Octubre

Guillermo Cifuentes - 11 de octubre de 2017 - 12:09 am - Deja un comentario

“Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo…. del miedo al cambio.”

Octavio Paz

Estaba estudiando acerca de las primarias cuando debí asumir que estoy muy cerca de proponer un producto político absolutamente endémico: la “primariofobia”. Por favor, si alguien puede publique, envíeme artículos científicos, de divulgación, panfletos o pasquines publicados fuera de República Dominicana y que sus autores no sean dominicanos, que afirmen que la modalidad de primarias afecta a la democracia, daña a los partidos, impide el funcionamiento de los sistemas políticos democráticos y hasta viola el artículo 20 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas.”

El estudio del proceso que se vivió cuando se aprobó la Ley de primarias en el año 2004 es condición para entender lo que ocurre hoy, nada, absolutamente nada nuevo bajo el sol. Es de las más evidentes muestras de la gobernabilidad balagueriana encargada a los grupos de presión y a políticos cooptados. A medida que revisaba información que parece reciente puesto que varios de los personajes todavía conservan sus puestos o están en otros de nivel similar, cuando reparé, y lo expongo a sus particulares puntos de vista, que lo que hay es sobre todo, antes y ahora, un coyunturalismo absolutamente inapropiado cuyos resultados son obvios, una transición negada a que a la más mínima seña democrática se le permita entrada al entramado institucional.

Los argumentos ya no vale la pena ni recordarlos, especialmente si se anotan como obstáculos insalvables el clientelismo, el uso de los recursos del Estado, las tarjetas y la Junta Central Electoral. Así las cosas seguro que no habrán primarias ni elecciones competitivas el 2020 puesto que será uno sólo el candidato.

Deberían ver, para extrañarlos en el debate actual, los planteamientos de Tirso Mejía Ricart incluso polemizando con nombre y apellidos con analistas de antes y ahora, un festín.

Leí la carta del Procurador (hoy Ministro de Medio Ambiente) solicitando a la Suprema Corte que declare inconstitucional la Ley de Primarias, hoy no se conoce su posición y según el periódico “Hoy” del 14 de enero de 2005 así le contestaron: “Los voceros de los bloques de diputados de los partidos de la Liberación Dominicana (PLD) y Revolucionario Dominicano (PRD) calificaron ayer como “interesada” la opinión del procurador general Francisco Domínguez Brito, sobre la Ley de Primarias. Elías Serulle (PLD-Santiago) y Ramón Agramonte (PRD-La Romana), coincidieron en que Domínguez Brito le hace un flaco servicio a la democracia, cuando recomienda anular la Ley 208-04 que establece el sistema de Elecciones Primarias, por supuesta inconstitucionalidad.”

El Presidente del Senado, el mismo, se declaraba opositor decidido a la Ley de Primarias, “Señaló que los informes de especialistas en materia electoral que han sido consultados confirman que muchos de los conceptos de la Ley de Primarias son inaplicables.”

Participación Ciudadana entregaba una ley “mejorada” y seguramente consensuada en el lugar equivocado, tanto que la Junta Central Electoral (JCE) le pedía a los cívicos que no se prodigaran en exceso y que la iniciativa legislativa de la Junta era una facultad irrenunciable.

El actual vocero del PRM, en ese tiempo Presidente de la Cámara de Diputados, era uno de los más decididos defensores de la primarias abiertas: “Consideramos la Ley de Primarias como positiva para la democracia interna de los partidos y no aceptaremos que se busque su simple eliminación, como aspiran las cúpulas.”

El brazo armado de la institucionalidad (FINJUS) y su perenne director, el doctor Servio Tulio Castaños Guzmán, le ponía candela al debate afirmando “que con la Ley de Primarias el sistema de partidos políticos está cavando su propia tumba.”. Si se lee la declaración del pasado lunes 9, se verán notables cambios y abandono del lenguaje amenazador (descalabro, destrucción, etc.).

