”. “Cualquiera puede hacer la guerra. Solo las personas más valientes pueden hacer la paz”, dijo Trump.

Trump dijo que Kim comenzaría a deshacerse de su programa nuclear “tan pronto como sea posible”. (El texto completo de la declaración firmada: https://politi.co/2HFY4qn). Añadió que algunos de los detalles de la desnuclearización no se incluyeron porque no había tiempo. Y cuando se le preguntó qué pasaría si Corea del Norte no cumplía, respondió: “No quiero parecer una amenaza. Y ellos lo entendieron”.

Las sanciones impuestas a Corea del Norte cesarán cuando las armas nucleares ya no sean un factor.

Si bien la cumbre ha constituido un éxito de enorme trascendencia, no todas las personas están considerando la histórica reunión del lunes por la noche entre el Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un como un logro. Mucha gente se ha quedado perpleja con todo el evento, mientras que el 61 % de los republicanos cree que la postura dura de Trump es lo que llevó a Corea del Norte a la mesa, y solo el 16 % de los demócratas estuvo de acuerdo.

Impresiones y anécdotas

Trump aceptó preguntas de Hallie Jackson y Major Garrett de NBC, John Roberts de Fox News, Jim Acosta de CNN, Jon Karl de ABC, Phil Rucker de The Washington Post, David Sanger y Mark Landler del New York Times, Eliana Johnson de POLITICO, Jennifer Jacobs de Bloomberg, entre otros. Un grupo de periodistas extranjeros también hizo preguntas, incluida una surcoreana que al final que gritó “¡Por fin!”, cuando Trump la llamó

TRUMP dijo que mencionó las espantosas violaciones contra los derechos humanos del régimen norcoreano, pero fue una conversación relativamente corta en comparación con el tema de la desnuclearización. “Creo que es una situación difícil allí (…) Haremos algo al respecto. Es difícil. Y, por cierto, es difícil en muchos lugares”.

El presidente dijo que invitará a Kim Jong Un a la Casa Blanca en el “momento apropiado” y que él iría a Corea del Norte “en un momento determinado”.

Como una nota al pasar, Trump dijo que notó que Corea del Norte tiene grandes playas durante los videos sobre las pruebas nucleares y comentó que piensen sobre esto desde una perspectiva de bienes raíces.

Dijo que quizá dentro de algunos meses podría reconocer que cometió un error sobre Corea del Norte, pero encontrará alguna excusa.

Trump considera al documento “bastante completo” y a Kim “un negociador digno”. “Hoy tuvimos una reunión histórica y acordamos dejar el pasado atrás”, expresó Kim. “El mundo verá un cambio importante”.

Ante las cámaras de televisión y en su reunión individual, Trump trató al líder totalitario norcoreano como un colega. Halagó a Kim, diciéndole que era un “honor” conocerlo y predijo que los ambos tendrían un “fantástica relación”, y a los periodistas, que aprendió durante su visita que Kim es un hombre muy talentoso “un negociador valioso”, que “ama mucho a su país”.

“Solo puedo decirte por mi experiencia (…) que creo que realmente quiere hacer algo grande para Corea del Norte”. “Tenemos el marco para prepararnos para desnuclearizar”, “Está destruyendo todo el sitio y creo que va a comenzar muy rápido”, dijo Trump. “Realmente quiere hacer algo que considero tremendo para su país”, dijo Trump sobre Kim.

Insistió en que Kim es un “negociador digno” y que tenía una “gran personalidad y muy inteligente, una buena combinación”, según Eliana Johnson. Y que los dos se encontrarán muchas veces más.

El Washington Post destacó el contraste entre la afable cumbre de Singapur con lo ocurrido horas antes en Canadá:

“Las banderas de Estados Unidos y Corea del Norte enmarcaron la improbable distensión entre dos hombres que a comienzos de año se lanzaban insultos entre sí y parecían estar al borde de la guerra nuclear. El extraordinario cuadro era un marcado contraste con lo que había sucedido tres días antes y a medio mundo de distancia en Canadá, donde un amargado Trump se sentó con aire severo, con los brazos cruzados y la cara impasible, mientras los líderes de los aliados occidentales más antiguos de Estados Unidos le rogaban que no rompa el orden mundial establecido con sus políticas comerciales de represalia”. https://wapo.st/2HFrDIE

Y The New York Times publicó un artículo cuyo título resume el recordatorio: “Atrocidades bajo Kim Jong-un: adoctrinamiento, gulags penitenciarios, ejecuciones” https://nyti.ms/2JHY7XP

Dos tuits críticos

Uno, de Christina Wilkie, de CNBC: “Al permitir solo sus intérpretes, Trump y Kim no dejaron a nadie que verificara lo que acordaron en la reunión. Los expertos en políticas están de acuerdo, esto probablemente sea malo para el mundo. Pero para Trump y Kim, que construyeron imperios en narrativas ficticias, está bien. De hecho, es lo ideal”.

El otro: “Trump y Kim acaban de permitir que las cámaras de televisión del gobierno de Singapur entren en su almuerzo, pero no el grupo de la Casa Blanca. Trump le preguntó a Host TV: ´¿Tomaron una buena foto, para que nos veamos bonitos, guapos, hermosos y perfectos?´”.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.