Fogaraté

Sin celular no existo

Informo solo por este medio que temporalmente he dejado de ser persona. Es más, por el momento no existo, pues se me ha dañado el celular y, por tanto, no tengo guasá, feibú, tuiter, intagram, gimeil, blutú y los demás inventos que hacen que uno sea gente. Ahora sólo puedo llamar por teléfonos públicos o de oficinas, o desde alguna casa (si es que me lo prestan); mandar telegramas (si  todavía se puede); escribir cartas por correo (a ver si llegan en una semana); hacer señales de humo o ir a hablar con cada quien en su casa, como era antes (que, por cierto, es la mejor forma de comunicarse).

encuesta

¿Ha leído usted la ordenanza del Ministerio de Educación para la equidad de género?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.