Nuevas Rutas de la Seda, un “Plan Marshall chino” para el siglo XXI, y Latinoamérica quiere entrar

Latinoamérica busca su lugar en el nuevo mundo diseñado por China
Servicios de Acento.com.do - 13 de mayo de 2017 - 12:00 pm - Deja un comentario
Foto: Archivo/Acento.com.do/Modelo china luciendo un traje de seda.

Pekín, 12 may (EFE/Tamara Gil).- China rememorará este fin de semana su época imperial en una suerte de cumbre de líderes internacionales en la que presentará oficialmente su nuevo plan para el mundo: una “Nueva Ruta de la Seda” modernizada, en la que Latinoamérica quiere estar presente.

Cuando Pekín lanzó la idea en 2013, los países de Latinoamérica aún no habían salido a escena, pero hoy buscan asegurar su lugar en el nuevo mundo que China trata de dibujar a través de este proyecto de inversiones, especialmente en infraestructuras.

Mandatarios de 29 países participarán el domingo y lunes en el primer foro que se celebra sobre las “Nuevas Rutas de la Seda”, entre ellos los presidentes argentino, Mauricio Macri, y chilena, Michelle Bachelet, además de representantes ministeriales de otros países de la región.

Tanto Macri como Bachelet evidencian el peso de Latinoamérica en la cita y su intención de participar en la iniciativa, que en principio busca mejorar la conectividad entre Asia, Europa y África.

“El proyecto ha evolucionado mucho y lo que China está planteando es una perspectiva de desarrollo internacional que incluye como elementos centrales el desarrollo de infraestructuras y de la conectividad (…). China lo ha puesto sobre la mesa e incluye a otras regiones. Y para Sudamérica, en particular, ésos son temas centrales”, explicó hoy a Efe el embajador de Chile en Pekín, Jorge Heine.

Bachelet y Macri vendrán con una agenda clara: incluir sus propuestas en el plan chino y sellar su incorporación al Banco Asiático de Inversión e Infraestructuras (BAII), una de las herramientas creadas por Pekín para financiar los proyectos.

En el caso de Macri, el presidente argentino sugerirá a su homólogo chino, Xi Jinping, dos cosas: incluir en su plan la hidrovía Paraguay-Paraná y contar con Argentina en su programa en África.

“Lo que propone Macri es que, en este proyecto (con África), triangulemos cooperación con la Argentina en dos campos: aprovisionamiento de alimentos (…) y en la asistencia al desarrollo tecnológico”, comentó a Efe el embajador de Argentina en China, Diego Ramiro Guelar.

Bachelet, por su parte, tratará de impulsar la instalación de un cable de fibra óptica submarino a través del Pacífico, de China a Chile, lo que llevaría, físicamente, las “Nuevas Rutas de la Seda” a las Américas, destaca el diplomático chileno.

“Hay 50 de estos cables que cruzan el Atlántico norte, pero no hay ninguno entre Asia y Sudamérica. Es una situación absurda. Ahora, las comunicaciones de internet entre China y Sudamérica tienen que pasar por Norteamérica, lo cual lo hace más lento, más costoso”, apunta.

En un momento de desafíos proteccionistas en Europa y Estados Unidos, los países de la región ven la política de China como un intento de relanzar la globalización.

De ahí que en la reunión que comenzará el domingo Latinoamérica deba apostar por la creación de “mecanismos que permitan la inserción comercial de América Latina dentro del mercado de China y, a través de esa iniciativa, al resto del Asia”, considera el embajador de Perú, Juan Carlos Capuñay.

Para Perú, que ya es miembro del BAII, sin “conexión física” entre ambas zonas es crucial la “conectividad institucional” y el comercio electrónico.

México, una de las mayores economías de la región, de momento se abstiene de involucrarse de lleno en las “Nuevas Rutas de la Seda”, aunque permanece atento a las oportunidades y los desafíos.

“Va a haber un impacto regional, que sin duda estamos observando, que abre una nueva zona de integración en países que hasta ahora no se estaban incorporando en las corrientes globales de gobierno”, apuntó hoy el embajador de México en China, José Luis Bernal.

“El reto que tenemos que observar es cómo la atención a la región (de las “Nuevas Rutas de la Seda”) desvía o no recursos financieros que estarían en competencia con los recursos que nosotros queremos”, añade el diplomático, que apuesta por reforzar los mecanismos de cooperación en América Latina.

En cualquier caso, hay que recordar que ésta “es una iniciativa importante, pero no la única”, opina el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay, Tabaré Aguerre, de visita en China.

“Vivimos en un mundo donde proliferan los acuerdos en bloque”, incide Aguerre, con la vista puesta en el acuerdo que el Mercosur negocia con la Unión Europea. EFE

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.