Renunciar sería la mejor manera en que Trump saldría de su atolladero

La mayoría de la gente piensa en el "soborno" enumerado en la constitución como una base para el impeachment como la toma de un soborno, y éste ciertamente es real. Pero igualmente importante es ofrecer un soborno.
Servicios de Acento.com.do - 17 de julio de 2017 - 1:00 pm - Deja un comentario
Foto: Evening Standard/Donald Trump Jr y el presidente Donald Trump.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.-Ante las crecientes complicaciones que se presentan al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por sus contactos y vínculos con espías de Rusia, observadores políticos consideran que una salida honrosa para el gobernante sería renunciar e irse a su casa.

Así lo plantea, por ejemplo, Philip Bobbitt, de Evening Standard, quien describe el enmarañado escenario político al que se enfrente en estos momentos del presidente Donald Trump, en medio de una creciente tensión.

Como lo observa Bobbitt, un pedazo del iceberg que está en gran parte oculto se rompió esta semana y flotó hasta la superficie de la conciencia pública. Donald Trump Jr. reconoció haber recibido un correo electrónico en el que afirmaba que el gobierno ruso estaba dispuesto a ofrecer “información de alto nivel y sensible” como “parte del apoyo de Rusia y de su Gobierno al señor Trump” que incriminaría a Hillary Clinton. Trump Jr. se dispuso a recibir la información en una reunión a la que asistieron él, su cuñado Jared Kushner y el director de campaña de su padre, Paul Manafort, que, finalmente, resultó decepcionante.

Como dijo el exdirector de Inteligencia Nacional James Clapper esta semana: “No puedo creer que este intercambio represente todo lo que hay (…) Nos dirigimos a una crisis constitucional”. ¿Dónde estaría el final de una crisis tal?

Una segunda posibilidad es la acusación por la violación de una ley penal,  como la Ley de Espionaje, mentir a un oficial federal, el soborno del perjurio o la obstrucción de la justicia.

Una posibilidad es el impeachment, la impugnación. Aunque la mayoría de la atención se ha centrado en la culpabilidad del Presidente por haber obstruido la justicia al intentar frustrar la investigación del FBI sobre la conexión con Rusia, una posibilidad más prometedora es la acusación de soborno. La mayoría de la gente piensa en el “soborno” enumerado en la constitución como una base para el impeachment como la toma de un soborno, y éste ciertamente es real. Pero igualmente importante es ofrecer un soborno.

Al determinar que el jefe del FBI, James Comey, deseaba continuar en su puesto, el Presidente se acercó peligrosamente a violar la constitución cuando dijo que “pensaría en ello”, y planteó el tema de Comey que puso fin a la investigación sobre Rusia. De hecho, la oferta de tal soborno constituyó uno de los cargos en el juicio de Richard Nixon cuando se alegó que ofreció una promoción judicial a un juez por un trato favorable en el tribunal.

Una segunda posibilidad es la acusación por la violación de una ley penal,  como la Ley de Espionaje, mentir a un oficial federal, el soborno del perjurio o la obstrucción de la justicia. Sin embargo, puesto que un Presidente en funciones no puede ser acusado y sólo puede ser procesado una vez que haya sido destituido− o terminado su mandato− esto es por el momento poco probable.

La posibilidad más probable es la dimisión del Presidente, como consecuencia de la persecución penal de sus hijos. Cualesquiera que sean sus objetivos políticos, desde hace mucho tiempo ha quedado claro que la creación de una dinastía −habiendo destruido las dos dinastías políticas reinantes en la última campaña− es su mayor objetivo. La renuncia, tan remota como parece ahora, bien podría ser una elección que el Presidente haría para salvar a sus hijos de la cárcel, y a sí mismo de futuras acusaciones.

¿Los perdonaría el Presidente? Si lo hiciera, sellaría su impugnación y su propia acusación.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.