¿A usted no le da una tremenda rabia?

¿A usted no le da una tremenda rabia que las computadoras que compró el Estado dominicano con nuestro dinero sean unas chatarras y que nos embobaron como siempre en una materia tan delicada como la electoral?

¿A usted no la da un patatús al corazón que los corruptos de Odebrecht anden vivitos y coleando después del show de mal gusto que montó el flamante Procurador de la República y que, como país clave en la trama de sobornos, no tengamos ni un solo inculpado detrás de las rejas?

¿A usted no le da pánico la desaparición de Quirinito y la desfachatez con la que este señor burló todas las autoridades, comprando a todos los que pudo comprar, para luego volatilizarse del suelo dominicano?

¿A usted no le asombra que haya partidos que no hayan todavía podido ponerse de acuerdo internamente sobre las primarias internas de los partidos?

¿A usted no le preocupa que, al iniciar el segundo año del segundo mandato del presidente Medina, se esté afirmando y desmintiendo que se está preparando una nueva modificación de la Constitución para permitirle un tercer mandato?

¿A usted no le indigna que la consigna del PLD sea “Servir al partido para servir el pueblo” y que sus dirigentes se hayan servido antes del pueblo?

¿A usted no le extraña que en el Presupuesto de 2018 se le asignen 1,140 millones de pesos adicionales a la Vicepresidencia de la República para construir una Ciudad de la Mujer para ejecutar funciones correspondientes a la Procuraduría General de la República y al Ministerio de la Mujer?

¿A usted no le sorprende que la Presidencia de la República gaste mucho más dinero en reforestación que el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales?

¿A usted no le irritan las botellas, la corrupción, la impunidad y el malgasto del gobierno, mientras faltan recursos para garantizar los derechos de todos los dominicanos y dominicanas?

Si todo eso le asusta, le preocupa, le choca, le indigna o le llama poderosamente la atención, apórtele al cambio impostergable a través de las pequeñas y grandes acciones que usted pueda realizar. Haga oír su voz a favor de un cambio.”

¿A usted no le da pena ver que por décima vez se pone en marcha un plan contra los feminicidios cuando a cada hora se denuncia un acto de violencia contra la mujer?

¿A usted no le choca que se gaste dinero en cambiar los uniformes de los estudiantes antes de mejorar la calidad de la enseñanza como si estuviéramos en un país rico?

¿A usted no le llama poderosamente la atención que la República Dominicana sea uno de los cinco países del mundo donde no se permite la interrupción del embarazo por ninguna razón?

¿A usted no le choca que seamos unos de los países de América Latina con más adolescentes embarazadas y muertes neo natales?

¿A usted no le intriga como el PIB de nuestro país ha crecido para beneficio de unos pocos mientras se profundiza el abismo entre ricos y pobres?

Si todo eso le asusta, le preocupa, le choca, le indigna o le llama poderosamente la atención, apórtele al cambio impostergable a través de las pequeñas y grandes acciones que usted pueda realizar. Haga oír su voz a favor de un cambio.

encuesta

¿Cree usted que los jueces de la Suprema Corte debieron de inhibirse en caso Odebrecht ante cuestionamientos de la defensa?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.