Por ese tiempo un argumento muy socorrido es la incapacidad de la Junta, lo que a juzgar por los periódicos de estos días no ha sido superada. El costo era también motivo. Doña Milagros denunciaba que la Junta estaba sobrevaluando las primarias para financiar la modernización del Registro Civil y manifestaba que: “la oportunidad, por no decir el oportunismo, daña las mejores cosas que puede haber en el mundo pero creo que esa ley es positiva, un paso de avance y que se le puede buscar una salida con un reglamento”.

A la hora de la raya para la suma, los críticos, que resultaron vencedores pues la ley fue declarada inconstitucional (¡¡completa!!) por la misma corte de la Sun Land, pueden estar orgullosos, las convenciones, no las primarias, dejaron dominicanos muertos, derrotados por el Estado, y víctimas de fraudes: “… de Camps, Abinader y Ramón Alburquerque organizaron una convención para la escogencia de entre ellos del candidato presidencial de ese sector del PRD. De ese proceso, de Camps fue proclamado candidato presidencial. Abinader y Alburquerque acusaron a De Camps de haber cometido fraudes en su contra.

Hay algo que no deben olvidar, que los diarios viejos serán documentos a la hora del fin de la impunidad política, pues están en su derecho a oponerse a una ley, a lo que no tienen derecho para siempre, es a impedir el cambio político, pues impidieron la ley para que quede todo igual, ¡Igual que ahora!

Como quiero cambiar de tema, antes debo precisar cuatro puntos respecto a las primarias abiertas, voluntarias, simultáneas y vinculantes.

El carácter de vinculante de las primarias asegura frenar el transfuguismo. La JCE debe inscribir “de oficio” como candidatos o candidatas a quienes ganaron las primarias y, por supuesto, negar la inscripción de los perdedores aun cuando lo intenten en otro partido.

El uso del padrón de la JCE (Universal) no elimina a los padrones partidarios, estos últimos deben ser parte del padrón universal de forma tal que puedan ser identificados los militantes a los que a la hora de votar se les debe entregar una papeleta que solo les permita votar por los candidatos de su partido.

Quienes más se beneficiarían con la modalidad de primarias abiertas que permitan los pactos, son los partidos minoritarios. Por ejemplo (es un ejemplo), la Fuerza Nacional Progresista y el Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano podrían perfectamente elegir su candidato o candidata mediante primarias si esta modalidad logra imponerse. De otra manera, estos pequeños partidos de derecha difícilmente podrían avanzar en procesos de acuerdos electorales con soporte ciudadano.

Finalmente ante el eterno temor a la incapacidad de la JCE, como suele usarse en las leyes se podrá incorporar un artículo transitorio que establezca que para las elecciones del año 2020 sólo podrán someterse a primarias los candidatos a la presidencia y al poder legislativo.

En eso estaba cuando el calendario acusó que estamos en octubre, el mes de Ernesto Guevara, de Miguel Enríquez, de José Luis Felmer Klenner, mi amigo desde la infancia en 5º de primaria, en el bachillerato, en la militancia adolescente y en los primeros años de universidad. Cuenta el Informe Rettig a quienes no lo conocieron, que era soltero, de veinte años de edad. Estudiante de Agronomía. “Fue detenido el 20 de septiembre de 1973 en el Asentamiento El Toro de Puerto Montt, por efectivos del Ejército, de Carabineros y de la Fuerza Aérea. Fue sometido a Consejo de Guerra en el que se transgredió las normas legales y ejecutado el día 19 de octubre”.

Me ayudó a anotar este recuerdo, el reciente Nobel Kazuo Ishiguro: “En épocas como esta en que la gente es cada día más pobre y los niños que vemos por la calle están cada día más enfermos y hambrientos, lo último que debe hacer un artista es encerrarse a pintar cuadros de prostitutas.”

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.