Prisión preventiva de un año contra Víctor Alexander Portorreal, acusado de asesinar pareja e hijastros

Que se encomiende a Dios por lo que va a necesitar, dice la fiscal Yeni Berenica al imputado Víctor Alexander Portorreal
Romilka Pérez - 12 de febrero de 2018 - 4:14 pm - Deja un comentario
Foto: Edgar Hernández / www.acento.com.do El imputado luego de cometer el hecho el pasado domingo 4 de febrero, robó una Tablet, propiedad de los infantes para empeñarla por RD$500 y con ellos irse a la playa junto a una amiga.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El juez del juzgado de Atención Permanente del Palacio de Justicia Ciudad Nueva, José Alejandro Vargas, dictó un año de medida de coerción contra Víctor Alexander Portorreal Mendoza (a) Chamán Chacra, acusado de matar a su pareja y los tres hijos de ésta, el domingo pasado en el sector Enriquillo del Distrito Nacional.

El encartado deberá cumplir la coerción en el Centro de Corrección y Rehabilitación de San Pedro de Macorís, medida que fue solicitada por la fiscal del Distrito Yeni Berenice Reynoso, en representación del Ministerio Público.

Al dictar coerción, el magistrado Alejandro Vargas cuestionó al imputado diciendo;  ¿Usted cree que tiene alma, usted cree que tiene corazón. Usted cree que es un ser humano?

Consternado por el crimen mientras conocía las pruebas presentadas por el Ministerio Público, el magistrado apuntó diciendo…”Mírame a los ojos Víctor… la verdad que no sé si comparar al imputado con el famoso criminal estadounidense Charles Mason o Hitler o si comparar a estos dos con Portorreal Mendoza”.

En los argumentos expuestos por el Ministerio Público salió a relucir que el imputado luego de cometer el hecho el pasado domingo 4 de febrero, robó una tablet, propiedad de los infantes para empeñarla por RD$ 500 y con ellos irse a la playa junto a una amiga de nombre Alexandra Tejada, a quien posteriormente confesó que “algo malo había hecho con su familia”, pero prefirió no dar detalles.

En su argumento, Reynoso puntualizó que el  agresor tiene un total desprecio por la vida humana, por lo que rechazó con antelación toda tesis que pudiese sostener la defensa del imputado de querer atribuir demencia y locura como solvencia de una posible libertad.

Reynoso dijo que no sabe si el imputado cree en Dios, pero que se encomiende a él por lo que va a necesitar aunque no crea en él, refiriendo a Dios.

“La madre ultimada de múltiples estocadas y el niño colgado y las dos niñas violadas antes de ser asesinadas, es la escena más dantesca que he visto en 14 años en el Ministerio Público”.

Sostuvo que con rostro pasivo y frío el imputado accedió a dar su declaración en presencia de un abogado.

Califica petición ridícula

La fiscal Reynoso, llamó ridícula la petición que hizo la defensora de Portorral, Yohana Encarnación, quien había solicitado al magistrado Vargas que se declare desierta la solicitud de medida de coerción, alegando que su defendido fue expuesto en los medios de comunicación.

Reynoso, atacó diciendo que en un crimen horrendo no se puede coartar el derecho a la prensa, ni jugar con el dolor de una familia, por lo que pidió a la abogada a tener respeto y no hacer uso de peticiones graciosas.

Asesinato

Víctor Alexander Portorreal habría asesinado a su pareja Reyna Isabel González el domingo 4 de febrero, y ese mismo día le quitó la vida a sus dos hijastras, con edad de 6 y 10 años, a las que violó antes de asesinar y al día siguiente quitó la vida del varón ahorcándolo con dos corbatas de un tubo en una de las habitaciones de la vivienda.

Se recuerda que las víctimas sin vida fueron encontradas por el reporte que hicieron vecinos a las autoridades debido al hedor que emanaba desde la vivienda.

 

 

 

 

 

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.