El Sol Naciente

Las primarias como pretexto

La tardanza no se hizo esperar, pasaron más de tres lustros, cuando analizando las sucesivas tomas del poder por el Partido de Gobierno, me atreví a pronosticar que de tanto anidar poder exasperado, el PLD podría como la serpiente atorado provocarse una “jartura” que su vientre explotara en división.

Los contertulios lo negaban olímpicamente, argumentando su férrea disciplina y la composición de una estructura de cuadros cualificados. Desconocían el principio básico de la política, de que no vale la amistad, familiaridad y compañerismo en la lucha por el poder, porque todas esas intimidades caen hechas añicos: los amigos de hoy, pueden ser los enemigos de mañana y a la inversa. Es un principio axiomático de la política en todos los rincones del mundo a través del decurso histórico.

Por allá en 1973 a raíz de la incursión en el País por la Guerrilla de Caamaño, ya Caamaño en virtual desventajas frente a las tropas regulares de las Fuerzas Armadas Dominicanas, se le pidió en la prensa pública a su padre Fausto, en su calidad de General balaguerista, que impidiera su muerte intercediendo ante el Presidente Balaguer, a lo que éste se negó.

Alguien  interpretó  “que las clases sociales pesan más que la sangre”. Un indicio incontrovertible de la primacía de la conquista del poder en cualquier circunstancia. La historia lo atestigua con miles de situaciones recogidas en las páginas de la historia.

Con las primarias se está jugando un punto focal por la lucha por la candidatura presidencial del Partido a fin de oficializar uno u otro su proyecto político en las todavía medio lejanas Elecciones Nacionales del 2020

El que crea que tiene amigos en la sombra del compañerismo político está gravemente equivocado por desconocer, pecando de ignorante, la realidad palmaria que se presenta cada día en los conflictos políticos.

La hora le ha llegado al PLD, provisto de exasperado patrimonio financiero y espacio de poder como ningún otro partido gobernante; causa de muchos males por lo que pasa la sociedad dominicana actual, llevado por la intimidación de que la facción del inquilino anterior reproduzca  esas mismas ansias contra la otra que, pues el Presidente Danilo Medina y sus colaboradores se opondrían a tal designio, no por los agravios personales, sino políticos.

Esta situación podría desencadenar que en eventual retorno de Leonel Fernández al solio presidencial, la represalia no se haría esperar, no sólo por lo de Quirino, sino por otras innumerables variables, entre las que se cuentan la marginación de los suyos en la administración del Estado.

Dos facciones hacen resquebrajar el partido oficial en la repetida toma del poder, vendrán situaciones no advertidas todavía que dejaran estupefactos a muchos incrédulos, de alianzas y desalianzas.

El manido tema de las Primarias en la Ley de Partidos Políticos, parece un tema insignificante y de puras palabrerías, pero en realidad no es así, esconde la polémica un problema muy crucial.

En primer lugar con las primarias se está jugando un punto focal por la lucha por la candidatura presidencial del Partido a fin de oficializar uno u otro su proyecto político en las todavía medio lejanas Elecciones Nacionales del 2020.

En las Primarias hay una polémica al parecer insalvable porque se juega el destino de quien “amarra” como mejor opción a salir airoso de las mismas y alzarse con la candidatura presidencial.

Es obvio que el gobierno y sus voceros de toda laya las desean abiertas para arrastrar personas ajenas a los militantes del Partido; Leonel y su gente juegan a que sean cerradas para un mejor control de los votantes partidarios y por no disponer en estos momentos de los recursos clientelistas del Estado al mismo nivel que el danilismo. Esa es la verdadera situación que tranca el juego. Quien tiene el poder maneja a su antojo la administración clientelista, y bien lo sabe Leonel con su experiencia de doce años gobernando. Todavía resuenan en sus oídos aquellas palabras de Danilo: el Estado me venció.

Mi apreciación como analista de conformidad con la democracia, la institucionalidad del país y la equidad en materia de participación igualitaria, es que el Congreso deje libre a los Partidos a elegir su estrategia de selección, lo que resultaría saludable para consolidar procesos transparentes de cara a unas Elecciones Limpias sin intervención clientelista.

Las Primarias abiertas constituyen un subterfugio abrazado por los voceros del Gobierno, con la apariencia falaz de servir a una mayor expresión democrática.

Una polémica tan aguda como la que se lleva a cabo, con todos los cañones, es una demostración evidente del engaño que ella implica en desmedro de la oposición y el propio sector de Leonel.

La ganancia está en la cancha del Gobierno con el conocimiento cruel de la aplicación del espacio clientelista del Estado, que aplica con especialismo el Gobierno en los llamados “planes sociales”, que busca insistentemente préstamos en organismos internacionales; las designaciones de funcionarios infuncionales para atraerlos a su fila y el uso indiscriminado de asignaciones en el servicio exterior. No hablemos de los contratos jugosos a personas y empresas para comprometerlos con recursos en la campaña.

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Contáctanos vía WhatsApp y haz tus denuncias aquí